A FondoTecnología

Del vapor a la fibra de carbono: la evolución del automóvil

Hace varias décadas, el empresario Enzo Ferrari dijo: 'El coche más bello es el que todavía nos queda por hacer'. Hoy, la industria automotriz nos pone ante un espejo que refleja el veloz avance de la tecnología y las nuevas necesidades del ser humano.

16-06-2017, 6:35:18 AM
autos fibra de carbono

La industria automotriz está pisando el acelerador a fondo. Durante años, estuvimos acostumbrados a ver los pesados vehículos de metal en las calles, sin embargo, en las últimas décadas, la tecnología ha impulsado su desarrollo hasta llegar al punto en el que ya no es necesario que un humano esté al frente del volante para dirigirse a su destino, tal y como lo presentó Google con su nuevo prototipo.

Sin embargo, para poder entender la actualidad e imaginar un futuro, primero hay que conocer el pasado.

En entrevista para Alto Nivel, el Dr. Armando Bravo-Ortega, director del Centro de Desarrollo Automotriz en México (CeDIAM) del Tecnológico de Monterrey habló acerca de las diferentes etapas que caracterizan a la historia del automóvil y cómo es que existe una gran cantidad de divisiones de la historia según los cambios en el motor, la creación de nuevo material para las llantas y para la carrocería, la fundación de una empresa automotriz, entre otras.

“El auto actualmente es una máquina que transporta personas o bienes. Anteriormente eran los primeros intentos de tener un dispositivo o máquina para replantear la carga humana o de los animales, sin importarles mucho la tecnología y darles el uso como vagón”, comentó el Dr. Armando Bravo acerca del inicio del automóvil. 

Ahora, el automóvil ha integrado a su evolución elementos que caracterizan a la sociedad moderna, como el uso del WiFi, materiales sustentables, la autonomía y la realidad virtual.

Lee General Motors venderá autos conectados a internet en México

Las etapas del automóvil

“Desde el punto de vista tecnológico, en cuanto a la propulsión que mueve al auto, clasificaría la historia de los automóviles en cuatro etapas: vapor, combustión interna, eléctricos y los híbridos”.

En el siglo XVIII apareció la máquina de vapor, que replanteó el uso de los automóviles y dio pie  a la primera etapa del automovilismo, “donde la fortaleza humana fue reemplazada por la fuerza de la energía del vapor”. De aquí surge la idea de crear carretas impulsadas por vapor, dando así inicio a la industria automotriz y la primera tecnología que impulsó a los primeros coches.  

Posteriormente, a principio de 1800, se dio una variante en la tecnología de la impulsión automotriz con motores eléctricos, “la cual no tuvo mucho éxito ya que se tenía que producir la energía eléctrica de alguna manera pero que en ese momento no era posible” y por lo cual quedó arraigada la idea pero no descartada en su totalidad, como actualmente lo vemos.

Tras descartar el uso de los motores eléctricos, la combustión interna, con petróleo en sus inicios, dio como origen el motor con gasolina, gas natural y el motor con diesel, “dos tecnologías diferentes pero que contribuyen a la evolución del motor de combustión interna y es la tecnología que domina actualmente”. Esta etapa se caracteriza por tener automóviles que contaminan menos, tienen mayor seguridad, son más veloces, resistentes y confiables.

“La desventaja de la etapa en la que estamos viviendo es la movilidad ya que hay tantos carros en las ciudades y caminos que ya que el automóvil corra mucho y gaste menos gasolina no se ve en los beneficios porque estamos atorados en el tráfico y, aunque el automóvil de forma unitaria contamina menos, ya por la cantidad de automóviles concentrados en una ciudad, la contaminación es muy alta”.

La cuarta etapa y la que se está desarrollando actualmente es la de los híbridos, mezcla de combustión y electricidad. “Actualmente, el auto eléctrico, también conocido como ecológico, está parando al mundo de cabeza con las investigaciones y dando origen al auto autónomo. También son parte de la historia de la industria automotriz”, agregó Bravo-Ortega.

El futuro nos alcanzó

A pesar de los avances que se dieron en las primeras dos etapas, la mente de las personas se encontraba más allá del momento en el que vivían y fue así como el futuro se empezó a construir desde 1939, cuando en la feria de Nueva York los visitantes preguntaron acerca de una visión de autopistas automatizadas, en donde todo fuera como una gran maquinaria que funcionara por sí misma.

