Estilo de VidaHistorias

El R8 de Audi llega a las pistas de carreras

Crear campeones es una estrategia comercial; para ti, es la posibilidad de tener 420 caballos en tu garaje.

26-01-2009, 5:00:00 PM
El R8 de Audi llega a las pistas de carreras
Estilo Hoy

Hay autos que, desde el papel, surgen con la intención de correr en circuitos profesionales y otros, como en el caso de la versión de carreras del Audi R8, que ruedan antes por las calles para después hacerlo sobre la pista.


La categoría GT (Gran Turismo) permite a los fabricantes relacionarse más directamente con sus clientes y aficionados, porque éstos pueden mirar sobre la pista el desempeño del mismo auto que han visto circular por la calle o que incluso conducen ellos al trabajo. Es por esto que bastó un empujoncito para que Audi se convenciera de que su R8 podía someterse al proceso de modificación que lo dejaría listo para la pista. Y el empujón vino nada menos que de los pilotos, quienes llenaron el buzón de sugerencias de la empresa con cartas donde le solicitaban que este modelo conquistara los podios. Así empezó la tarea.


Los elementos de diseño que más han cambiado en esta versión de carreras son los siguientes: al no tener que lidiar con los topes y baches del camino, su altura ha bajado unos centímetros del piso. En el motor, el toque lo da su V8 con sistema de escape de flujo directo y una potencia de 500 caballos de fuerza —80 más que su contraparte en la calle—.


Finalmente, otra diferencia está en el remate: un alerón trasero le permite transferir con mayor eficiencia el giro de las ruedas traseras al pavimento, ya que para cumplir con las reglas del grupo GT3 le han quitado la tracción permanente en las cuatro ruedas. El resto son, en su mayoría, modificaciones y equipamiento de seguridad, ya que incluso las piezas de la suspensión son, casi todas, las originales.


El auto está prácticamente listo para competir, luego de que el piloto alemán Frank Biela afinara los últimos detalles, pero las adecuaciones que se requieren en la fábrica, por cuestiones de espacio y logística, impedirán que esté disponible para los clientes antes del otoño de 2009.


El romance de Audi con la pistas se mantiene fuerte. El R10 en Le Mans, el A4 en el Campeonato de Turismos Alemán (DTM) y el R8, que hace acto de presencia dentro de los GT, son la muestra palpable de su filosofía de liderazgo a través de la técnica.


 

Relacionadas

Comentarios