HistoriasTecnología

El pez ecológico

El Rinspeed sQuba es pura tecnología. Por donde se le mire es un auto con fuertes dotes de futurismo.

04-03-2009, 5:00:00 PM
El pez ecológico
Estilo Hoy

Desde que el público masculino vio a Roger Moore como el intrépido agente James Bond, desplazándose bajo el océano en un auto de lujo, una nueva luz se abrió en el horizonte para la empresa automotriz. A partir de ese momento, no hubo fanático de las cuatro ruedas que pudiera sacar de su mente la anhelada imágen cinematográfica, acariciando el sueño de verla hecha realidad.


Ese fue precisamente el caso de Frank M. Rinderknecht, a estas alturas un gurú de la creatividad automotriz. Fanático de 007, tanto como de los autos, no cesó en el intento hasta replicar, luego de más de tres décadas, lo que habia visto en la pantalla grande. Así fue como logró lo impensado: construir un auto sumergible.
 
Quines pudieron verlo por primera vez en el Motor Show de Ginebra, escenario donde se presentó, no podían creerlo. Y es que el Rinspeed sQuba, es un anfibio especial, completamente abierto, capaz de sumergirse hasta 10 metros bajo el agua, lo que le permite al chofer maniobrarlo sin problemas, como a un pez en el agua.
 
De diseño deportivo, ideal para espíritus jóvenes y amantes de la naturaleza y sus desafios, el sQuba posee avanzada tecnología suiza, pionera en el ámbito del hidropoder, a cargo de los especialistas Esoro. Una bateria recargable de ión de litio y tres motores eléctricos ubicados en la parte trasera, son los responsables de su movimiento. El primer motor está destinado al funcionamiento común en la calle y los otros dos son los encargados de impulsar las hélices en su faceta acuática, apoyados por un sistema de tracción jet Seabob, contruido usando nanotecnología, que controla el ingreso y salida de agua y hace del elegante ejemplar uno totalmente silencioso.
 
Todas estas características lo han hecho merecedor del apodo de “green fish” ó “pez ecológico”, debido a que su emisión de contaminantes es nula. Hasta los lubricantes que utiliza son biodegradables.
 
El sQuba tiene capacidad para dos pasajeros, quienes reciben suministro de oxígeno de un tanque integrado de aire comprimido, similar al que utilizan los buzos. Además, el auto puede maniobrarse de manera autónoma en tierra, sin ayuda del chofer, gracias a un sofisticado sistema de sensores láser. Este auto es, como reza el dicho de Esoro “what you dream is what you get”.


 
 

Relacionadas

Comentarios