'; Alto Nivel
HistoriasProtagonistas

El latino que buscará defender al TLC frente a Trump

Roque De La Fuente, empresario estadounidense e hijo de mexicanos, compitió por ser el candidato demócrata a la presidencia de EU, pero asegura que le quitaron votos. Ahora busca ser senador por Florida para representar a los latinos y hacer respetar el tratado que dio luz a la región comercial más grande del mundo.

18-07-2016, 8:42:22 PM
El latino que buscará defender al TLC frente a Trump
Francisco Muciño

Roque De La Fuente, a sus 28 años, tenía 11 casas de cambio en Tijuana cuando estalló la crisis económica de 1982. El gobierno devaluó la moneda y suspendió pagos. El empresario, que hoy tiene 61 años y aspira hoy a ser candidato por el Partido Demócrata para senador en el estado de Florida, afirma que sus negocios ayudaron a estabilizar el valor de la moneda en aquel momento tan convulso.

Su experiencia en la frontera le hizo ver de primera mano la intensidad del intercambio comercial entre México y Estados Unidos, y que el futuro económico de ambos países está en juego en las elecciones del 8 de noviembre. Por eso participó en las primarias para ser candidato a presidente por el lado demócrata, y ahora compite por representar a su partido por un escaño en el Senado.

“Esta elección afecta el Tratado de Libre Comercio, su futuro y su interpretación. Afecta la interpretación de la inmigración, si se hacen deportaciones, si se dan o no visas de negocios o para visitar a la familia. Afecta si nos dejan pasar por Miami para viajar a Europa”, agrega Roque, quien buscará el voto de los latinos para representar sus intereses.

Pero, primero, tendrá que superar la elección interna de su partido el 30 de agosto, en las que compite con Alan Grayson y Patrick Murphy, quienes están en la delantera, según las últimas encuestas. Pero el empresario, con negocios en ocho estados de la Unión Americana, aspira a ser el ‘caballo latino’ que defienda el TLC en el Capitolio estadounidense.

 

Negocios en la frontera

Rocky, como también le llaman, nació el 10 de octubre de 1954 en San Diego, California, aunque vivió su niñez y juventud entre México y Estados Unidos. Vivió 20 años en la Ciudad de México y estudió Administración de Negocios y Contaduría en la Universidad Anáhuac.

Además de las casas de cambio, ha incursionado en varios negocios. Desde agencias de automóviles, casas de retiro, hoteles, restaurantes, parques industriales, centros de oficinas, plantas y bodegas industriales, negocios de estaciones de gasolina y hasta plantas de electricidad.

“Casi en todo lo que imagines, he estado o estaré”, comenta ‘Rocky’ De La Fuente en entrevista para Alto Nivel, y agrega que también tuvo tres bancos.

Buena parte de su vida y sus negocios han estado relacionados con la frontera entre México y Estados Unidos, aunque también tiene empresas y propiedades en Uruguay y República Dominicana y en ocho estados de la Unión Americana, incluidos Nueva York, Texas, Arizona, Connecticut y California.

En 2016, De La Fuente participó en la carrera para obtener la nominación demócrata para ser candidato a la presidencia de Estados Unidos. Ser hombre de negocios y conocer la idiosincrasia mexicana y estadounidense son dos de sus credenciales, pero explica que su incursión en la política se debe a que no encuentra un fuerte liderazgo con las opciones actuales.

“Si hubiera visto un liderazgo como el de Ronald Reagan o el de John F. Kennedy, me hubiera quedado en casa a disfrutar de mis hijos. En el mundo entero falta un poco de sentido común y honestidad, y viendo estos candidatos, no es posible que nos den sólo estas alternativas”, explica Rocky, refiriéndose a Donald Trump y Hillary Clinton, quienes serán los candidatos presidenciales por los partidos republicano y demócrata.

