'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

El hombre que abrió el primer Starbucks y renovó a Vips

Gerardo Rojas, el CEO de Vips, es un hombre formado en el sector de alimentos que le gustan los retos, ha dirigido una cafetería, entregas de pizzas y ahora quiere redefinir la categoría de los restaurantes familiares.

24-05-2016, 1:50:55 PM
El hombre que abrió el primer Starbucks y renovó a Vips
Xóchitl Austria

Los cambios siempre implican retos y oportunidades, esto lo sabe muy bien Gerardo Rojas, director de Vips, quién desde hace dos años se ha encargado del proceso de adquisición de Alsea, integración, manejo y ahora renovación del restaurante familiar.

El directivo de 43 años conoce bien estos procesos, pues le tocó ser director de Starbucks Coffe México en 2002, cuando se abrió la primera sucursal de la cafetería justo frente al Ángel de la Independencia y que, con la personalización de su servicio, conquistó a muchos capitalinos y empezó a crecer por todas partes.

Rojas recuerda con orgullo que su responsabilidad “fue fundar y dirigir desde el principio esta cafetería, crecerla y dejarla como un negocio estable”, asegura. También estuvo en la dirección de Domino’s Pizza en 2010, aprendiendo del negocio de la comida rápida. 

Pero hace dos años se enfrentó a un reto mayúsculo. La adquisición de 266 restaurantes familiares Vips por parte de Alsea, la primera marca propia adquirida por el grupo y el primer restaurante familiar.

En entrevista con Alto Nivel, Rojas explica que se tomó la decisión de mantener el modelo de negocio de Vips, que es muy sólido, pero en busca de “renovarse para seguir vigentes muchos años más” y “estamos redefiniendo la categoría de restaurantes familiares tipo cafetería”.

También puedes leer: 4 cosas que cambiarán en Vips

Seguirán ofreciendo desayunos, comidas, cenas y entrecomidas, pero fortaleciendo los distintos momentos del día con mayor oferta culinaria y con espacios más cómodos, adecuados para ir con niños, para ir a trabajar o tomar un café en la terraza.

Cómo se vive una adquisición

Rojas nos platica los retos que enfrentó desde su llegada hasta este martes, cuando se inauguró la primera sucursal con la nueva imagen:

1. Conectar todo a Alsea

En una adquisición, el primer reto es la integración. Conectar todo el sistema de Alsea, desde pagar la nómina de 11,500 colaboradores, distribuir los miles de items de alimentos que llegaban a diario a todos los restaurantes, transitar de los servicios de proveeduría de Walmart, así como todos los sistemas de cómputo y telecomunicaciones.

Rojas explica que esto muestra “la capacidad de Alsea para hacer adquisiciones e integraciones de negocios grandes”.

2. Que el cliente no sufra la transición

Con presencia en 60 ciudades y 250 restaurantes, en la segunda etapa el reto fue empezar a operar y gestionar el negocio como se hace en Alsea y asegurar que el negocio se mantuviera operando sin que sufriera el consumidor la transición: un cierto nivel de servicio y calidad en los productos.

El director de Vips asegura que para una buena integración y mantener operando a todos los restaurantes con números positivos fue muy importante permear la cultura laboral de Alsea.

“Invertimos 200 mil horas de capacitación para todos los colaboradores”, explica Rojas, quien presume que la fortaleza está en la diversidad de sus colaboradores, desde gente joven que busca la oportunidad de tener su primer empleo hasta adultos mayores, pasando por supuesto por una plantilla conformada en un 60% por mujeres. 

Este es un “negocio de gente y para la gente”, señala.

Cabe destacar que, de acuerdo con Alsea, el 60% de sus clientes son generación millennial, de ahí que gran parte de las modificaciones estén dirigidas a conquistar a un público joven (más conexiones para trabajar o estudiar, pantallas para ver eventos deportivos, venta de cervezas y fuente de sodas) para aumentar el tráfico y el ticket promedio de sus visitas.

3. Crecer en ventas

Una vez superados los otros retos, Rojas señala que lo siguiente fue crecer el negocio y mejorar su rentabilidad, justo a lo que se han dedicado los últimos 18 meses.

En ese sentido destacó que parte de la filosofía de Alsea es la innovación, la incorporación de herramientas tecnológicas que les permitan a los colaboradores enfocarse en la experiencia del cliente, ofreciendo platillos de mejor calidad en menor tiempo. 

“El negocio de los restaurantes es un negocio difícil, que requiere enfoque en el detalle. Los platillos deben ser perfectos, cómo saludas y te despides de un cliente, la calidad de los ingredientes todo esto influye en el servicio”, explica.

En esta etapa se analizó cada sucursal y se hizo el cierre de 16 que no eran rentables, sin embargo se abrieron dos sucursales nuevas, la primera inaugurada en Av. Cuauhtémoc y la segunda en Torre Bancomer.

El siguiente reto de Rojas es hacer que se logre en menos de cinco años la renovación en imagen y espacio de los 250 restaurantes de la cadena Vips. Después la apertura de entre 5 y 10 unidades más en el próximo año y medio. 

Relacionadas

Comentarios