Estilo de VidaHistorias

¿Dolor de cabeza? Identifícalo y atácalo

Existen diversos tipos de este padecimiento y para aliviarlos es necesario saber cuál de ellos nos molesta. Apréndelo a continuación.

22-02-2011, 5:00:00 PM
¿Dolor de cabeza? Identifícalo y atácalo
Estilo Hoy

¿Quién no ha sufrido alguna vez un dolor de cabeza? Parecen ser inherentes al ser humano, lamentablemente.
 
Lo bueno es que tienen solución, siempre y cuando sepamos bien a qué se deben. Porque es fundamental tener claro que no todos los dolores de cabeza son iguales, aunque lo parezcan, y dependiendo de sus causas encontraremos su alivio.
 
Para dejarte aún más claro el tema es que ahondaremos en este molesto trastorno de salud. Presta atención.
 
 


DOLOR DE CABEZA TENSIONAL O CEFALEA
Conocido también como cefalea tensional, representa una de las formas más comunes de dolor de cabeza. No discrimina en edad; sin embargo, es más común en adolescentes y adultos.
 
Si sucede una o dos veces por semana, en reiterados meses, podemos hablar de una afección crónica.
 
El dolor de cabeza tensional, como indica su nombre, se refiere a un dolor de cabeza asociado al estrés y a la contracción muscular. Ocurren cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se tensan o se contraen. Estas contracciones pueden ser una respuesta al estrés, la depresión, un traumatismo craneal o incluso a la ansiedad.
 
Ahora que sabes esto, considera que si haces una actividad que te obligue a mantener la cabeza en una sola posición, como pasar muchas horas frente a la computadora, ésto poría ser la causa del dolor.
 
También puede ser desencadenado por dormir en una habitación fría, con el cuello en una posición anormal, tensión ocular, un resfriado, consumo excesivo de cigarrillo o por bruxismo.

Entre sus síntomas están: sentir una banda apretada alrededor de la cabeza, un dolor generalizado, aunque levemente más fuerte en las sienes, parte posterior del cuello y en los hombros.


Cabe destacar que las cefaleas tensionales generalmente no causan náuseas ni vómitos.


Para aliviarlas se recomienda masajear el cuero cabelludo, las sienes o la parte posterior del cuello.


Los analgésicos de venta libre, como el ácido acetilsalicílico (aspirina), el ibuprofeno o el paracetamol, pueden aliviar el dolor si las técnicas de relajación manual no funcionan.


 


 


DOLOR DE CABEZA EN RACIMOS
Es un dolor de cabeza agudo y extremadamente doloroso que tiende a presentarse varias veces al día durante meses y luego desaparecen por un período de tiempo similar. Son mucho menos comunes que las cefaleas.


El dolor múltiple afecta un lado de la cabeza (unilateral) y puede involucrar lagrimeo de los ojos y congestión nasal. Ocurre en forma repetitiva cada día, a la misma hora, durante varias semanas y luego desaparece; se presenta en forma repentina y severa.


Este intenso dolor puede durar alrededor de una hora. También suele presentarse en forma de ataques con una severidad que algunos le han dado el nombre de “dolor de cabeza suicida”. Se considera que este dolor es uno de los más intensos que puede sufrir el ser humano.


Afecta principalmente a mayores de 30 años, en mayor medida a las mujeres. Cabe destacar que los dolores en racimos no se asocian con trastornos gastrointestinales o sensibilidad a la luz que se presentan en otros dolores de cabeza como la migraña.


Entre sus síntomas encontramos inflamación debajo o alrededor de los ojos, lagrimeo excesivo (del lado afectado), ojos rojos, congestión nasal y cara enrojecida.


Los científicos no saben con certeza cual es la causa de los dolores de cabeza en racimo. Éstos pueden ser causados por los vasos sanguíneos o nervios que no están funcionando como deberían.


