HistoriasNegocios

El desempleado que formó su empresa solo con sentarse en una silla

Robert Samuel estaba desempleado y deprimido, hasta que un día, por accidente, tuvo una idea que se ha convertido en un exitoso negocio en Estados Unidos.

19-06-2017, 9:06:49 AM
te aparta tu lugar en la fila

Por Vicente Rendón

¿Quién no ha pasado una situación difícil cuando llega el desempleo? Ese fue el caso de Robert Samuel que desempleado y deprimido tuvo una gran idea que lo volvió todo un empresario.

Era 2012, un año emblemático para la marca Apple pues se lanzaba el Iphone 5, por lo que Samuel vio una oportunidad única: con la intención de ganar algo de dinero, Samuel se ofreció a guardarle el lugar en la fila a un fanático que compraría el Iphone, esto por la módica cantidad de 100 dólares.

Como la fiebre por obtener el nuevo Iphone antes que nadie era fuerte, Samuel encontró sin problemas un comprador para su servicio y corrió a la tienda de la Quinta Avenida de Nueva York.

El hombre que lo contrató terminó comprando el teléfono por Internet, pero aún así le pagó a Samuel.

“Iba a irme, pero fue un cliente el que me impulsó a quedarme al proponerme: ‘¿Por qué no vendes tu lugar?’”, aseguró Samuel a medios estadounidenses.

Gracias a esos 100 dólares, Samuel se dio cuenta de que había encontrado un negocio donde ganaría dinero, por lo que llamó a sus amigos para que se unieran a él en la fila. Al final del día, el grupo había logrado vender cuatro lugares y cinco bancos para que los agotados aficionados de Apple pudieran sentarse mientras esperaban.

Ese duro día de trabajo le bastó a Samuel para ganar el dinero suficiente para comprar su propio iPhone 5.

“Siempre me defino como un empresario accidental. Esto no tenía razón de ser”, afirmó Samuel, de 41 años.

Hoy día, Samuel se ha convertido en el máximo ejecutivo de Same Ole Line Dudes, un servicio profesional que puedes contratar para que personas hagan fila por ti.

Same Ole Line Dudes te cobrará 25 dólares por la primera hora de espera y 10 dólares por cada media hora adicional. Para contratar el servicio debe haber un mínimo de dos horas y un recargo de 5 dólares por hora por mal tiempo, ya sea por temperaturas inferiores a cero o de alrededor de 38 grados centígrados.

Los asistentes que hacen fila reciben el 60 por ciento de la ganancia, además de las propinas. Line Dudes recibe de 60 a 100 pedidos por mes y experimenta un aumento en verano por los turistas.

Texto originalmente publicado en Cultura Colectiva.

Relacionadas

Comentarios