'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Cómo elegir a un consejero empresarial

María Asunción Aramburuzabala es un ejemplo del consejero ideal que las empresas necesitan para mejorar sus prácticas corporativas. Estas son cuatro cualidades que debes tomar en cuenta al elegirlo.

18-04-2016, 6:21:05 PM
Cómo elegir a un consejero empresarial
Víctor Mata

María Asunción Aramburuzabala, una de las mujeres más influyentes en el ámbito económico mexicano, con un perfil discreto y capacidad profesional incuestionable, con una formación académica, experiencia en alta dirección en diversas empresas así como una participación activa en diferentes consejos, es el modelo de profesional de alto nivel que se debe buscar cuando se quiere un consejero. 

La necesidad de mejores prácticas corporativas en las empresas, conlleva la búsqueda de asesores que cuestionen todo; profesionales con la suficiente experiencia, formación y carácter para que no sean gente que diga a todo que sí, sino que cuestionen decisiones, defendiendo así los intereses de los accionistas y del futuro sustentable de la compañía.

Vacíos legales

Desarrollar mejores prácticas, requiere estar en sintonía con legislaciones o lineamientos, como por ejemplo la Ley Sarbanes-Oxley, promulgada por el Congreso de EU,  que contempla varios aspectos como la certificación de reportes financieros, controles internos, comité de auditoría independiente y códigos de ética.

Por el contrario en México, muchas compañías han adoptado esta regulación, como mecanismo de institucionalizar sus procesos y mejorar sus prácticas corporativas debido a la ausencia de un marco regulatorio mexicano más completo.  

La Ley del Mercado de Valores o  la Ley General de Sociedades Mercantiles establecen responsabilidades, obligaciones y sanciones en caso de incumplimiento, sin embargo se requiere de un marco administrativo más completo que considere el tiempo que se puede dedicar a cada Consejo o los posibles vínculos permitidos entre el consejero y la empresa.

Actualmente en el mercado, se recomienda que un consejero dedique no más de 20 días completos por año a cada Consejo y limitar la participación de un consejero a cuatro empresas (máximo recomendado incluso por el Banco Mundial). Sin embargo, hay opiniones contrarias, más que nada entre algunos headhunters, por el negocio rentable en que se ha convertido la colocación de consejeros.

El consejero ideal

Es importante tomar en cuenta las cualidades y razones que se deben considerar para buscar y nombrar consejeros.

1. Conocimiento y experiencia

Los consejeros son seleccionados por sus conocimientos y experiencia en temas que se consideran críticos para el negocio; por ello al integrarse al Consejo de Administración, deben tener conocimiento previo de la operación del negocio  y contar con facilidades para acceder información como: participación accionaria, conformación de la empresa, modelo de gobierno corporativo y estados financieros. Con la finalidad de comenzar a empatar el conocimiento del profesional junto con el contexto de la empresa.

2. Perfil resolutivo y con visión empresarial

Contar con experiencia relevante a nivel ejecutivo, referencias comprobadas, ser resolutivo y tener una visión empresarial. Más aún, en un mercado tan volátil, deben ser capaces de adaptarse a los cambios, ser flexibles y saber cómo actuar frente a la presión o la incertidumbre.

3. Imparciales

El consejero no debe tener relación familiar o de negocios con los accionistas o la empresa, que pueda comprometer la imparcialidad, transparencia y equidad. No debe tener ninguna relación que comprometa las decisiones, el beneficio de la empresa y del accionista o grupo de accionistas a los que representa el consejero.

4. Apegado a la reglas

Comprender y hacer cumplir las reglas de operación del consejo de administración, a efecto de evaluar su contribución y necesidad de continuidad dentro de dicho órgano de gobierno. Así como una rotación en un periodo de tiempo para prevenir conflictos de interés.

Ante la necesidad de las compañías de comprobar sus buenas prácticas frente a los inversionistas, la Ley del Mercado de Valores ha determinado ciertas regulaciones en los Consejos de Administración, tales como: que el 25% de sus integrantes sean independientes, la realización de al menos cuatro sesiones por ejercicio y contar con consejeros plenamente capacitados con el tema que incumbe a la empresa. 

La designación de los consejeros, a pesar de ser una tarea complicada y de mucho análisis, no es imposible.

Hace falta un arduo trabajo en México, para que las empresas nacionales cuenten con una estructura robusta y transparente que beneficie a todos los actores. Se debe comenzar a transformar al sector empresarial mexicano, en uno que cuente con estándares más altos, criterios más estrictos y transparentes, que permita agilizar el desarrollo no sólo de las organizaciones sino de la economía del país.

El autor es Socio de Negocio & TI – Banca de Inversión en México. Asesor Empresarial, Inteligencia de Negocios y Analítica para México, Centro y Sudamérica

Relacionadas

Comentarios