'; Alto Nivel
HistoriasProtagonistas

El líder Lionel vs el ídolo Messi

Es la figura de Argentina, el jugador a seguir, un fenómeno mundial, sin embargo, hay un vacío que aún debe llenar y que la afición y los grandes del futbol le demandan.

24-06-2016, 5:38:03 PM
El líder Lionel vs el ídolo Messi
Marco Antonio Rocha

Calentamiento

El Reino Unido decidió abandonar la Unión Europea, mientras que en Inglaterra la reina Isabel ll aplicó correctivo a su nieto, el príncipe Guillermo, por faltar al protocolo durante el famoso desfile ‘Trooping the Colour’. Por otro lado, se cumplieron hace unos días 34 años del fin de la guerra de las Malvinas que tuvo como protagonistas a Argentina e Inglaterra, países que se encontraron cuatro años después en los cuartos de final del Mundial de México 86, donde prácticamente se tomó la victoria de Argentina como una consuelo nacional por el latente dolor del conflicto bélico. Una victoria que se logró gracias a dos de los goles más impresionantes de Diego Armando Maradona.

Maradona, el ‘D10S’ del fútbol, aquel que tiene gran autoridad futbolística en su país, hace unos días en una ceremonia coincidió con Pelé, y fue evidenciado por los medios de comunicación debido a la opinión que externaba respecto al fenómeno futbolístico actual que está dando cátedra en la Copa América Centenario, su nombre todos lo conocen: Lionel Messi.

Primer Tiempo

Es buena persona, pero no tiene personalidad. No tiene mucha personalidad como para ser líder”, comentó Maradona con Pelé refiriéndose a Messi durante aquel evento en el que fue captado. Y es probable que tuviera razón si analizamos la vida que ha llevado ‘Lio’ desde pequeño: Nació en Rosario el 24 de junio pero de 1987, tuvo que pasar por diversos procesos de adversidad tanto física como psicológica, lo cual podría ser el argumento natural para decir que carece de personalidad, pero en realidad no es tanto que le falte, sino que él nació más bien para ser un ídolo, lo cual no siempre trae en el paquete ser un líder.

Parece que todo lo que ha tenido que vivir el astro argentino ha repercutido positivamente en su vida, lo ha hecho emerger con gran carácter y personalidad para derrocar todos sus gigantes al más puro estilo de ‘David y Goliat’, comenzando por el rechazo que tuvo dentro de los clubes a los que perteneció desde pequeño por su estatura menor, o también las constantes negativas de clubes como River Plate, que se negaron a pagarle el tratamiento debido a su diagnóstico sobre deficiencia de la hormona del crecimiento.

Ante tal falta de apoyo emigró con su papá a Barcelona donde fue fichado por el club ‘Culé’, que además se ofreció a pagar el tratamiento médico para aumentar su estatura. Así comenzó el amor entre Messi y el Barça, un sentimiento que ha dado grandes frutos desde inferiores, pasando por su debut con el primer equipo el 16 de octubre del 2004 en un partido ante el Espanyol donde el entonces entrenador Frank Rijkaard lo metió para suplir al portugués ‘Deco’.

No es coincidencia que después de todo lo que ha pasado en su carrera profesional, se le denomine ‘el mejor jugador del mundo’, tal y como lo externó Neymar previo a su llegada al Barcelona. Basta ver el respeto que se le tiene dentro y fuera del campo con el equipo blaugrana para entender su influencia. Sin embargo, si se analiza el papel que tiene dentro de la Selección Nacional de Argentina, es probable que se le reproche mucho más a este ídolo que a cualquier otro seleccionado, debido a las capacidades que él tiene.

En los últimos partidos la historia ha cambiado un poco, Messi ha tenido un rol protagónico en esta Copa América Centenario desde aquel partido contra Panamá en el cual marcó un ‘hat trick’ en sólo media hora de juego.

Segundo Tiempo

Messi es un fenómeno donde se para. Podemos ver por un lado la emoción con la que lo miró la niña que lo acompañó en la ceremonia del juego de semifinales ante Estados Unidos. También está la pleitesía que le brindó el chico espontáneo que se acercó a él en el terreno de juego antes de comenzar el segundo tiempo del mismo partido. Mejor aún, se puede ver todo el respeto que le tienen sus compañeros debido a que es el pilar a la hora de emprender la ofensiva ante el rival, pues si no la toca ‘Lío’, la jugada difícilmente trasciende, y si en alguna rara ocasión erra un pase, todos le aplauden sin reproche alguno.

Ver a Messi jugar es una de las mayores satisfacciones que puede tener un aficionado al futbol, pues él es determinante casi siempre en todos los partidos. Sabe administrar el juego, y se nota la gran relación que tiene con sus compañeros, pues él mismo prefiere reconocer en cualquier entrevista el trabajo grupal, que vanagloriarse por su actuación.

La crítica de Maradona hacia Messi tiene gran peso si lo ponemos en la balanza de resultados y motivación, ya que no ha obtenido títulos con su selección, y le ha faltado actitud en ciertos momentos, contrario a lo que ha hecho con su club; por tanto puede determinarse que el rosarino aún tiene camino por recorrer para ser el líder que Argentina necesita para ser campeón.

“Un líder es inspirador, aquel que tiene una visión global y estratégica, que motiva a su gente, que hace que las personas lo sigan; tiene una agenda muy clara, y eso no lo alcanza cualquiera. Es una persona que sabe escuchar. Es arriesgado y al ser así debe tener un equipo a la altura para acompañarlo”, dice Airam Sánchez, presidenta de la International Coach Federation (ICF) en su capítulo de México. El ídolo, en cambio, es el ideal de uno mismo, una especie de fetiche, pero no forzosamente es un líder.

Gracias al gran gol que marcó en el partido ante Estados Unidos, Messi se convirtió en el goleador histórico de su selección con 55 tantos, dejando atrás el récord de Gabriel Batistuta. Messi avaló en la cancha lo que días antes dijo Martin Rogers en la prensa norteamericana, al llamar a Lionel Messi como “El pequeño maestro de Argentina”. Faltan dos años para saber si este “maestro” le dará una nueva copa a su país.

Para concluir, vale la pena hacer una reflexión respecto a los resultados de su selección: ¿La crítica debe ser para Messi, o para la Asociación de Futbol Argentino y sus problemas de corrupción?

Relacionadas

Comentarios