HistoriasVida con estilo

El creador de las oficinas de Google te dice cómo diseñar tu espacio

El arquitecto encargado de las oficinas de Google en México nos cuenta de su teoría de diseño para la felicidad o Design for Happiness.

01-03-2017, 6:40:19 AM
Arturo Luna.

Fotos: Arturo Luna

Hace 17 años, Juan Carlos Baumgartner fundó Space en México, un despacho de arquitectura especializado en el diseño de interiores corporativos.

La apuesta fue arriesgada. En un país que aún no entendía bien los procesos y funcionalidad del interiorismo, el arquitecto pretendía renovar los espacios más convencionales: las oficinas.

La innovación es un concepto que ha obsesionado al creativo desde sus primeros años en la disciplina. Hoy, con una barba que pinta canas y que recuerda más a un filósofo que a un arquitecto, Baumgartner está en camino a abrir nuevas oportunidades para el desarrollo de lugares de trabajo.

Aquí es donde entra el segundo término que le roba el sueño: la felicidad. ¿Cómo una persona puede decir, sinceramente, que el lugar en donde trabaja le llena de felicidad?

“Siempre hemos tenido preocupaciones de cómo impactar de forma trascendente a la sociedad a través del diseño, ese es nuestro motor y lo que nos ha llevado a cuestionarnos metodologías, herramientas de investigación, a buscar socios y aliados que nos ayuden a descifrar cómo los espacios afectan la salud o el estado de ánimo de las personas”, explica en entrevista.

“Design for Happiness” es la teoría con la que Juan Carlos explora no sólo un diseño que contribuya a la productividad de los lugares de trabajo, sino también a afianzar ambientes más felices.

#ENVIVO El arquitecto Juan Carlos Baumgartner, creador del diseño de las oficinas de Google México nos habla de cómo hacer una oficina feliz con elementos de diseño. ¡Manda tus preguntas!

Posted by Alto Nivel on Monday, February 27, 2017

Space se ha asociado con universidades como Harvard y Delft (Holanda), para impulsar la investigación en torno al tema.

Baumgartner fue uno de los pioneros en desarrollar oficinas abiertas, en donde las áreas de trabajo se funden con momentos lúdicos, donde se promueven formas distintas de alcanzar los objetivos individuales y colectivos, y con las que se dio pie a una búsqueda constante de innovación y resultados en equipo.

“Hoy no encuentro una organización que no crea que la innovación es un tema fundamental. Ha habido un cambio radical en este tipo de espacios, ahora son más divertidos y funcionales, y no se trata de un campo limitado a las empresas de tecnología, sino se puede ver en bancos, empresas de seguros, de aviación, de productos de belleza, etcétera”, detalló el arquitecto.

El siguiente paso para Space es redondear la experiencia de los usuarios, pero desde la subjetividad de los estados de ánimo.

Por ejemplo, actualmente trabajan en un proyecto para desarrollar música a partir de algoritmos (desarrollados por universidades y especialistas en la materia) para que, en lugar de distraer, ayude a la concentración y a fomentar la productividad de los empleados.

Estas melodías, diseñadas de forma científica, son desarrolladas por un sistema inteligente que elimina las frecuencias que pueden distraer a los oyentes, al tiempo que cambia los ritmos constantemente para estimular y mantener el entusiasmo en el espacio laboral.

Así, Baumgartner no sólo se centra en los metros cuadrados que le supone un proyecto, sino también en los elementos que complementarán este espacio, puede ser a través de apps (para recorrer un lugar u obtener determinada asistencia), del diseño de un glosario para la comunicación interna, o bien, desde el color, las texturas o la cantidad de luz natural que debe entrar a la oficina y cómo controlarla.

El arquitecto ha diseñado varios de los principales corporativos de México, como la sede principal de Google, de Axa, de Uber, de Red Bull, de Santillana, de Nokia, de Microsoft y muchos más.

En entrevista, reconoce que llegó al diseño corporativo casi por casualidad –al ganar un concurso hace poco más de 20 años, cuando estudiaba en Europa–; sin embargo, tras un largo recorrido, Baumgartner avanza concienzudamente hacia la reinvención de los espacios de trabajo y, por qué no, al encuentro con la felicidad.

Lee también: 10 consejos para ser feliz en la oficina.

Relacionadas

Comentarios