md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 12:00 16/09/2014
Síguenos:

¿Cómo puedo ser un buen líder?

Conoce el camino que te llevará a ejercer el liderazgo de forma correcta y te hará ser reconocido por tu entorno de trabajo.

management_liderazgo

Los verdaderos líderes son pocos y se caracterizan por una virtud: alentar al resto.

POR: Altonivel

Si pensabas que cultivar un liderazgo se reducía a tener poder, estabas equivocado.

El liderazgo en las empresas ha evolucionado tanto que, constantemente, se añaden nuevas habilidades y técnicas para llevarlo a cabo.

Lo cierto es que los buenos y verdaderos líderes son pocos y se caracterizan por una virtud. Según Jim Kouzes y Barry Posner, escritores de “El desafío del liderazgo: cómo obtener permanentemente logros extraordinarios”, la base de esta práctica es brindar aliento a los demás.

La idea es que el líder sea capaz de ser respetado y reconocido por sus actos. Sólo de esta manera podrá estimular a sus compañeros para que deseen conseguir metas altas.

Motivar desde el yo
En la línea de la motivación, muchos autores coinciden en que “liderazgo, es lograr que otros hagan algo con ganas”. Se refieren entonces a que los verdaderos líderes pueden organizar a las personas y ayudarlas a desarrollar su potencial. 

Hay que aclarar, que más que realizar acciones que modifiquen las conductas de otras personas, el liderazgo pretende influir en el entorno.

No obstante, para conseguir esto es necesario empezar por uno. Para Warren Bennis, autor de “Convertirse en líder”, lo primero de este camino es conocerse muy bien así mismo.

De esta forma, asegura que una vez que uno se percata de sus errores y virtudes y asume sus fortalezas y debilidades, aprende a dirigir a otras personas.

Atributos
Otro paso en la senda del liderazgo es adquirir ciertas cualidades. En una entrevista, Alberto Alemán, CEO de la Autoridad del Canal de Panamá y líder reconocido a nivel internacional, entregó ciertas claves para tener en cuenta.

“Un líder se caracteriza por ser visionario, poseedor de altos valores éticos y morales, íntegro en sus acciones y actuaciones. Es un maestro que escucha, que aprende, que promueve y permite el desarrollo individual de todos y cada uno de sus colaboradores”, señaló Alemán.

Asimismo, indica que generar un cambio resulta vital. Sólo así se puede llegar a liderar una empresa y tener el reconocimiento del grupo del trabajo.

Liderazgo situacional
Existen muchas técnicas y métodos específicos para llevar a cabo el liderazgo. Uno de los que actualmente toma fuerza es el liderazgo situacional.

Consiste en un método enfocado en los mandos medios. Sus creadores, Kenneth Blanchard y Paul Hersey, maestros del Management, sostenían que lo importante es que los líderes se adapten a las personas.

Es decir, en vez de acomodarse a sus preferencias y desarrollo personal, deben preocuparse de inspirar, motivar y estimular al resto.

Esta técnica implica que los gerentes deben dar un apoyo y motivación distinta a cada empleado, considerando que todos son diferentes y responden a estímulos distintos.

Asimismo, los autores de este modelo explican que la matriz de liderazgo situacional tiene cuatro estilos para el gerente, según cuatro niveles de desarrollo de un trabajador.

En definitiva, el gerente le debe entregar más respaldo a aquel empleado que cuenta con bajo nivel de desarrollo y menos a los que ya están más calificados para ejercer su labor.

De acuerdo a Blanchard y Hersey, los beneficios del liderazgo situacional serán relaciones interpersonales más favorecedoras, trabajo eficiente y un aumento en el nivel de desarrollo de los empleados.


www.altonivel.com.mx

comentarios