'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Esta empresa quiere curar el dolor con marihuana en México

La iniciativa para legalizar el uso medicinal de la marihuana deja dos ganadores: Las familias de la fundación Por Grace y las farmacéuticas como HempMeds. Ambas partes nos hablan de los potenciales beneficios.

25-04-2016, 3:01:46 PM
Esta empresa quiere curar el dolor con marihuana en México
Xóchitl Austria

Días antes de que el presidente Enrique Peña Nieto diera a conocer su iniciativa de reforma para regular el uso de la cannabis con fines medicinales, ya se perfilaban dos grandes ganadores que festejaron con alegría. Por un lado las familias de la fundación Por Grace y por otra las farmacéuticas.

“Un gran avance en cuestión medicinal, el primer paso siempre es el más difícil” dice Raúl Elizalde, padre de Grace de 8 años que sufre el síndrome de Lennox-Gastaut (una especie de epilepsia), y que tras una larga batalla en octubre de 2015 empezó a importar el medicamento que le ha devuelto a su hija algunas habilidades que había pérdido.

“Ayudará a muchas farmacéuticas a hacer investigación” dice Stuart Titus, CEO de HempMeds, una farmacéutica que ha distribuido ya a 11 familias en México, con receta y baja estrictos controles sanitarios, el aceite de cáñamo basado en cannabidiol RSHO-X (no psicoativo).

El pasado 21 de abril, el presidente anunció que envío al Senado una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud y al Código Penal para despenalizar el uso de los derivados de la cannabis con fines medicinales. La propuesta es autorizar el uso de medicamentos elaborados a base de marihuana o sus ingredientes activos y autorizar la investigación clínica con fines de registro para productos que contengan esta planta.

También puedes leer: Así propone Peña Nieto legalizar la marihuana en México

HempMeds ya se frota las manos

¿Ganan las farmacéuticas? “Yo podría decir que sí” asegura Titus, quien cuenta que en Estados Unidos hay muchas empresa que ya están haciendo investigación sobre los beneficios de los cannabinoides en enfermedades como Parkinson, Alzheimer, cáncer, dólar crónico, estrés postraumático, trastornos como déficit de atención, entre otros, y en Brasil, la propia farmaceútica cuenta con orgulo que las familias se agrupan en asociaciones para reportarle cómo van sus hijos con los tratamientos. “Y esperamos que haya permisos para que las empresas operen en México”, añade.

“Estamos bastante emocionados. Sabemos que Peña Nieto tuvo una posición en contra del uso de la marihuana y esto ha cambiado después del debate y esto irá muy bien para la industria y traerá mucho bienestar para aliviar el dolor de los pacientes” detalla Titus.

California, el referente del mercado

Desde cultivadores de marihuana médica hasta firmas de capital privado especializadas, otras de las empresas que ansían la aprobación de la reforma son BioTrackTHC, que provee software comercial para la industria del cannabis; Privateer Holdings, inversionista privado especializado en marihuana y la firma de investigación ArcView Group.

Sobre el tamaño que tiene el mercado potencial en México, se ha comparado con California donde el negocio del cannabis medicinal es de 10 y 12 mil millones de dólares, y se espera que después de las próximas elecciones donde se estaría aprobando el cannabis para uso recreacional ascenderá a 35 millones de dólares.

Privateer Holdings evalúa que el mercado legal de cannabis médico y recreativo en México valdría unos 1,700 millones de dólares anuales.

HempMeds se encuentra trabajando con otras farmacéuticas otros dos productos con derivados del cannabis; uno de ellos para la esclerosis múltiple, señala Titus al mismo tiempo que comenta que desean educar a los doctores con materiales didácticos sobre los beneficios del cannabinol.

“Nuestra compañía tiene planes de distribución en Monterrey y Ciudad de México. En tres o seis meses podemos tener una actividad más robusta, empleados y representantes médicos en México” adelanta Titus.

Cómo le cambió la vida a Grace

Graciela de 8 años y originaria de Monterrey tenía hasta 400 episodios de convulsiones diarios antes de que sus padres enfrentaran una larga lucha ante las autoridades sanitarias para lograr la importación del CW1A de la farmacéutica CW Botanicals producido a base de un extracto de planta entera de la variedad Charlotte’s Web con base a cannabidiol CBD para el tratamiento de epilepsia, registrado, de hecho, en Estados Unidos como un suplemento, no como un medicamento.

“El caso de nuestra hija es un caso de éxito. Ha logrado reducir en 80% sus crisis. Hoy mi hija es otra persona. Nos ha cambiado la vida este remedio”, aseguró Raúl, quien que en seis meses ha visto cómo Grace ha mejorado y ahora pasa más tiempo sentada, da pasos con ayuda y está volviendo a adquirir habilidades que había perdido por su enfermedad.

La familia Elizalde ganó en octubre de 2015 un amparo para que la Cofepris le autorizará la importación del medicamento, con receta médica, en el que gasta 250 dólares cada 50 días, el tiempo que le dura el medicamento, más el gasto aduanal, los impuestos y el gasto de envío.

De cambiar la legislación, Elizalde señala que habría producción nacional y bajarían los precios. Necesitamos remedios de acceso rápido, constante y seguro, producidos en México con investigación científica y siempre regulados por el gobierno”, afirma.

Así como esta familia, más de 30 padres con hijos con el mismo síndrome en México han hecho los trámites para recibir el medicamento y a la Fundación Por Grace se han acercado otras 500 personas.

¿Y el amparo de Rubicón?

La Suprema Corte de Justicia de la Nación negó un amparo a la empresa Comercializadora Rubicón, que buscaba que la Cofepris le permitiera utilizar la marihuana y el activo base THC para uso medicinal.

La empresa solicitaba la autorización para la siembra, cultivo, cosecha, elaboración preparación, acondicionamiento, adquisición, posesión, transporte, suministro, empleo, importación, exportación y comercialización de medicamentos y tratamientos a base del compuesto referido.

El fallo de la Corte se dio el 8 de abril argumentando que la actividad estaba prohibida por la Ley General de Salud; sin embargo, esto podría cambiar si se aprueba la reforma presentada la semana pasada.

 

 

Relacionadas

Comentarios