HistoriasPolítica y Sociedad

Ella es la primera candidata indígena a la presidencia de México

Los pueblos indígenas, respaldados por el EZLN, eligieron a María de Jesús Patricio Martínez como su vocera y futura candidata a la presidencia de México en 2018.

29-05-2017, 12:58:55 PM
Maria-de-Jesus-Patricio-Martinez-EZLN
Reuters.

Su nombre es María de Jesús Patricio Martínez. Tiene 53 años, es médico tradicional del estado de Jalisco y será la primera mujer indígena en aspirar a la presidencia de México en 2018.

Marichuy fue elegida por el Congreso Nacional Indígena (CNI) como vocera representante para las elecciones federales del próximo año y buscará un lugar en la boleta electoral con una candidatura independiente respaldada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

“La asamblea constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno del Congreso Nacional Indígena determinó por acuerdo de su Asamblea General, nombrar como vocera a la compañera del pueblo Náhuatl María de Jesús Patricio Martínez, quien representará la voz de los pueblos originarios del CIG en el proceso electoral del año 2018”, detalla un breve comunicado publicado por el Congreso la tarde del 28 de mayo.

Frente a mil delegados y concejales del CNI de 58 pueblos indígenas, provenientes de todas las entidades del país, la defensora de los derechos humanos rompió el paradigma de ser mujer e indígena en una Asamblea Constitutiva para conformar el Concejo Indígena de Gobierno.

Durante la reunión a puerta cerrada, que duró cerca de 25 horas en San Cristóbal de las Casas, también estuvo presente el subcomandante Galeano del EZLN, conocido anteriormente como el subcomandante Marcos. Durante toda la sesión, Galeano no pronunció palabra alguna.

Al recibir el bastón de mando del pueblo indígena O’otham en manos de Shanon River, Marichuy aseguró en su primer mensaje que representará dignamente a los pueblos indios de México, sin el deseo de sentarse en la “silla maliciada”.

Además, añadió, su participación en los comicios buscará “invitar a la sociedad civil organizada” a unirse contra el sistema que “nos está acabando”, al hacer alusión al despojo de tierras al que se han visto obligados diversos pueblos en todo el país.

Después de una oración del pueblo O’otham, la Comandante Miriam se acercó a la candidata para entregarle una estatuilla de la Comandante Ramona, símbolo de lucha y fortaleza de las mujeres zapatistas.

La niña que se convirtió en luchadora social

La futura candidata a la presidencia de México nació un 23 de diciembre de 1963, en la comunidad nahua de Tuxpan, Jalisco.

Estudió hasta el bachillerato, antes de que entrara en contacto de manera formal con la medicina tradicional. Durante su niñez y adolescencia, Marichuy observó cómo las mujeres de su comunidad, entre ellas sus tías y abuela, curaban enfermos de susto, espanto y otras enfermedades.

Sin embargo, cuando su madre perdió la movilidad de la cintura para abajo y tras años de intentar tratamientos médicos sin ninguna mejoría, María de Jesús decidió probar en 1990 con la medicina tradicional. Cuando su madre volvió a caminar, no hubo vuelta atrás con esa técnica.

En 1994, después del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, la comunidad de Tuxpan fue invitada a participar en un foro nacional indígena, que se realizó en San Cristóbal de Las Casas. En ese encuentro María de Jesús fue elegida como representante de su comunidad.

Gracias a su lucha en contra del machismo, defensa de derechos humanos y participación activa en los encuentros, la médico fue invitada a participar el 29 de marzo de 2001 en la Marcha  del color de la tierra y hablar en nombre de las mujeres indígenas ante el Congreso de la Unión, “para dejar en claro que el proceso de reconstitución integral de los pueblos indígenas del país es una tarea que incumbe tanto al hombre como a la mujer, en una misma lucha por lograr nuestra plena liberación”.

En 1995 se instaló en Tuxpan la Casa de Salud Calli Tecolhuacateca Tochan en la que Marichuy comenzó a colaborar con sus conocimientos de medicina tradicional y herbolaria. Gracias a ello, en mayo de 2015, le fue otorgado el premio al Mérito Tuxpanense por parte del ayuntamiento de ese municipio.

Relacionadas

Comentarios