ActualidadHistorias

Día del Volkswagen: 12 datos para recordar al ‘vochito’

La historia del Kafer, Fusca, Pichirilo o Vochito, como lo conocemos en México, inició en 1934 en la Alemania nazi, cuando la empresa de Ferdinand Porsche recibió la orden de construir un automóvil económico. Aquí algunos datos que debes saber.

22-06-2016, 2:13:10 PM
Anna Lagos

Hay historias sobre automóviles para recordar y una de las más interesantes es la del primer modelo de Volkswagen o ‘auto del pueblo’. Esta historia comenzó en 1934, en la Alemaniza nazi, justo un día como hoy, pero de 1934, cuando la empresa de Ferdinand Porsche recibió la orden de construir lo que conocemos en México como el ‘vocho’ o ‘vochito’: un automóvil económico que pudiera ser capaz de transportar a dos adultos y tres niños y alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora.

Lo demás es historia. Porsche obtuvo un primer modelo con soluciones técnicas avanzadas para la época y la fabricación de este auto comenzó en 1938, de hecho, más de 340 mil inversores creyeron en este escarabajo, pues su precio equivalía al de una motocicleta (unos 990 marcos de la época). Su nombre comercial era KdF-Wagen.

Todo iba viento en popa hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial y la producción de este auto se destinó para uso militar y para altos cargos del partido nazi. Te mostramos algunos datos para recordar esta historia que ahora está opacada por el denominado “Dieselgate” que provocó la salida del presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, y un desplome de las acciones de la automotriz:

1. Muchos nombres para el “auto del pueblo”

El modelo más conocido, el cual por cierto ya no se vende en ningún lugar del mundo, fue el tipo 1, éste fue su nombre oficial. Seguramente lo has visto, pero tuvo muchos nombres alrededor del mundo, fue conocido como Beetle o Escarabajo; en Alemania, se llamó Kafer; en Brasil, Fusca; en México, Vocho o Vochito; en Ecuador se le conoció como Pichirilo. También tuvo otros nombres como Peta, Fusca, Coccinelle, Cucaracha, Maggiolino, Tortuguita, Garbus, Volky, Cepillo, Kaplumbaga, Zhuk, Bicho…

2. Los primeros prototipos no lograron sobrevivir a la guerra

La fábrica del también llamado Wolfsburg fue tremendamente dañada durante un bombardeo. Fue al final de la contienda cuando empezó la producción a particulares, con el país entero arruinado.

3. Uno de los mayores fabricadores del mundo

La sede actual de la fábrica de autos se encuentra localizada en Wolfsburgo, Baja Sajonia, Alemania. Es el fabricante de automóviles más grande de Europa y el tercero del mundo

4. El Beetle fue inspirado en el diseño del checo Tatra T97 

El Beetle se fabricó hasta empezar la Segunda Guerra Mundial; hubo una batalla judicial por los derechos del diseño, que estuvo congelada desde que Hitler se anexionó Checoslovaquia. Hoy, la marca Tatra fabrica camiones.

5. El auto que impulsó Adolf Hitler

El nombre de la marca, de hecho, surgió gracias a un proyecto que buscaba fabricar un auto accesible para la mayor parte de las personas, para el pueblo. En 1933, Hitler decide impulsar dicha empresa con el objetivo de relanzar las fábricas alemanas y hacerlas más competitivas frente a las industrias de Francia e Inglaterra. El líder buscaba construir la fábrica más grande de Europa,  para construir el ‘auto del pueblo’, donde existiera anexada una ciudad para que vivieran los trabajadores y su familia.

6. Hitler no quería que se llamara VolksWagen

Adolf Hitler le puso a este auto Kdf-Wagen (Kraft durch Freude), que significa en español ‘fuerza a través de la alegría’. Pero, ni en la fábrica, ni en Alemania se utilizó ese nombre (todos le decían ‘escarabajo’) el nombre impuesto por Hitler sólo fue utilizado por militares nazis y en catálogos.

7. El VW se construyó para impresionar al pueblo alemán

La ceremonia para abrir esta fábrica fue presenciada por más de 70 mil personas de todos los rincones del país germano. Esa ocasión Hitler abordó un Kdf-Wagen descapotable y fue conducido por Ferdinand Porsche, el encargado de llevar a cabo el proyecto.

8.  Alemanes ahorraron para un VW, pero no lo obtuvieron

El gobierno alemán ideó un sistema en el que los ahorradores deseosos de poseer un Volkswagen aportaban 5 marcos semanalmente. Así se reunieron alrededor de ¡286 millones de marcos!, pero ninguna de estas personas recibió su Kdf-Wagen por la guerra. 

9. El dinero de los alemanes se lo quedaron los rusos

La fábrica de Fallersleben se destinó a la producción militar, y después de 6 años de guerra, el dinero del escarabajo fue confiscado por los rusos en concepto de reparaciones de guerra.

10. Es el auto con más ejemplares de la historia

El Vochito, como se le dice en México, superó el récord de unidades fabricadas de un automóvil, que ostentaba Ford con su modelo “T”, al alcanzar la cifra de más de ¡15 millones! Volkswagen fabricados.

11. En México se dejó de producir el VW en ¡2003!

Sin embargo, en Alemania dejó de producirse en 1978, mientras que en Brasil, por mandato presidencial, se fabricó hasta 1996.

12. Uno de los últimos ejemplares fue obsequiado al Papa Juan Pablo II

La última unidad producida se encuentra en el Museo de Volkswagen en Wolfsburgo, y otro de estos codiciados ejemplares fue obsequiado al Papa Juan Pablo II por un grupo de concesionarios de la marca en México.

Relacionadas

Comentarios