Estilo de VidaHistorias

Cómo catar jamón ibérico

Sigue estos consejos que Estilohoy.com trae para ti y disfruta plenamente de una de las exquisiteces de la cocina española.

07-12-2009, 5:00:00 PM
Cómo catar jamón ibérico
Estilo Hoy

Es una experiencia única e irrepetible y en la cual entran en juego todos tus sentidos. Pon atención a estos consejos y deleitate de placer con el refinado sabor del jamón ibérico.


Aspecto
Las lochas del jamón ibérico están compuestas por grasa y magro. La grasa es de color blanco o rosado con matices amarillos y es la que le da al jamón esa apariencia veteada, característica de la zona ibérica.


La carne de color rojo oscuro tirando para púrpura es el magro. Debes fijarte en la intensidad del brillo de este último ya que es un buen indicador de la calidad del jamón ibérico, debido a que el brillo lo proporciona la grasa, rica en ácidos insaturados que provienen de la bellota.


Aroma
Describir la complejidad y aroma de este alimento es casi imposible. Su olor proviene de la mezcla de más de 170 especies diferentes que lo componen y cuya calidad, cantidad y combinación es distinta en cada pieza.


Lo que debes saber es que tiene un olor inconfundible, intenso y rico en matices. Si es de buena calidad pemanecerá en el ambiente incluso después de haberlo saboreado. Además, su fragancia te recordará a setas, frutos secos y caramelo.


Textura
En el sabor de esta delicia española también incide su jugosidad, la cual deriva de la grasa inflitrada tan particular del jamón ibérico. La jugosidad hace que al masticar se liberen los jugos de la carne.


Si la grasa se deshace en la boca en esos momentos es porque el jamón está en buen estado y su nivel es excelente, capaz de satisfacer las siempre altas expectativas de quienes consideran habitualmente a este alimento en su dieta.


Gusto
Conocido también como bouquet, es la combinación entre sabor y aroma. Debe sobresalir el sabor dulce de la bellota, que es indicativo de la calidad y del óptimo grado de curación, con algunos toques de sal ligeramente amargos.


Por último ten en cuenta que nuestro paladar sólo es capaz de distinguir cuatro sabores (dulce, salado, ácido y amargo), pero la mezcla con sus aromas hace que el jamón ibérico provoque sensaciones finales complejas y exquisitas.


 






 

Relacionadas

Comentarios