El MundoPara Entender

Corea del Norte: un país pequeño y pobre, pero clave para China y EU

El régimen comunista es la última barrera que separa a ambas potencias de un conflicto armado, mientras que el arsenal nuclear es la protección de la dinastía Kim para mantenerse en el poder.

11-05-2017, 6:30:41 AM
corea-de-norte
Reuters.

Cada vez que se levanta alguna tensión con Corea del Norte, el pequeño país comunista y su líder encabezan las principales noticias de todo el mundo. Y es que se trata del único país que abiertamente declara estar desarrollando un programa nuclear, con amenazas de lanzar una bomba atómica a Estados Unidos si es atacado.

El presidente Donald Trump ha dicho que el régimen de Kim Jong-un “busca problemas” y ha presionado a China para enfrentar juntos la amenaza, pero si Pekín no coopera, Estados Unidos actuará por su cuenta.

Corea del norte tiene una población de poco más de 24 millones de personas, una quinta parte de la de México. Su superficie es casi la del estado de Sonora y su economía es menor que la de Jalisco.

Asimismo, sus habitantes sobreviven con apenas 1,800 dólares anuales, lo que convierte a Corea del Norte en una de las naciones más pobres del mundo a la altura de países como Haití o africanos como Mali y Burkina Faso.

 

¿Cómo un país pequeño y pobre se ha vuelto tan importante a nivel estratégico?

Primero, porque está en pleno desarrollo de su programa militar para conseguir misiles nucleares de largo alcance.

El régimen de Pyongyang asegura tener ya a su disposición la ‘Bomba H’, la más potente que existe, y asusta con enviarla Estados Unidos si fuera atacado.

También está expandiendo la distancia que pueden alcanzar sus misiles. Ahora mismo tiene capacidad para atacar a aliados de Occidente como su archienemigo Corea del Sur y Japón, países en los que EU tiene varias bases militares.

Pero su plan es conseguir un misil que tenga capacidad para golpear ciudades en la Costa Oeste como San Francisco o Los Ángeles.

Corea del Norte es relevante por esta carrera armamentística con la que puede llegar a atacar a EU y a sus aliados, ya que es el único país que está desarrollando abiertamente estos proyectiles y, además, lanza amenazas directas a Washington de que ni se les ocurra meterse con ellos.

Actualmente nueve países tienen armas nucleares desplegadas y en reserva. Estados Unidos y Rusia cuentan con la mayor parte del arsenal, como lo muestra esta gráfica del sitio Geopolitical Futures, del analista George Friedman.

Fuente: geopoliticalfutures.com

¿Para qué quieren la bomba?

Para garantizar la supervivencia de la dinastía de los Kim: Kim Il-sung (el abuelo y el fundador), Kim Jong-il (el padre) y Kim Jong-un (el hijo y actual líder). Kim Il-sung. El abuelo del dictador actual venció en la Guerra de Corea (1950-1953) a las fuerzas estadounidenses y surcoreanas; y con el apoyo de China creó una república comunista al lado de la capitalista Corea del Sur.

La pregunta que se hacen los líderes de Corea del Norte es: ¿qué pasaría si no tuviéramos armas nucleares? Y entonces miran a otros regímenes similares para ver qué ha pasado:

Saddam Hussein, aunque no tenía armas de destrucción masiva, insinuó que las tenía. Irak fue invadido y Saddam derrocado y ahorcado.

Muamar Gadafi, el dictador libio renunció a su programa nuclear a cambio de tener unas relaciones más cordiales con Europa y EU. Gadafi fue asesinado en 2011 por una multitud cuando intentaba escapar de la Guerra Civil Libia que estaban ganando los rebeldes con el apoyo aéreo de la ONU.

La conclusión a la que llegan los Kim es que, si quieren perpetuarse, deben de obtener la bomba y los misiles de largo alcance con los que poder disuadir una intervención de Occidente en su país.

¿Cómo le sirve Corea del Norte a China geopolíticamente?

El mayor aliado de Corea del Norte es China. Casi todo el comercio exterior de Pyongyang se realiza con Pekín. China compra acero, zinc y textiles de Corea del Norte; y le vende de todo tipo de productos que fabrican. No obstante, en la balanza comercial China, estos números apenas tienen relevancia.

Entonces, ¿de qué les sirve apoyarles?

El mayor beneficio geoestratégico que le aporta es ser una zona de amortiguamiento frente a un futuro conflicto militar con EU.

Explicado de otra manera, si Corea del Norte y del Sur se unieran, China pasaría a tener bases estadounidenses pegadas a su frontera. Y eso no les haría ninguna gracia a los líderes chinos, que tendrían al ‘enemigo’ a sus puertas. El siguiente mapa muestra las bases de EU en Corea del Sur y Japón.

En segundo lugar, si el régimen norcoreano cayera y se instalara un sistema capitalista, miles de personas cruzarían la frontera con China, lo que podría causar una crisis de refugiados que podría desestabilizar la paz en el gigante asiático.

Y, en tercer lugar, el tema nuclear con Corea del Norte mantiene ocupados a sus rivales en la región: Japón, Corea del Sur y EU, mientras que China va incrementando su poder militar en Asia Pacífico. Las noticias sobre la escalada del poder chino pasan más desapercibidas con Corea del Norte gritando a los cuatro vientos que va a destruir EU.

 

Relacionadas

Comentarios