Lo ÚltimoResponsabilidad Social

Esta iniciativa apoya a los niños con cáncer a través de ‘hot cakes’

A través del National Pancake Day, la AMANC espera recaudar recursos cercanos a los 580,000 pesos para ayudar a los niños con cáncer en México.

07-03-2017, 4:49:53 PM
IHOP/AMANC

Nadie se encuentra preparado para enfrentar algún tipo de cáncer y, mucho menos, cuando se trata de un niño. Hace más de 30 años, Guadalupe Alexandre recibió el cruel diagnóstico de la enfermedad que padecía su pequeño hijo Pablo: Leucemia.

Después de luchar contra el cáncer que padeció Pablo, Guadalupe se dio cuenta de la tragedia que viven los niños y sus familiares al no poder pagar el tratamiento y los gastos asociados. Esta madre mexicana no se quedó con los brazos cruzados y en memoria de su hijo decidió fundar la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) en 1982.

Hoy, la AMANC tiene presencia en 23 estados de la República Mexicana, pero mantiene alianzas con organizaciones en las entidades en donde no tiene presencia directa.

El gasto que realiza la AMANC en la atención de un niño con cáncer asciende a 200,000 pesos anuales, lo que incluye la atención médica y gastos asociados al apoyo de traslados y hospedaje, que incluyen a los padres del menor.

“Aunque el Seguro Popular da los medicamentos, ellos no dan prótesis ni los medicamentos que no son oncológicos, los cuales hacen que la vida de los niños sea mejor”, dice en entrevista Guadalupe Alexandre Castillo, fundadora y presidenta de la AMANC.

Durante 2016, la asociación apoyó a 420 niños que fueron atendidos en la capital del país, mientras que a nivel nacional fueron 2,750 familias.

El apoyo a los niños con cáncer no es una tarea sencilla para la organización que preside Guadalupe Alexandre, pero ha encontrado el apoyo de una empresa estadounidense que no detiene sus iniciativas y que quiere apoyar a los menores mexicanos a través de sus pancakes.

Por cuarto año consecutivo, la cadena de restaurantes IHOP apoyará este 7 de marzo a los niños con cáncer, ya que el consumo total de los Buttermilk Pancakes de este día será donado a la AMANC.

National Pancake Day es una iniciativa global de IHOP para apoyar causas benéficas en las regiones en donde tiene presencia. En México, la campaña se encuentra presente en 35 restaurantes en todo el país.

“Nos da muchísimo gusto que empresas como IHOP se pongan las pilas en cuanto a responsabilidad social”, dice Alexandre Castillo.

Asimismo, los 1,500 colaboradores de la cadena de restaurantes se han convertido en embajadores de AMANC, por lo que realizan visitas a las instalaciones que albergan a los niños en tratamiento por algún tipo de cáncer.

Baja California, Sonora, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Michoacán, Guanajuato, Veracruz, Chiapas, Morelos, Ciudad de México y Estado de México son parte de los estados que participan en la campaña que oferta los Buttermilk Pancakes por un costo de 29 pesos.

El año pasado, el Pancake Day logró la venta de 10,000 órdenes, mientras que este año se espera que se vendan 20,000 órdenes, lo que traería un donativo por cerca de 580,000 pesos.

“Tengo un hermanito que a los 13 años padeció cáncer y esta es una causa muy importante para mí. Entiendo el apoyo que se necesita”, asegura Daniel Del Olmo, presidente de DineEquity Internacional, propietaria de la franquicia de IHOP.

El National Pancake Day tiene una tradición de 11 años en Estados Unidos, país en donde nació IHOP, y ha proporcionado recursos por más de 20 millones de dólares para causas benéficas en 16 naciones.

“Ese granito de arena que aportes hará la diferencia con el apoyo de todos. Nuestro propósito es difundir esta causa. Los niños son nuestro futuro”, dice William Urrego, vicepresidente de regional de IHOP.

Sobre la donación de Calderón

Guadalupe Alexandre está segura de que la causa que impulsa requiere el compromiso de toda la sociedad.

El pasado 27 de febrero, Felipe Calderón, expresidente de México, donó su pensión vitalicia a la Fundación Aquí Nadie se Rinde, enfocada al apoyo de niños con cáncer, que permitirá la recepción de recursos mensuales por 205,000 pesos.

Sin embargo, Alexandre Castillo cree que se requiere hacer más por los niños con cáncer, ya que es necesario involucrarse con las actividades de los menores que padecen esta enfermedad.

Ni Felipe Calderón ni su esposa Margarita Zavala visitaron las instalaciones de la AMANC, a pesar de las invitaciones que les fueron hechas durante su periodo presidencial (2006-2012).

“Esto no lo hacen personas (apoyar a los niños con cáncer), sino un conjunto de personas”, dice José Carlos Gutiérrez Niño, coordinador de Comunicación de la AMANC, quien acompaña a Guadalupe durante la conversación.

Guadalupe Alexandre está segura que la labor que realiza desde hace más de 35 años tiene sentido y es necesario enamorar a las personas de los niños mexicanos que luchan contra el cáncer. “Nadie ama lo que no conoce.”

Relacionadas

Comentarios