HistoriasTecnología

El profesor que educa a sus alumnos para vencer a los robots

Este profesor dirige uno de los eventos de robótica más importantes de México, y está convencido que el miedo a los robots es un mito, por lo que educa a sus alumnos para diseñar y dominar a las máquinas.

11-05-2017, 6:35:55 AM

“Vamos a hacer algo grande”, es la frase con la que Luis Manuel Díaz, director de la carrera de sistemas digitales y robótica del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México, recibe a los estudiantes recién salidos de la preparatoria, y quien lleva siete años organizando el concurso de robótica “Bogotrón” para alumnos de cualquier grado académico, desde niños de primaria y secundaria a jóvenes de varias universidades.

Este concurso, que inició como un desafío en un salón de clases del Tec de Monterrey, hoy recibe a 600 estudiantes de más de 20 instituciones educativas y ya cuenta con varios proyectos y premios, como el primer lugar en robot de rescate en el Torneo Mexicano de Robótica 2017.

“En siete años ha pasado a ser un reto de interuniversidades donde los chicos del Tec de Monterrey se enfrentan a estudiantes de otras universidades y al final, la riqueza que generamos para la innovación y la ingeniería”, comenta en entrevista.

Este académico estudió Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y un año después de egresar ya se encontraba dando clases en su alma máter.

Actualmente lleva 22 años impartiendo clases y siete de ser director de esta carrera, donde asegura puede plantar la semilla del conocimiento y las ganas de inventar robots para hacer más sencillas las tareas cotidianas, por lo que quiere llevar este concurso al siguiente nivel.

“El objetivo es irnos a otras universidades y finalmente podernos ir a participar a nivel internacional, a los torneos de Austria y Japón y además nos estamos preparando para que Bogotron sea un concurso itinerante que se encuentre en otras sedes del Tec de Monterrey, no sólo en el de la Ciudad de México”, dice.

Lee: Humanos o Robots, ¿quién se quedará sin empleo?

Sin embargo, los estudiantes de esta materia y otras afines como Mecatrónica o Sistemas Computacionales tienen un escenario complejo, al enfrentarse a una economía que no invierte en ciencia, innovación e investigación en estas áreas.

Un reporte del World Economic Forum y datos del Banco Mundial indican que México apenas invierte el 0.5 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en investigación y desarrollo, cuando países como Japón destinan el 3.5 por ciento.

“Vamos por buen camino en cuanto a talento, pero si tuviéramos un apoyo a nivel nacional enfocado a la ciencia y la tecnología no tendríamos problemas en brillar en concursos internacionales”, dice Díaz.

Te recomendamos: 3 habilidades que deben tener los niños para ser competitivos.

Y es imperativo que haya más investigadores y egresados en estas carreras. El Sistema Integrado de Información sobre Investigación Científica y Tecnológica (SIICYT) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), por ejemplo, no muestra ningún resultado para especialistas en robótica o mecatrónica, mientras que sólo aparecen 10 especialistas del área de “diseño de máquinas”.

Innovación frente a la cuarta revolución industrial

Para Díaz es importante que los estudiantes estén preparados para enfrentar los desafíos de la llamada “cuarta revolución industrial”, por lo que se enfocan en trabajar en laboratorios de drones inteligentes, robots de competencia, ingeniería biomédica y prótesis robóticas y actualmente desarrollan un proyecto de vehículos autónomos. 

Actualmente se encuentran en pláticas con Ford de México para que sean los alumnos los que puedan elaborar los primeros prototipos que después corrijan los ingenieros de la empresa y poder agregar talento universitario al primer vehículo autónomo que se haga en el país, similares a los que está creando Tesla.

Aunque consultoras como McKinsey estiman que el 52 por ciento de los trabajos en México pueden ser sustituidos por inteligencia artificial y robots, Díaz cree que no debe haber miedo del desarrollo de los robots, ya que es un mito.

“La revolución industrial no empezó ayer, empezó hace 200 años con la innovación mecánica, es un mito, pues los ingenieros construyen cosas y la tecnología también crea nuevas fuentes de trabajo”, menciona, haciendo hincapié en que la tecnología evolucionará a tal grado en que los empleos no serán sustituidos, sino simplemente cambiarán. 

Mediante este tipo de concursos, Díaz pretende crear varias generaciones de alumnos que no serán reemplazados por un robot sino que serán creados, operados y reparados por ellos. Así Bogotron y otros concursos  buscan despertar la semilla del conocimiento y la innovación para que el país deje de ser un país que consuma tecnología y sean egresados mexicanos los encargados de crear los robots que 

“En México estamos cambiando el paradigma de que somos una economía manufacturera, estamos innovando en robótica”, concluye.

Relacionadas

Comentarios