Estilo de VidaHistorias

Durango: Sierra, cabañas y tequila

Adéntrate en un bosque poco explorado y practica ecoturismo sin señal de celular, Internet o radios.

31-03-2009, 4:00:00 PM
Durango: Sierra, cabañas y tequila
Estilo Hoy

Al estado de Durango le cuesta competir con ciudades como Zacatecas o Guanajuato, en lo que se refiere a arquitectura colonial. Pero la sierra duranguense posee un potencial enorme para realizar prácticas de ecoturismo dentro de sus grandes extensiones de bosque y reservas naturales que obvio, no pueden ser explotadas forestalmente. Así, ejidatarios y dueños de predios se han lanzado a la aventura de ofrecer aventuras a los visitantes.


Cascadas míticas
Las andanzas empiezan cuando terminan los caminos federales y estatales, e inician los senderos de terracería. Te recomendamos comenzar en Salto de Agua Llovida, una cascada de aguas temporales cuya caída tiene cerca de cien metros, rodeada de un rico ecosistema, con variada fauna de guacamayas, venados y jabalíes. Aquí puedes hacer rappel. Continúa realizando en Mexiquillo, el paseo llamado Vértigo, que consiste en ocho horas de caminata al lado del arroyo, con actividades de excursionismo, bicicleta de montaña, tirolesa y cañonismo.


La práctica del ecoturismo
Para hacer más enriquecedora la experiencia, uno debe aprender a hacer fogatas para las chimeneas de las cabañas, probarse en actividades como cañonismo y relacionarse de manera íntima con la naturaleza.


Las cabañas de los distintos ranchos de la sierra participan de esta creatividad. Las de Milinillos cuentan con todas las comodidades, a las que se agrega un bosque virgen que permite un aislamiento total, además de su pequeño observatorio astronómico.


Mientras, las cabañas de Mexiquillo, acaso más frugales, son el primer paso para hacer de éste un parque donde se ofrezca una experiencia integral, que además de las actividades de naturaleza incorpore restaurante, salones de usos múltiples y actividades que también podrían incluir el turismo de negocios. Una opción para viajeros de mayor nivel económico se ofrece en el Rancho La Luna, con una cabaña de lujo. En este sitio, las opciones de ecoturismo combinan las caminatas, el kayak, los paseos a caballo y la vida ranchera, con refinados convites de queso y vino.


Este tipo de actividades pide una atención especializada: el que quiere ver aves necesita un guía que sepa de aves, el que quiere hacer rappel, requiere de alguien que conozca bien las actividades de montaña. Es cierto, el ecoturismo es contacto íntimo con la naturaleza, pero también deriva en un contacto afectivo más estrecho, más humano, entre quienes participamos de él.

Relacionadas

Comentarios