Estilo de VidaHistorias

Equitación, vocación de centauros

Entérate de cómo surgió este sofisticado deporte donde jinete y pasajero tienen que hacer bien su trabajo en conjunto para ganarse el oro.

14-01-2009, 5:00:00 PM
Equitación, vocación de centauros
Estilo Hoy

La equitación no es un deporte que se pueda practicar con una infraestructura mínima. 


Alrededor del año 400 a.C., los caballos comenzaron a ser excelentes aliados en el trabajo y la guerra. Así empezó un idilio con la especie Equus caballus que persiste hasta la fecha. Aunque el caballo nos ha acompañado desde la prehistoria, la equitación es mucho más reciente, sobre todo si entendemos esa práctica como “el arte de mantener el control preciso sobre un caballo y los distintos modos de manejarlo”. Aunque los Juego Olímpicos griegos tenían competencias ecuestres, en la era moderna no pasaron a formar parte del programa olímpico sino hasta 1912, en Estocolmo. Hoy en día este deporte es regido por la Federación Ecuestre Internacional.  


Hay muchos tipos de disciplinas ecuestres: desde el acarreo de ganado y la doma vaquera (que convierte en competencia el trabajo de campo realizado a caballo) hasta el volteo (ejercicios gimnásticos realizados sobre el lomo de un caballo en movimiento) y el enganche, o carreras de carruajes tirados por caballos.


Éstas son las tres disciplinas que se consideran deportes olímpicos:


Adiestramiento o doma: en esta categoría, también llamada dressage se trata de mostrar que caballo y jinete forman un equipo capaz de moverse con tanta naturalidad como belleza. El caballo debe obedecer las órdenes sutiles que le da  su jinete, incluyendo piruetas y rutinas coreografiadas con música. Hay quien describe el dressage como “caballos bailando ballet” –imagen que lo dice todo.


Salto: proviene de la caza del zorro, donde el caballo debe pasar por encima de arbustos, cercas y zanjas. En las competencias actuales, el caballo debe salvar obstáculos de distintos tipos durante el recorrido, siempre en orden requerido y sin derribar ninguna valla.


Prueba de los tres días: También llamada “militar”, y en inglés eventing, combina las dos anteriores más una de fondo o recorrido a campo traviesa (cross country). 


Atletas de cuatro patas
La equitación es el único deporte en el que un animal es compañero del ser humano. Ni jinete es un simple pasajero ni el caballo un mero vehículo: ambos tienen que hacer bien su trabajo para ganarse el oro. Eso significa que los atletas equinos reciben tanto cuidado y consideración como sus colegas humanos, si no es que más. Pero no cualquier jamelgo puede ingresar a este selecto club: la FEI exige que los caballos sean registrados por las federaciones nacionales, y cada cambio de propietario es rigurosamente notificado. Según su clasificación, los caballos pueden ser de competencia, de competencia internacional o de campeonato internacional. Las razas de estos súper caballos varían, pero predominan los pura sangre ingleses y españoles.  

Relacionadas

Comentarios