Pero fue hasta mediados de la década de 2000, cuando la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) incentivó a equipos especializados para competir con vehículos de auto-conducción.

En 2009, Google inició el proyecto Google self-driving Project car y ese mismo año iniciaron pruebas de la mano con Toyota en las carreteras de California. Una de las ventajas de su uso sería la disminución de las muertes por accidentes automovilísticos, más de 1.2 millones a nivel mundial cada año, ya que el 94% de estos accidentes son ocasionados principalmente por los errores humanos. Sin embargo, al ser automóviles programados por humanos, ¿desaparecerían los errores de los mismos en los nuevos prototipos o se crearían nuevos tipos de accidentes?

“Actualmente, México no está listo para la era de los coches autónomos. A pesar de que ya hay prototipos que funcionan, en nuestro país no hay todas las tecnologías a nuestra disposición pero sí hay gente muy bien preparada en las universidades, que saben mucho de lo que es el costo autónomo de un vehículo”.

La era de los automóviles autónomos

Lo que hasta hace unos años parecía una idea de película, hoy es una realidad. Singapur es una de las primeras ciudades en las que el servicio de los automóviles independientes ya es una realidad gracias a la empresa nuTonomy. Los viajes son experimentos controlados con un área de servicio limitado, y es el primer lugar en el mundo donde cualquiera puede pedir un viaje en un vehículo robotizado. Como parte del inicio del proyecto, la compañía decidió no cobrar por estos servicios.

Uber también comenzó sus viajes independientes en agosto en la ciudad de Pittsburgh; algunos automóviles Ford Fussion dan este servicio, pero con un conductor en el coche para evitar percances en caso de que se dé origen a alguna falla de la computadora. Los usuarios tienen la opción de seleccionar este tipo de automóvil y disfrutar del viaje a su destino de forma gratuita. La compañía se encuentra en el proceso del desarrollo de sus propios prototipos.

“Habrá retrasos, contratiempos y accidentes espantosos. Algunas personas buscan poner fin a esto. Y otros se niegan a entrar en los coches. Pero esto está sucediendo”, dijo hace un tiempo Wolf Richter, CEO de Wolf Street Corp, en entrevista para Marketwatch.

“En México no existe la infraestructura para que el auto autónomo circule. La estructura que tiene nuestro país no es la adecuada. Sí, el auto eléctrico contaminará menos, pero necesita cosas muy específicas como calles parejas, planas, bien pavimentadas, sin topes ni baches. Necesita un cierto tipo de señalización que le permita conocer calles para poder desplazarse, pero esto no quiere decir que en México nunca se podrá hacer sólo que ahora no es el momento”.

Más de 1.5 millones de millas se han recorrido en Mountain View, California, Austin, Texas, Kirkland, entre otras ciudades con los nuevos prototipos de autos independientes. “Para que el auto autónomo comience a circular en su totalidad, las leyes se tienen que homologar ya que se desafían las leyes existentes ante casos que nunca se habían dado. Si hay un choque, ¿de quién es la culpa?, ¿del pasajero?, ¿la empresa que produce los autos? Legalmente hay mucho por hacer”, dice el doctor del ITESM.

Lee Las 5 tendencias que sacudirán la industria automotriz

El material que lo puede revolucionar todo

Un elemento vital en la historia de la industria ha sido el material de fabricación de las piezas. Los autos han pasado del acero, al caucho, aluminio y en los últimos años a la fibra de carbono, una innnovación que comenzó con los autos de carrera y ahora se ha extendido a los autos de calle e incluso a la aeronáutica.

Este material está elaborado de hebras muy finas, entretejidas en una hoja que como resultado da un material cinco veces más fuerte que el acero pero pesa dos tercios menos. Nissan, BMW, Volkswagen, Ford y Ferrari son marcas que llevan la batuta con la elaboración de algunos modelos.

El punto débil de la fibra de carbono es el costo, aún muy elevado para los autos comerciales, sin embargo, algunas armadoras e instituciones académicas han elaborado prototipos a partir de desechos de la industria del papel, lo que puede significar un gran avance a futuro para fortalecer el uso de este material que favorece al medio ambiente.

Relacionadas

Comentarios