'; Alto Nivel
A Fondo

Cómo será el nuevo formato de televisión abierta

A partir de 2017 la oferta dejará de ser exclusiva de TV Azteca y Televisa, y abrirá las puertas a televisoras y cableras locales- Te contamos cuáles son los escenarios.

13-06-2016, 9:27:26 PM
Cómo será el nuevo formato de televisión abierta
Darinka Rodríguez

“No es una condición natural que haya monopolios, lo natural es la competencia y el reto, porque cuando uno ve a un cuate que le está yendo muy bien, uno dice ‘yo quiero ser como ese’; así veía yo en esa época al ‘Tigre’ Azcárraga, diciendo, ‘ah pues si éste es el más rico de México déjame ver si puedo hacer algo por ahí’”.

Esas fueron las palabras de Ricardo Salinas Pliego hace tan sólo ocho meses, cuando se refería a las condiciones en que se desarrollaba la televisión abierta en el país.

De acuerdo con las prebases de licitación publicadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el formato de Televisa y de TV Azteca en televisión abierta está por terminar, pues a partir de 2017 la televisión abierta digital no será nacional sino regional y local.

En México ya no habrá una cuarta cadena de televisión, como se especuló hace un año cuando se subastó la tercera cadena hoy perteneciente a Grupo Imagen y que iniciará operaciones este año luego de que Grupo Radio Centro (GRC) incumpliera en el pago por contraprestación por 3 mil 58 millones de pesos.

Gabriel Sosa Plata, académico de la UAM y experto en telecomunicaciones explica que tal y como se plantean las bases de licitación, podría ser una oportunidad de negocio para empresas como MVS, Multimedios en varias plazas o ciudades del país, cableras locales, GRC y otros grupos radiofónicos.

“Es una buena oportunidad para pequeñas y medianas empresas de medios o de otras actividades económicas porque esta licitación busca, ante todo, promover el desarrollo de la televisión a nivel local o regional, lo que sin duda es muy relevante social y económicamente. Con la televisión local o regional se pueden incentivar nuevos mercados, ya que el modelo de cadenas nacionales lo obstaculizaron durante décadas”, explica.

TV abierta con menos audiencia, ¿dónde está el negocio? 

De acuerdo con el cuarto reporte trimestral del IFT, los niveles de audiencia de la televisión abierta disminuyeron 18 por ciento respecto a finales de 2014, mientras que la televisión de paga ha aumentado 14 por ciento su ‘rating’.

Sin embargo, esto no es obstáculo para los nuevos entrantes. Salomón Padilla, vicepresidente de la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México (ATIM), que agrupa a decenas de televisoras por cable en el interior de la República, comenta que la forma en que se están licitando los 148 canales en México favorece la publicidad más allá de los grandes jugadores como Televisa, TV Azteca y Cadena Tres.

“La televisión abierta y más en esta nueva modalidad digital representa muy buenas oportunidades para comercializar y abrir un mercado de publicidad local y regional que hasta el momento no ha sido tocado, una oportunidad muy buena para hacer negocios locales y regionales”, expone.

Hasta el momento, el valor del negocio publicitario en televisión abierta es de 39 mil millones de pesos, una diminución de 5 por ciento respecto a lo comercializado en 2010 según reporta la Asociación de Agencias de Medios, pero se plantea la apertura de nuevos mercados si se comercializa a nivel local, con contenidos dedicados a las personas de una ciudad, estado o incluso, una comunidad. 

Lo que cuesta operar un canal de televisión

Irene Levy, presidenta de Observacom, asegura que si se toma la referencia realizada por Radio Centro el año pasado, el pago por contraprestación al IFT para un canal con una población con un millón de habitantes oscilaría en 2 millones 850 mil pesos, aproximadamente.

Para el caso de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey se prevé la licitación de dos canales de televisión digital abierta, pero ni Televisa, TV Azteca o Cadena Tres podrían participar porque ya tienen presencia en esta ciudades, lo que abre la posibilidad a una nueva propuesta en contenidos.

Adicional a ello, la operación de un canal requiere la adquisición de estudios, transmisores, cámaras y otros insumos que alcanzan un valor mínimo de 10 millones de pesos, de acuerdo con estimaciones de los especialistas, pero que según Padilla, no es el desembolso más importante.

“La inversión más grande es en el tema de operación, talentos y contenidos; hay que hacer una programación de contenidos que sea interesante para lo local y que no falle, pues buscan ser contenidos diarios”, indica.

Sosa Plata asegura que quien desee estas frecuencias tendrá que ofrecer una buena cantidad de capital e invertir en producción para ser competitivos frente a Televisa, TV Azteca y Cadena Tres, además de la televisión pública y la televisión de paga.

“Estos canales serán, estimo, deseados por la audiencia potencial y los posibles anunciantes, pero sacar adelante la empresa requerirá un esfuerzo al doble o al triple de lo que hicieron Televisa o Tv Azteca años atrás”, afirma. 

Relacionadas

Comentarios