HistoriasNegocios

El brasileño que quiere inundar de taxis al mundo

Dennis Wang es el CEO y cofundador de Easy Taxi, la startup brasileña de movilidad que pelea al tú por tú contra Uber en Latinoamérica y ahora quiere conquistar todo el mundo. Conoce los valores e ideales que mueven a este joven líder.

29-04-2016, 9:11:51 AM
El brasileño que quiere inundar de taxis al mundo
Alejandro Medina González

Hasta hace unos meses, Dennis Wang solía pasar más de 50% de sus días al año abordo de un avión, transportándose literalmente por todo el mundo. De Sao Paulo a Buenos Aires, la Ciudad de México, El Cairo, Nairobi o Manila.

Se había acostumbrado ya a pisar de un día a otro dos o tres países y a dormir únicamente unas horas. Sin embargo, las cosas para este joven empresario brasileño de 33 años de edad han cambiado drásticamente.

El responsable de esta transformación es su pequeño bebé, a quien se ha propuesto darle todo su cariño, amor y cuidados, tal y como lo ha hecho desde 2011 con su startup Easy Taxi, compañía que fundó junto a sus amigos y a la que considera como su primer hijo.

Como CEO de Easy Taxi, Wang no se ha cansado en ningún momento de impulsarla y darle todo lo posible para poder hacerla crecer, hasta llevarla a conquistar el mundo. Así, en apenas cinco años de vida, la aplicación de movilidad ha llegado a tres continentes y 420 ciudades, recibido más de 80 millones de dólares en inversiones y descargado 25 millones de veces.

Un CEO responsable

Dennis asumió el liderazgo de Easy Taxi una vez que la compañía se materializó y las cosas dejaron de ser un juego. “Estaba muy emocionado por el nacimiento de la compañía en 2011, por todos los planes que teníamos para ella, pero también sabía que las cosas no serían nada fácil y que en cualquier momento podíamos morir”, explica en entrevista con Alto Nivel.

Su experiencia como CEO era muy poca, y prácticamente se relacionaba únicamente a sus aprendizajes en administración en la Universidad Getulio Vargas, y su corta trayectoria en compañías financieras como Merrill Lynch, BNP Paribas y ABN AMRO, por las que había pasado.

Sin embargo, el mayor valor que, asegura, lo acompañó durante estos cinco años que lleva la empresa es la responsabilidad, misma que le ha servido para darse cuenta que no sólo de su trabajo depende el crecimiento de la compañía, sino también un buen número de familias que viven de su desarrollo.

“Como CEO debes de entender que la responsabilidad es lo más importante que existe. Somos una empresa de más de 600 trabajadores base, más nuestro medio millón de conductores, entonces, mucha gente depende de nosotros y no podemos dejar nunca de valorarla”, comenta.

Ética y ambición

Además de responsabilidad, un CEO, también debe tener otro valor fundamental, explica Dennis Wang: la ética, es decir, preocuparse por crecer y también aportar, como en su caso ellos lo están tratando de hacer al tema de la movilidad en las grandes ciudades de América Latina y del mundo.

“Queremos crecer paso a paso y aportar. No hay atajos para poder desarrollarse, sino más bien necesitas trabajar fuerte todos los días y preocuparte por generar cambios que sean positivos para la gente, que la beneficien diariamente”, agrega.

En particular, detalla, su meta ha estado puesta en tratar de hacer con su aplicación y servicios que las personas puedan mejorar la manera en que se trasladan en las grandes ciudades, teniendo viajes siempre seguros y rápidos. La compañía ha completado desde su nacimiento 150 millones de recorridos.

Dennis Wang se califica también como un CEO ambicioso, con mucha pasión por desarrollar a su compañía y por convertirla en una empresa que destaque frente a cualquier competencia que pudiera llegar a tener.

El joven ve a la ambición no como un punto negativo, sino todo lo contrario, ya que, asegura, sin ella no se puede apostar por explotar al máximo todas las capacidades que tienen una compañía. “Soy ambicioso y está bien, eso me impulsa a querer llevar a Easy Taxi a ser la mejor compañía de movilidad y transporte en todo el mundo… Creo que lo estamos logrando.”

Modelo a seguir

¿Hasta dónde quiere llegar Dennis Wang con Easy Taxi? Pues bien, de acuerdo con el joven ejecutivo, su gran meta es convertir a la compañía en la AB InBev de la movilidad y la tecnología.

Desde su perspectiva, no hay compañía brasileña tan poderosa como la cervecera, quien luego de su alianza con Anheuser-Busch se convirtió en la mayor fabricante de la bebida alcohólica fermentada en el planeta:

“Mi inspiración y modelo a seguir es definitivamente AB InBev, esta empresa me motiva a creer que las cosas se pueden conseguir desde América Latina y Brasil; muchas personas no valoran a esta región, pero creo que tenemos el talento y capacidad necesarios para poder crear cualquier compañía que queramos.”

Relacionadas

Comentarios