También puedes leer: Cómo prepararse contra Donald Trump

 

Primero la Casa Blanca, ahora el Capitolio

De Trump, Roque de la Fuente opina que, si llega a ser presidente, dañará la imagen de Estados Unidos y habrá un retroceso en las victorias libertarias conseguidas durante décadas y generará odio entre todos.

“Va a crear una polarización entre países y religiones nunca antes visto en todo el mundo dese Hitler”, asegura.

De Hillary Clinton tampoco tiene una perspectiva favorable. ‘Rocky’ afirma que la aspirante demócrata a la Casa Blanca “es una señora que tiene muchos problemas por los que la van a estar atacando los republicanos. Tiene problemas de ética y parece que miente”.

Eso sí, piensa que Clinton es el menor de los males.  “Hillary no va a hacer nada positivo, pero Trump va a hacer todo negativo.”

En las primarias demócratas, Roque logró estar en las boletas electorales de 20 estados, pero su campaña nunca hizo sombra a la de Hillary o a la de Bernie Sanders. No obstante, afirma haber sido víctima de una gran maquinaria de fraude con tal que Clinton quedara como candidata.

“La manera como hacen fraude es que hacen diez cosas diferentes. Desde esconder los votos, cambiarlos, mutilarlos, no contarlos, confundir al votante, desaparecer los lugares donde se vota. Hay lugares de menos de 1,000 habitantes donde no se hace fraude, pero en las localidades de más de 7,500 habitantes donde los aparatos electrónicos están manipulados.”

Ahora busca la nominación demócrata para ser candidato a senador por el estado de Florida. El partido decidirá quién contenderá el 30 de agosto. Rocky compite por la nominación con Patrick Murphy y Alan Grayson. El ganador enfrentará probablemente a Marco Rubio, quien contendió para ser candidato a presidente por los republicanos pero abandonó la carrera ante la arrolladora campaña de Trump.

Las últimas encuestas muestran que Marco Rubio lograría su reelección en el senado. Rocky se encuentra muy atrás de Murphy y Grayson, pero él se reafirma con ser “el candidato latino” demócrata que puede competir con Rubio.

Además, resalta la importancia de estas elecciones, en las que se votarán por 34 senadurías, de las cuales 23 están en manos de republicanos y 11 en demócratas. Si los republicanos pierden cuatro sillas, la Cámara alta quedaría dividida entre las dos fuerzas políticas.

 

El futuro del TLCAN

Sin importar quién resulte ganador de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está en juego. Donald Trump ha reiterado que renegociará este acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá y aplicará un arancel de 30 por ciento a las importaciones.

Por otro lado, Hillary Clinton se opuso en reiteradas ocasiones al TLCAN cuando fue senadora por Nueva York, argumentando que el tratado se lleva los trabajos de Estados Unidos.

Desde que se firmó el tratado en 1992, se cuestionó la efectividad y los beneficios del mismo, aunque un hecho inobjetable es el incremento del comercio exterior mexicano. Jaime Serra Puche, ex secretario de comercio uno de los negociadores del TLCAN, dijo a Alto Nivel que, desde la entrada en vigor del acuerdo hasta ahora, las exportaciones mexicanas se han incrementado hasta diez veces.

Además, alerta que si Trump cancela el TLCAN, se perderían hasta seis millones de empleos sólo en Estados Unidos.

Más allá de los beneficios o perjuicios, Roque resalta que su labor, si llega al Capitolio, será proteger el acuerdo comercial que dio a luz a la región comercial más grande del mundo.

“El TLC tiene partes muy buenas pero que no se respetan, y quien no las respeta es el más fuerte y quien no las hace respetar es el más débil.  De qué sirve que lo cambiemos y le metamos 20 páginas más si no lo respetamos ahorita”, cuestiona.

Rocky, quien se asume como un ‘caballo latino’, sigue en la carrera por el Senado con muy pocas probabilidades, pero tampoco las tenían Trump ni Sanders cuando iniciaron su campaña.

Relacionadas

Comentarios