El MundoLo Último

Elecciones en Francia, ¿Le Pen y el ‘Frexit’ pueden triunfar?

La popularidad del término “Frexit”, que hace referencia de a la salida de Francia de la UE, no para de crecer en Google por miedo a que la candidata de la extrema derecha, Marine Le Pen, gane las elecciones presidenciales.

21-04-2017, 6:30:42 AM
frexit le pen

El domingo se producirá la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia. Y, como se ha vuelto habitual en esta alocada época, en la que Trump y el Bréxit han demostrado que los mensajes más populistas sí pueden vencer en las urnas en los países desarrollados, los mercados y la economía global tiemblan una vez más ante la posibilidad de que los franceses opten por un extremista que lleve a otro país a abandonar la Unión Europea (UE) en menos de un año.

La popularidad del término “Frexit”, que hace referencia de a la salida de Francia de la UE, no para de crecer en Google por miedo a que la candidata de la extrema derecha, Marine Le Pen, quien quiere sacar a su país del euro y del club de los Veintiocho, gane las elecciones presidenciales en el país de la egalité y la fraternité. Actualmente es la segunda más popular, según varias encuestas.

Y una victoria de Le Pen podría significar “otra estocada”, en palabras de Jorge Sánchez-Tello, economista de FUNDEF, al proyecto europeo, que podría tener los días contados si se produjera la salida de Francia, segunda mayor población y economía de la UE (sin Reino Unido); que además es uno de sus miembros fundadores.

 

¿Puede ganar Le Pen?

Sí, por supuesto que puede. Marine Le Pen logra su apoyo de los sectores que están en contra de la inmigración, del desempleo y de los políticos tradicionales, ideas que alimentaron a Trump y al Bréxit.

“Desde la crisis de 2008 hay una fuerte insatisfacción en el mundo desarrollado con la clase política y el mercado laboral, unos factores que están dando alas a los populistas en todo el mundo”, indica Sánchez-Tello. Y, en ese sentido, Francia también vive un contexto del que Le Pen está sabiendo sacar provecho.

El desempleo no ha parado de crecer desde la crisis económica y ronda un nivel máximo del 10%, a la vez que han sufrido numerosos ataques terroristas de corte islamista en los últimos años -Charlie Hebdo, discoteca Bataclan, camión atropellando gente en Marsella y muchos más-. Y no hay que olvidar olvidar que unos 6 millones de sus habitantes son árabes, es decir, uno de cada diez franceses.

Es en este contexto en el que Le Pen promete cerrar fronteras a inmigrantes, proteger las industrias francesas frente al extranjero y recuperar soberanía perdida ante la UE. En otras palabras, Francia First.

El único punto flaco que hace menos probable una victoria de Le Pen es el sistema electoral con dos rondas de votaciones para elegir presidente, que, en principio, debilitaría la candidatura de la extremista si pasara a la segunda ronda.

Perfil: Marine Le Pen, la mujer que quiere imponer el estilo Trump en Europa

¿Cómo funciona el sistema electoral francés y qué puede frenar a Le Pen?

Hay dos rondas: una el domingo, en la que se presentan una decena de candidatos; y una segunda el 7 de mayo en la que participan los dos que obtuvieron más votos en la anterior. Es decir, la primera ronda funciona como una especie de filtro antes de la votación realmente importante: la segunda.

Este sistema afecta a una posible victoria de Le Pen porque la populista tiene opciones reales de ganar la primera vuelta, aunque fuera por un resultado ajustado. Pero si consigue pasar a la segunda, lo previsible es que los electores se decanten por “el otro que no sea Le Pen” para evitar un mal mayor.

Esto fue precisamente lo que ocurrió en las elecciones de 2002, cuando el padre de Marine, Jean Marie, fundador del Frente Nacional, quedó segundo en la primera ronda, en la que había unos 15 candidatos, con un 16.8 por ciento de los votos. Pero en la segunda obtuvo el mismo porcentaje frente a Jacques Chirac, quien a pesar de que no era muy popular entonces, recibió el apoyo del 82.2 por ciento de los franceses para bloquear la presidencia de Jean Marie Le Pen.

¿Quiénes son los candidatos que pueden frenar a Le Pen?

Para esta primera llamada a las urnas, la situación está muy reñida. Hay cuatro candidatos que obtendrán en torno a un 20 por ciento de los votos cada uno, según las encuestas más recientes.

Emmanuel Macron – Favorito en las encuestas. Candidato centrista.

François Fillon – Político de derecha. Fue primer ministro con Sarkozy. Salpicado recientemente por un supuesto caso de corrupción que está lastrando su candidatura.

Jean-Luc Mélenchon – Izquierda. Anti-globalización y anti-euro, aunque ha suavizado su mensaje en las elecciones.

Si Le Pen pasa la primera ronda y en la segunda se enfrenta con Macron o Fillon, lo probable es que uno do estos dos se convierta en el nuevo presidente de Francia. El peor escenario para la economía global sería que la decisión estuviera entre extrema derecha y populismo de izquierda, es decir, Le Pen Vs. Mélenchon.

El domingo tendremos los resultados de esta primera vuelta y quedaremos expectantes a ver qué ocurre en la segunda. Pero de ser estos dos últimos los candidatos más votados, podemos vaticinar que el lunes será nuevamente un día duro para la economía mundial y una nueva victoria para el populismo global.

Pero, sobre todo, sería otro duro revés para la Unión Europea, una organización, que con un presidente populista en Francia podría sufrir otro crochet (gancho) que podría significar un K.O. a la organización supranacional.

Relacionadas

Comentarios