Economía y FinanzasLo Último

Dejaré la inflación controlada antes de irme: Carstens

La inflación en México se aceleró en abril a 5.82 por ciento a tasa anual, su nivel más alto desde mediados de 2009, reportó el martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

11-05-2017, 1:06:45 PM
Reuters. Agustín Carstens, gobernador de Banxico.

 

El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dijo que está tranquilo de que la inflación descenderá antes de que deje el cargo el 30 de noviembre de este año, y vuelva al objetivo de 3.0 por ciento más/menos un punto porcentual en 2018.

Me voy con la tranquilidad de que voy a dejar la inflación encaminada en su objetivo”, dijo el banquero central después de su participación en un foro organizado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

La inflación en México se aceleró en abril a 5.82 por ciento a tasa anual, su nivel más alto desde mediados de 2009, reportó el martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Desde enero, la inflación ha rebasado la parte alta del objetivo del Banco de México, que en lo que va de 2017 ha elevado en 75 puntos base la tasa de interés interbancaria, actualmente en 6.50 por ciento.

Carstens dijo que gran parte de la inflación ha sido resultado del aumento de los precios de transporte urbano, aunque no ve un aumento de precios acelerado en otros bienes y servicios.

“Banxico tiene reunión de política monetaria la próxima semana y vamos a analizar ese y otros determinantes de la inflación”, agregó Carstens, quien será el director general del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés) cuando concluya su mandato en Banxico.

El gobernador del banco central espera que la inflación muestre una tendencia a la baja a finales de 2017 y vuelva por debajo del 4.0 por ciento en 2018.

Mexicanos tienen que aprender a reinventarse

Durante su ponencia, Carstens destacó que el cambio tecnológico vivido en la última década tomó a muchos países en una situación económica débil tras la crisis financiera de 2008, lo que ha afectado a la recuperación del empleo en varios sectores de la población.

“Ha significado una situación muy difícil que, desde un punto de vista histórico, no ha tenido antecedentes inclusive en el Siglo XX. La problemática de los países emergentes (en este contexto) es que muchas de sus sociedades aún no han madurado en el ámbito económico para tener un crecimiento sostenido y equitativo.”

Por eso, la sociedad mexicana debe adquirir la capacidad de reinventarse, comentó el funcionario.

La velocidad en que nuestro conocimiento se ha vuelto obsoleto ha sido dramática.”

Relacionadas

Comentarios