Para EntenderTecnología

Cuánto cuesta borrar tu pasado en internet

Aunque el derecho al olvido aún no tiene validez en las leyes mexicanas, existen empresas que se ofrecen a librar una batalla por borrar tu pasado de internet. Este es su costo.

04-04-2017, 6:35:06 AM
olvido en internet

Una imagen dice más que mil palabras. Eso es algo que sabe bien una personalidad como Humberto Moreira, ex gobernador de Coahuila y posible candidato a una diputación por ese estado. Hace dos años, el político priísta acudió a una empresa a eliminar una imagen de buscadores y redes donde aparecía mostrando su abdomen por considerarlo “de poco interés relacionado a su trabajo”.

Moreira aludió al llamado “Derecho al Olvido” el cual tuvo su primer antecedente en España en 2014, pero que en México aún cuenta con varios vacíos legales para llevarse a cabo, por lo que aún es posible encontrar las imágenes del abdomen del “profesor” Moreira en buscadores. Sin embargo, hay empresas dispuestas a pelear para borrar tu pasado en internet por un monto.

Eliminalia es una empresa que tiene más de un año operando en México y que tuvo su origen hace tres años en España, y que cree que cualquier pasado relacionado con personas públicas como políticos, empresarios y funcionarios puede ser borrado en caso de que dañe a su personal.

“Nosotros somos realmente el defensor del pueblo, pues dependemos al cien por ciento los intereses del ciudadano y entendemos que no todos los ciudadanos son iguales en ese sentido”, dice Dídac Sánchez, fundador y director de la empresa en entrevista.

Cuánto, quiénes y cuándo tienen derecho

Te recomendamos: Esta es la lista negra de las empresas que no cuidan tus datos.

Eliminalia es una de por lo menos una decena de empresas que se anuncian en internet y que ofrecen llevar los procedimientos legales para borrar la información en internet. Dependiendo de la cantidad, el tipo de publicaciones y ya sea que se trate de una persona física, un funcionario público o una empresa, varía el costo.

Según Sánchez, en México el precio va de los 7 mil a los 150 mil dólares y en promedio, toma unos cuatro meses en que las búsquedas puedan desaparecer por completo.

“Si hablamos de personajes no públicos que no tiene tanto reconocimiento público pero ha  salido en medios  de comunicación, en cuestión del 60 días se puede eliminar toda la información”, indica.

En el país cuentan con más de 60 clientes y según cifras de la compañía, hasta el año pasado creció 24 por ciento el número de personas y empresas que buscan eliminar la información negativa que arrojan los buscadores en torno a ellos.

De acuerdo con la legislación mexicana en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares, cualquier información concernientes a una persona física pueden ser rectificados cancelados u opuestos. No obstante, muchas de las empresas que poseen estos datos están sujetas a leyes de otros países lo que dificulta su regulación.

En septiembre de 2014, el único caso que fue aceptado por el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) y que fue llevado a juicio de amparo por la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) para la remoción de una nota periodística y que a finales del año pasado, fue desechado, por lo que la información sigue en la red.

¿Derecho o golpe a la libertad de expresión?

Según a R3D, el llamado derecho al olvido es una práctica incompatible con el derecho constitucional mexicano y la libertad de las personas en la red. “El ‘derecho al olvido’ no es un derecho, sino un mecanismo de censura que ha demostrado ser sumamente peligroso para la libre expresión en línea y para el derecho a l verdad, además de ser explotado comercialmente para retirar contenido ‘incómodo’ para empresarios, políticos y funcionarios públicos (o futuros funcionarios), en detrimento del interés público”, dice la organización.

En la misma línea, Mario Campos, académico de la Universidad Iberoamericana precisa que sólo en el último año se ha analizado la posibilidad de su regulación para lograr hallar un equilibrio entre privacidad y la libertad de prensa y comunicación.

“Hay que entender que el olvido en este sentido es una herramienta efectiva para la protección de datos personales, pero siempre se tendrá que hacer la ponderación entre interés público y privacidad”, comenta en entrevista.

El debate ha sido reciente en nuestro país no sólo por contar con pocos antecedentes, sino porque la relación que tienen los individuos con sus redes y la forma en que se genera la información en el medio está generando un nuevo debate.

“Es importante el papel de los medios de comunicación y abrir el debate, pues la tecnología plantea nuevos dilemas”, comenta Campos.

Uno de ellos es, por ejemplo, ante la posibilidad de que se difundan noticias falsas en detrimento de otra persona o que la afecten directamente, un fenómeno que ha sucedido recientemente en torno a varias figuras.

Lee también: Los 5 puntos débiles del internet en México.

Aunque en México ya se cerró el primer caso de derecho al olvido absorbido por la autoridad, aún queda por escribirse el camino de la legislación para un país que escribe su historia, las publica en redes y a veces, desea olvidarlas.

Relacionadas

Comentarios