Blogs + OpiniónEconomía y Finanzas

¿Cómo pueden subir los sueldos en México?

La industria hotelera bien pueden ofrecer mejores sueldos. Para ello, el gobierno podría apoyar disminuyendo los costos ocultos de los negocios como sobrerregulación, corrupción e inseguridad.

01-06-2017, 6:35:37 AM
subir-salarios
Fotoarte Sofía Ugalde.

En la entrevista que tuvimos oportunidad de hacerle a Enrique de la Madrid, más allá de celebrar el crecimiento explosivo de la industria turística en los últimos años, el secretario de Turismo prefirió tocar el tema de los sueldos del sector. Con cierta delicadeza, el funcionario dijo que los empresarios podrían pagar mejores salarios a sus trabajadores. En el aire quedó la opción de pedirlo por las buenas o hacer algo por medio de los salarios mínimos.

Es importante hablar de incrementos de sueldos, un tema que ha sido tabú por años, tanto en el sector público como en el privado. No hay economista ortodoxo que no explique que los salarios solo pueden subir en la medida que se incremente la productividad o que la oferta de mano de obra sea menor a la demanda. Ambas cosas no se ven próximas.

Este es un país en donde abunda tanto la mano de obra que a los empleadores no les importa abrir fuentes de trabajo en lugares donde no vive la gente. No les importa en absoluto: el mejor ejemplo es Santa Fe, en Ciudad de México, donde un puñado de desarrolladores y empresas decidió que no era relevante que sus empleados tuvieran que trasladarse durante dos horas para llegar a su chamba.

Por ello, los mecanismos para incrementar el ingreso, tal vez, requieren un empujoncito “no basado en el mercado”, comienzan a pensar economistas que difícilmente podríamos tachar de ignorantes.

El punto es que industrias exitosas y con buenos márgenes, como la hotelera, bien pueden ofrecer mejores sueldos. No podrían hacerlo las industrias en crisis o en abierta competencia con el exterior. Pero lo difícil es distinguir cuál es cuál, primero que nada. Luego, medir si le va bien a la gran mayoría de las empresas del sector o solo a unas cuantas.

Un salario mínimo puede convertirse en una barrera de entrada para las compañías que empiezan. Finalmente, está el cálculo de cuánto aumentar: ir muy alto resultaría fatal; ir muy bajo no tendría impacto. Intervenir en el mercado no es aconsejable, por la infinidad de variables que apenas tocamos.

Por ello, creemos que al sector turístico le vendría mucho mejor una concertación. Mientras tanto, el gobierno podría apoyar mucho disminuyendo los costos ocultos de los negocios –turísticos y de otros–, como sobrerregulación, corrupción, ineficiencia energética, inseguridad, presiones de grupos políticos o sindicales y competencia informal.

Falta coordinación con las autoridades municipales, no solo para que tomen buenas decisiones, sino para que se abstengan de tratar de exprimir a los empresarios del sector. Tal vez bastaría con eso para promover un mercado laboral más sano y provechoso para todos.

Relacionadas

Comentarios