Estilo de VidaHistorias

Dayanita Singh, fotografía que se trasforma día a día

Conoce las imagenes en blanco y negro de la más respetada fotógrafa de la India, a través de las cuales da a conocer la compleja situación que vive su país.

02-02-2010, 5:00:00 PM
Dayanita Singh, fotografía que se trasforma día a día
Estilo Hoy

Dayanita Singh, tiene como pocos la capacidad natural de expresar en sus imágenes, crudas realidades que se vuelven denuncia y que impactan con tan sólo una mirada.


Autora de una variada y compleja obra, es sin duda una de las artistas internacionales de la lente más reconocidas en la actualidad. Sus trabajos, reportajes y documentales sobre personajes extremos han recibido la atención de la prensa mundial, pero ella no se conforma con eso.


Es así como su obra sufre día a día una sofisticada y muy bien pensada transformación, desde sus célebres primeras imágenes como Mona o I am as I am, hasta otros tópicos poco habituales para una fotógrafa de la India. Esta evolución la lleva a mostrar una fotografía de carácter más personal. Con este objetivo en mente, ha abandonado el blanco y negro en el que solía exponer sus elegantes creaciones, cambio que no altera en lo más mínimo la esencia y calidad de sus fotografías.



De esta forma dio vida a tomas en donde predominan los lugares vacíos e instantes suspendidos, tal cual como en Go Away Closet, Blue Block y Dream Villa, donde se presentan objetos, espacios y caminos, que en el fondo ofrecen la posibilidad de descubrir perfiles sociales, culturales y religiosos.



Asimismo, a lo largo de toda su obra se puede apreciar claramente la deuda que la artista siente hacia la música y la literatura, tanto de su país como la que nace en Occidente, fuente de inspiración para una gran cantidad de sus trabajos.



Toda esta capacidad le ha permitido exponer alrededor de 140 de sus fotografías en los más prestigiosos museos, entre las que destacan el Brooklyn Museum o la Asia Society de Nueva York, además de estar presente en Berlín, Boston y Turín. Estos méritos que la hicieron acreedora en 2008 del Robert Gardner Fellowship de la Harvard University Art Museums y el reservado para sólo para los grandes: el premio Prince Claus Award.



Una maestra de la denuncia y la captura de la realidad, que evoluciona para mostrar abiertamente su lado más íntimo.

Relacionadas

Comentarios