Blogs + OpiniónPolítica y Sociedad

Cómo le hacen al cuento con los migrantes mexicanos en EU

Hoy, todo mundo quiere (o dice) defender a nuestros paisanos en Estados Unidos: medios, políticos, redes sociales, pero, ¿por qué no lo hicieron antes?

03-05-2017, 1:03:27 PM
migrantes-eu
Reuters.

Desde que comenzó la era de Trump como presidente, los medios nacionales –en particular la televisión– se han dado a la tarea de cubrir cantidad de casos sobre inmigrantes.

Viéndolo fríamente, se trata de generar noticia donde no existe; de inicio porque, si bien nos duele por ser nuestros hermanos mexicanos, muchos de ellos están en ese país de manera ilegal. Entrar sin el debido permiso o falsear el motivo de la incursión a Estados Unidos es un infracción a la ley, que conlleva como primera consecuencia el ser deportado.

No se antoja de lo más objetivo mostrar una historia tras otra, cuyo fin sea exaltar los sentimientos de los lectores, radioescuchas, internautas o televidentes, ubicando en primer plano el drama que muchos inmigrantes están atravesando ante las rígidas disposiciones implementadas por el gobierno de Trump. Antes que centrarnos en la historia más triste —que en lenguaje televisivo y con la intervención de los productores a modo se convierte en melodrama automático— debemos entender que el marco normativo de cualquier país debe cumplirse.

La discusión no debe centrarse en si los inmigrantes que están en Estados Unidos son gente buena y trabajadora; seguramente la mayoría lo es. Su importancia para la economía estadounidense no está en entredicho, tanto como empleados que haciendo el papel de consumidores. Mas el haber entrado irregularmente o ser acusados de delitos amerita su regreso a nuestra nación o a cualquier otra de donde provenga el migrante.

Hoy, todo mundo quiere (o dice) defender a nuestros paisanos: medios, políticos, redes sociales. ¿Por qué no lo hicieron antes? Recordemos que hace años el propio presidente Vicente Fox aplaudía e incitaba que se fueran de jardineros o a realizar trabajos que (muy impropiamente) aseguró: “Ni los negros quieren desarrollar”.

Políticos, líderes partidistas, comunicadores, expresidentes… todos tremendamente preocupados por las deportaciones masivas de los inmigrantes mexicanos hacia tierra azteca. El pretexto de tal situación son las declaraciones sobre la materia de Trump.

Vale la pena señalar que durante el tiempo que lleva de presidente este personaje, han sido menos los deportados que en el mismo lapso del presidente Obama, que en la cumbre de su proceso de expulsión de migrantes, superó la cifra de 600,000 personas al año.

Entonces, ¿para qué ocupar tanta tinta, imágenes y saliva sobre este asunto? Se me viene a la mente un cúmulo de posibles respuestas: pocas noticias para captar audiencia, búsqueda obvia de posibles votantes a futuro (ahora los políticos insisten en hacer gira por Estados Unidos), cambios de percepciones personales a causa de un torpe discurso en la Casa Blanca y el riesgo de que las remesas se vean reducidas, de las que injustamente depende una parte de la balanza de pagos.

Recientemente observaba las declaraciones de personajes del entretenimiento televisivo a quienes les cancelaron la visa hasta por cinco años para ingresar a EU. Su aspecto y posición ante los medios de comunicación era de cólera contra las autoridades migratorias de Estados Unidos. Quizá deberían de reconocer que para ingresar a dicho país a trabajar se requiere, primero que nada, de una visa vigente de trabajo y segundo, no mentir.

En Estados Unidos, la mentira es juzgada severamente, como el propio incumplimiento de las leyes. Exceda el límite de velocidad o maneje en estado inconveniente y hasta la cárcel puede ir a dar. Allá la verdad y la ley valen mucho, ¡el problema es que aquí no!

Relacionadas

Comentarios