Los medicamentos de acción rápida pueden ayudar a disminuir o detener un dolor de cabeza en racimo una vez que haya comenzado. Algunos medicamentos son aplicados en forma de inyección. Otros en forma de un supositorio.


Para tratar o prevenir los síntomas se pueden utilizar otros medicamentos como antihistamínicos, indometacina, carbonato de litio y propranolol.


En raras ocasiones, se puede recomendar cirugía en ciertas células nerviosas cerca del cerebro, si los medicamentos no resultan efectivos.


 


 


DOLOR DE CABEZA POR SINUSITIS
El dolor de cabeza por sinusitis hace referencia a un dolor del rostro y la cabeza asociado con la inflamación de los senos nasales (sinusitis).


El dolor se presenta con una sensación similar a la presión detrás de los ojos, dolor de muela o sensibilidad facial.


Además, se acompaña de otros síntomas como congestión y secreción nasal, dolor de garganta y goteo retronasal, fiebre, tos, mal aliento y pérdida del olfato.


Cabe señalar que es común que este dolor aumente por las mañanas o cuando nos agachamos.


El tratamiento para el dolor de cabeza sinusal se ocupa de: liberar los conductos nasales, tratar cualquier infección, permitir que las cavidades sinusales se drenen.


Dentro de los medicamentos se incluyen analgésicos, descongestionantes, esteroides en aerosoles nasales para reducir la inflamación y antibióticos en caso que se desarrolla una infección bacteriana.


Entre los remedios caseros se contemplan las vaporizaciones con aire húmedo y tibio, dejar de fumar y atomizaciones de agua salada para humedecer los conductos nasales y ayudar a eliminar las secreciones endurecidas.


 


 


MIGRAÑA
La migraña o cefalea migrañosa se caracteriza por dolor intenso pulsátil que puede durar hasta 72 horas, usualmente en solo un lado de la cabeza y en el 40% de los casos, acompañado de náusea y vomito. Una vez que se instala, la luz y el ruido pueden intensificar el dolor. El 25% de los pacientes presentan un “aura” (usualmente síntomas visuales), que les avisa del inicio del episodio de dolor.


Estos dolores parecen causados en parte por cambios en el nivel de una sustancia química que el cerebro produce llamada serotonina. La serotonina juega muchos papeles en el cuerpo y también puede ejercer efecto sobre los vasos sanguíneos.


Así, cuando los niveles de serotonina están elevados, los vasos sanguíneos se constriñen, es decir se hacen más estrechos. Cuando los niveles de serotonina disminuyen los vasos sanguíneos se dilatan, es decir se hinchan. Esta hinchazón puede causar dolor u otros problemas.

Otros factores que pueden desencadenar la migraña son: estrés, cambios hormonales del ciclo menstrual, cambios en los patrones del sueño, chocolate, maní, queso, cafeína y aditivos químicos de alimentos y nitratos.


Entre sus principales síntomas encontramos:


· Dolor palpitante e intenso o dolor sordo a un lado de la cabeza o a ambos lados.
· Dolor que empeora con la actividad física.
· Náusea o vómito
· Cambios en la manera como ves, incluso visión borrosa o tener puntos ciegos.
· Molestarte la luz, ruido u olores
· Sentirse cansado y confundido o solamente esto último
· Tener la nariz congestionada
· Sentir frío o sudar
· Cuello tenso o sensible al tacto
· Mareo leve
· Sensibilidad al tacto en el cuero cabelludo


Existen dos tipos de medicamentos para los tratamientos de las migrañas. El enfoque de uno de estos es aliviar el dolor de cabeza. Este tipo de tratamiento debe comenzarse tan pronto como uno crea que le está dando una migraña. El otro tipo incluye medicamentos que se usan para prevenir las migrañas antes de que éstas ocurran.


Como la tensión y la ansiedad son desencadenantes comunes de los dolores de cabeza, el masaje, yoga, relajación controlada, acupuntura y biofeedback pueden ayudar a prevenir esta patología.

Relacionadas

Comentarios