ActualidadHistorias

CNDH dice que normalista Julio César Mondragón fue torturado

La Comisión Nacional de Derechos Humanos aseguró que el normalista fue agredido por lo menos por 11 personas, murió por traumatismo cráneo encefálico y no por disparo de arma como había indicado el GIEI.

11-07-2016, 1:07:33 PM
CNDH dice que normalista Julio César Mondragón fue torturado
Altonivel

El titular de la Oficina Especial de la CNDH para el caso Iguala, José Larrieta Carrasco, informó que existen contradicciones y omisiones en la primera necropcia realizada al estudiante normalista Julio César Mondragón.

Larrieta explicó que la causa de muerte del estudiante fue por un traumatismo cráneo encefálico y no por un disparo de arma de fuego, como dijo el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en su reporte.

En conferencia de prensa para hablar de los avances de las Investigaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre el caso Iguala, Larrieta Carrasco aclaró que el joven encontrado sin vida y con la piel de la cara arrancada, no fue desollado, sino que la “ausencia de piel en rostro y cuello del cadáver fue por intrusión de fauna depredadora, no por acción humana”.

Cabe recordar que uno de los detenidos por el ataque a los 43 normalistas desaparecidos aseguró que uno de los jovenes fue desollado.

A petición de los familiar, el cuerpo de Julio César Mondragón fue exhumado de un panteón de Tecomatlanel, en Tenancingo, Estado de México. 

De acuerdo al dictamen médico forense y criminalístico de la CNDH, Julio César sufrió 64 facturas en 40 huesos de cráneo, cara, tórax y columna vertebral, el normalista habría realizado maniobras de defensa.

En su dictamen, la GIEI describió lesiones de carroñero en cara y cuerpo, y dijo que las condiciones en que fue hallado el cadáver, no se descartaba que el agente contundente de la muerte haya sido un impacto de proyectil de arma de fuego.

La Comisión asegura que derivado de los peritajes al menos 11 personas miembros de “Guerreros Unidos” y de la Policía de Iguala habrían participado en la tortura y homicidio del estudiante.

La CNDH formuló ocho nuevas observaciones y propuestas a diversas autoridades. En específico a la Fiscalía General de Guerrero le solicitó investigar el destino de vestimenta de Julio César al morir, ya que no existe constancia de haber sido asegurada.

Relacionadas

Comentarios