Estilo de VidaHistorias

Cómo se hizo Coraline

Aquí tienes todos los detalles que las mentes creadoras de esta película de animación tomaron en cuenta para llegar a tan interesante resultado.

24-02-2010, 5:00:00 PM
Cómo se hizo Coraline
Estilo Hoy

Coraline es una película de animación innovadora, pues es la primera realizada por medio de la técnica stop motion y rodada en 3D y HD. Está basada en la novela del mismo nombre del conocido autor de historietas y escritor de ciencia ficción y fantasía Neil Gaiman. Es una historia compleja que no se limita al público infantil sino que incluye un suspenso muy particular y fascinante; cuenta la historia de una niña (con la voz de Dakota Fanning), que abre una puerta secreta en su nueva casa y descubre un mundo paralelo al que vive en ese momento.


Neil Gaiman pensó en el director y animador Henry Selick, que también se encargo de A Nightmare Befote Christmas y Jim y el Durazno Gigante, para llevar al cine su creación, aún antes de terminar de escribirlo. Una vez que Selick aceptó el proyecto, contrató al ilustrador y dibujante japonés Tadahiro Uesugi, quien trabajo un año en el desarrollo visual de los personajes antes de trasladarse a EEUU para reunirse con Chris Butler, quien dirigió el storyboard, y comenzar a dar indicaciones a los animadores.   


Chris Butler y su equipo realizaron un storyboard del siglo XXI y abandonaron los lápices para usar monitores LCD Cintiq, de Wacom, sobre los que se aplica un lápiz interactivo directamente a la pantalla. La punta del lápiz y la goma tienen unos mil niveles de sensibilidad para obtener un control preciso, y las pantallas pueden moverse para conseguir el ángulo más cómodo.


Después de esto se procedió a decidir la técnica que emplearían, para finalmente dar vida al proyecto. La animación stop motion siempre estuvo en el pensamiento del director.


La animadora Amy Adamy describe el arte del stop motion como “mover marionetas sin cuerdas”. El encargado de animación Travis Knight dice: “Cada toma es pura acrobacia”. “Se puede hacer cualquier cosa con stop motion, es como esculpir con luz”, añade el grafista Ean McNamara.


El proceso de animación stop motion es muy especializado. Los animadores manipulan fotograma a fotograma los objetos (personajes, decorados, etcétera) en una plataforma de trabajo. Se fotografía cada fotograma con la cámara de cine. Cuando se ensamblan y proyectan las miles y miles de fotografías, los personajes se mueven con fluidez y continuidad. Es magia cinematográfica hecha a mano.


Filmar una película de animación stop motion tiene muchos parecidos con un rodaje convencional: hay que construir decorados, se debe peinar a los personajes, maquillarlos, vestirlos, iluminarlos y dirigirlos. Henry Selick explica: “El milagro del stop motion y una de las razones por las que me parece mágico, es que los personajes actúan de verdad a través de las manos de los animadores”.


El primer antecedente que tenemos de esta técnica y con este equipo de realizadores es el corto Vincent -que Tim Burton produjo en 1982 junto con el animador Rick Heinrichs- rodado en blanco y negro y narrado por el legendario actor Vincent Price. Una década después, Tim eligió a un equipo de grafistas y animadores para crear el innovador musical en stop motion Nightmare Befote Christman, a partir de una historia original suya. Le pidió a su amigo y compañero Henry Selick que lo dirigiera: “Fue un proyecto muy difícil, pero llevamos el stop motion a otros niveles en cuanto a movimiento de cámara, iluminación, ambientación, etcétera”.


Diez años después Selick hizo lo mismo con Coraline en el estudio de animación LAIKA Inc.

Relacionadas

Comentarios