Estilo de VidaHistorias

El placer de un buen vino frizante

Entérate de las diferencias entre la champaña, los espumosos y los vinos frizantes, que últimamente ha ganado popularidad entre los jóvenes.

02-08-2010, 5:00:00 PM
El placer de un buen vino frizante
Estilo Hoy

El vino frizante ha ganado mayor popularidad entre el público joven y las mujeres durante los últimos años, especialmente en los locales de diversión nocturna. Estos drinks gasificados son frescos, ligeros y amables, además de ser ideales para cualquier situación y adaptarse a cualquier paladar.
 
Los vinos firantes ya llegan a casi todos los mercados emergentes y en los países productores (EU, Chile y Argentina) son uno de los mercados más atractivos para invertir.
 
¿Espumoso o frizante?
La diferencia entre un vino espumoso y un vino frizante está en la ley que regula los vinos. El primero, junto a la champaña, tiene más de 4 atmósferas de presión (producto de una segunda fermentación) y se elabora en tanques y botellas. Esa segunda fermentación es clave para la creación de las burbujas.

Los vinos frizantes, según la normativa de uso general, son botellas de menores exigencias. Se elaboran más rápido y tienen azúcar; son bebidas burbujeantes, dulces, de menor graduación alcohólica que el resto, algunos más levemente gasificadas, con una presión interna que puede llegar hasta tres atmósferas. Por esa presión, a pesar de ser menor que la de espumosos, y tienen sujeción al tapón de corcho para que éste no se dispare.

Para algunos el vino frizante más que un vino es un refresco. Sea cual sea la verdad lo cierto es que la tendencia gana adeptos y se vuelve una onda cada día más chic.

¿Cuáles?
A la hora de elegir un buen frizante hay opciones que merecen la pena ser consideradas:
 
1. Strip Tease de Crotta
Vino frizante proveniente desde la provincia de San Martin. Cuenta con una composición varietal de 100%. Es criado en las bodegas Crotta en Alto Verde, a unos 650 metros sobre el nivel del mar. Exquisito y más que recomendable.
 
2. O2 Soft
El mensaje “100% Dulce, 0% Azúcar” resume que este vino frizante mantiene toda la dulzura de un vino de este tipo,  sin poner en riesgo a los que no quieren subir de peso. Un vino delicado con variedad de uvas Semillón y Torrontés.

3. Bess
Bajo el concepto “Todo empieza con un Bess”, este vino frizante se enfoca en un público joven, divertido y en constante movimiento. Es un vino de aroma frutal y floral. De gran intensidad, tiene una muy buena relación azúcar–acidez. Lo encuentras en sabor blanco, durazno y melón.
 
4. Vudu Frizante
Es un vino frizante elaborado a partir de la variedad chenín proveniente del distrito de barrancas Maipú, perteneciente a la zona alta del río Mendoza. A la vista presenta una espuma muy fina y persistente, con un color amarillo verdoso muy atractivo, de aroma afrutado intenso, propio del chenín, y con un sabor dulce suave muy equilibrado.

5. New Age
Elaborado con uvas Malvasía y Sauvignon Blanc, ideal para degustarlo muy frío. Uno de los vinos frizantes consagrados en Argentina y América.

Relacionadas

Comentarios