Estilo de VidaHistorias

El talento multifacético de Chloe Sevigny

Chloe Sevigny es una rara avis del star system cinematográfico; su personalidad es su mejor aliado.

12-03-2009, 5:00:00 PM
El talento multifacético de Chloe Sevigny
Estilo Hoy

Modelo, actriz, diseñadora, mujer multifacética y de pocos limites. Así es Chloe Sevigny, una diva de gustos underground, pero no por eso, menos cool. Más que una actriz es algo así como una “rock star”, aunque su conexión con la música está más ligada a sus parejas que a ella misma. Su figura es potente y no deja a nadie indiferente.


Sevigny nació en un pequeña ciudad de Connecticut en 1974, y a los 18 años comenzó su carrera como modelo, con algúnos éxitos y portadas en diversas revistas especializadas. Tras su paso por el mundo del modelaje, su impronta de mujer fuerte le jugó a favor, ya que este aspecto le permitió dar el salto desde las pasarelas a la pantalla gigante.


En la industria cinematográfica, Chloe Sevigny se destacó por su buena disposición para interpretar papales que rompen esquemas. Debutó en la pantalla grande en el film Kids de Larry Clark, interpretando a una chica enferma de Sida. Luego de esto, actuó en diferentes cintas sin mayor relevancia, lo que la llevó a realizar algunos trabajos en el cine independiente donde compartió con el actor-director Steve Buscemi.


Sin embargo, esta chica famosa por ser el ícono preferido de las revistas que marcan tendencias quería más, y así protagonizó Seducción Letal (1998) del alemán Volker Schlondorff, y The last days of disco junto a Kate Beckinsale. Pero su reconocimiento definitivo fue en la película Boys don´t cry, interpretando a una joven que se enamora de otra mujer.


Y aunque el éxito para Sevigny no ha sido esquivo, ella no se detiene, y combina su trabajo entre producciones independientes y películas de mayor presupuesto, como por ejemplo Melinda y Melinda (Woody Allen, 2004) y American Psycho, (2000). Como musa del cine indie, acaba de presentar su segunda colección, correspondiente a la temporada otoño-invierno 2009/10, para la marca norteamericana Opening Ceremony.


Sus arriesgados roles femeninos en películas de escasa difusión (practicó una escena de sexo oral) le dan esa nota de frescura y rebeldía, que no opacan su valentía y calidad en el set. Su condición de rara avis en el mundillo del star system le entregan esa cuota de encanto, que sólo algunas pueden lograr.



 

Relacionadas

Comentarios