Estilo de VidaHistorias

Cómo impactar en una presentación con tu vestimenta

Seas hombre o mujer, cuando tienes que hacer una presentación ante tu jefe o el cuerpo directivo es importante que cuides tu vestimenta, postura y lenguaje no verbal.

17-06-2016, 3:55:21 PM
Cómo impactar en una presentación con tu vestimenta
Mariana Hernández

Un ejecutivo alguna vez me dijo: “He descubierto que cuanto más formal es mi ropa, más respetan mis opiniones”. Para él, presentar la misma opinión vestido de diferente manera, causaba un impacto distinto.

Existen una serie de factores para determinar la vestimenta adecuada en el trabajo tales como el puesto, el área a la que se pertenece, las tareas y funciones asignadas, tipo de oficina, etc. No es igual trabajar en un despacho de abogados que en un puesto de atención directa con el cliente, por tanto es importante tener presente que la imagen hablará de quienes somos.

La imagen es relevante porque dice mucho de quién somos; es la extensión del yo. Paul Watzlawick afirma que ”no se puede no comunicar”; de ahí mi invitación a que revises cómo cuidas este aspecto: tu lenguaje corporal, tu vestimenta, tu postura, etc., y que consideres estos puntos para cuando tienes que hacer una presentación ante el cuerpo directivo.

1. Aprovecha la oportunidad

Usa el espacio a tu favor, ya que es una oportunidad para conformar tu reputación y cuidar tu posicionamiento.

2. Pregúntate ¿Qué quiero comunicar?

En vez de escoger la ropa acorde a tu estado de ánimo, gusto personal, etc. Piensa principalmente ¿Cuál es mi objetivo de comunicación? ¿Cómo quiero ser percibido en esta reunión?

3. Toma  en cuenta el estilo organizacional

Es importante notar la diferenciación entre los tipos de proyección de las organizaciones. Algunas de ellas serán mucho más tradicionales, y seguramente las reuniones con el Consejo Directivo tendrán un toque formal y ceremonioso. En otras empresas, he percibido que las juntas son más sencillas e incluso relajadas. Es necesario observar a los líderes y adoptar el estilo. Aun cuando el estilo sea relajado y sencillo, no es excusa para vestir informal y desarreglado.

4. Opta por colores sobrios

El color por excelencia para los negocios es el negro, porque brinda fuerza y seriedad. El azul marino también es una buena alternativa debido a que proyecta sobriedad y confianza. 

5. Evita los patrones

Es preferible utilizar colores lisos porque proyectan mayor autoridad y seriedad. En términos de telas y estampados, estos comunican mayor accesibilidad y cercanía.

6. Cuida los accesorios

Los complementos al vestuario permiten darle un toque elegante a la indumentaria. No obstante, es recomendable que estos sean discretos y sencillos. Como mujer, se debe de tener cuidado con pulseras o collares que ocasionen “ruido”.

La ropa importa, por supuesto; no obstante tu manera de conducirte en la reunión y los protocolos que sigas influirán de manera determinante en la forma de ser percibido por el Consejo. Recuerda: No sólo es lo que te pongas, si no también como lo proyectes. “Te reciben según te presentes, te despiden, según te comportes”.

La autora es Directora General Icon Lead, tiene más de 18 años coordinando y ejecutando planes de formación y capacitación para ejecutivos en temas de liderazgo, coaching e imagen ejecutiva.

 

Relacionadas

Comentarios