'; Alto Nivel
HistoriasNegociosTelecomunicaciones

Conectar a todo México no es una misión imposible

Mario de la Cruz, recién nombrado presidente de la Canieti, asegura que la coordinación del sector privado con el gobierno puede llevar a concretar en 2018 la Estrategia Digital del país.

20-04-2016, 6:15:18 AM
Conectar a todo México no es una misión imposible
José Roberto Arteaga

Conectar a México a través de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) no es una misión imposible de lograr para 2018. Las inversiones del sector privado y la implementación de la reforma en telecomunicaciones son parte de los músculos que mueven la apuesta gubernamental.

“Nosotros vemos con muy buenos ojos los avances que se han tenido hasta el momento en la Estrategia Digital Nacional (EDN)”, asegura en entrevista Mario de la Cruz Sarabia, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti).

Sin embargo, no es una meta sencilla de alcanzar. México se ubica en el último lugar de 34 países en la penetración de banda ancha fija, ya que tan sólo cuenta con 11.2 suscriptores por cada 100 habitantes, mientras que en la penetración de banda ancha móvil, el país se ubica en la antepenúltima posición, de acuerdo con los últimos datos de 2015 de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Tan sólo un aumento del 10% en la digitalización del país tendría un impacto de 0.59% en el Producto Interno Bruto (PIB), mientras que un aumento en la banda ancha traería un incremento de 1.38% en el PIB, según análisis.

El objetivo principal de la EDN, que se planteó en diciembre de 2013, es aumentar la digitalización de México para maximizar su impacto económico, social y político en la vida de la población, de acuerdo con la administración federal, quien plantea con ayuda de las TIC el logro 5 objetivos para 2018: transformación gubernamental, economía digital, educación de calidad, salud universal y efectiva, así como seguridad ciudadana.

Para el representante de la Canieti existen avances muy concretos en la coordinación que mantienen con el gobierno, como es el caso de la utilización de centros de datos del sector privado para el uso y almacenamiento de información reservada o confidencial del gobierno.

El desarrollo de la industria y la atracción de inversiones serán un factor que impulse el avance de las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones en el país, asegura de la Cruz Sarabia.

 Retos

Hablar de planes y de retos involucra para la Canieti diversas dimensiones por cada una de las áreas de donde provienen sus socios.

En el caso del sector de telecomunicaciones, el principal reto es la ejecución de los proyectos derivados de la reforma en el sector, como es el caso de la red compartida en la banda de 700 MHz.

“Creemos que los proyectos pueden derivar en grandes cantidades de inversión y que nos van a redituar en un buen año en telecomunicaciones. El reto de la reforma del sector se encuentra en su implementación”, dice Mario de la Cruz.

En lo que se refiere a las TIC, el reto es darle continuidad y mejorar la posición que hoy ocupa México como exportador de estos servicios.

“Tenemos que posicionar los servicios de TIC como una herramienta de productividad para el país”, explica el presidente de la Canieti.

En este sentido, la manufactura de dicha tecnología jugará un papel clave para posicionar las exportaciones.

“Vamos a trabajar con la Secretaría de Economía y todo el gobierno federal en diseñar políticas públicas y decirle a la agente que las TIC tienen el mismo potencial que la Industria automotriz”, comenta de la Cruz Sarabia.

El presidente de la Canieti planea convocar a las grandes compañías nacionales e internacionales para realizar un análisis profundo que permita conocer las políticas que han utilizado los competidores, para hacer recomendaciones puntuales a la comunidad mexicana y al gobierno.

Inversiones

Mario espera que las condiciones actuales de los mercados en donde participa la Canieti permitan atraer nuevas inversiones del extranjero, ya que la competitividad del aparato productor y exportador es una invitación para la llegada de nuevas firmas.

En la actualidad, la mayor parte de las exportaciones mexicanas se dirigen a Estados Unidos y lo que se espera es que el contenido nacional de los productos enviados al vecino país del norte se incremente.

Durante el periodo de2016 a 2018, las empresas afiliadas a la Canieti invertirán 13,500 millones de dólares (mdd), principalmente, en el área de telecomunicaciones.

Esta es una cifra que refleja los resultados de la reforma en telecomunicaciones que han obtenido certeza jurídica para realizar inversiones”.

Asimismo, diversificar las exportaciones a Latinoamérica y Europa es otro de los objetivos que se espera lograr en los próximos años.

Se espera que al final de la administración actual el monto acumulado de inversión sea de hasta 27,000 mdd y que el número de socios se duplique en los próximos tres años.

El reto principal que visualiza Mario de la Cruz es que los sectores que representa tenga una voz que incida en las políticas públicas y muestre el potencial del país. “México tiene la capacidad de atraer más inversiones”.

Relacionadas

Comentarios