A FondoNegocios

Cinépolis y Cinemex se lanzan a la conquista de Estados Unidos y Asia

Después de dominar el mercado nacional, Cinépolis y Cinemex exportan su modelo de negocio a Norteamérica, Asia, Centro y Sudamérica. Te contamos cuál es su estrategia para ser los reyes del mundo.

16-05-2017, 6:30:41 AM
cinepolis cinemex

El desarrollo y consolidación que ha alcanzado la industria de salas de exhibición de cine en México en los últimos 22 años es, sin duda, una gran historia de éxito, como la del sector automotriz o el aeroespacial, pero protagonizada por dos empresas mexicanas: Cinépolis y Cinemex, que no solo se enfrentaron y vencieron a las grandes cadenas extranjeras que llegaron con el objetivo de dominar la industria, sino que ahora buscan exportar su modelo de negocio a Norteamérica, Asia, Centro y Sudamérica, conquistando nuevos territorios e incursionando en el streaming, con la renta y venta de películas en línea, que hasta hace poco parecía una amenaza y hoy es una gran oportunidad de negocio.

Hasta 1992, el sector estaba conformado por pequeñas cadenas regionales, todas ellas familiares, y una empresa muy grande, propiedad del gobierno: Compañía Operadora de Teatros (Cotsa), con una oferta de salas limitada, cara y de mala calidad.

Pero con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en diciembre de 1992 y su entrada en vigor en enero de 1994, el sector se abrió a la competencia internacional. Cotsa fue privatizada y en 1993 inició el arribo a nuestro país de cuatro de las ocho operadoras de salas más grandes del mundo: Cinemark, United Artist, General Cinema y la australiana Hoyts, adquirida hace un par de años por la china Dalian Wanda Group.

Hoyts escogió la ciudad de Hermosillo, Sonora, para iniciar su expansión; General Cinema lo hizo en Polanco, en la capital del país; United Artist arribó a León, Guanajuato; y Cinemark empezó su aventura en Monterrey, Nuevo León, para luego expandirse a Aguascalientes, Hermosillo, Chihuahua y DF.

Todo indicaba que este grupo de empresas extranjeras dominarían el mercado de salas de cine en el país y que las cadenas regionales desaparecerían, serían absorbidas o relegadas, quedándose con una pequeña rebanada del pastel, que hoy tiene un valor de más de 15,000 millones de pesos (mdp).

Pero no fue así. En la década de los 90, seis de las 10 cadenas más grandes de salas de cine en Estados Unidos cayeron en bancarrota. Los problemas económicos obligaron a la competencia extranjera en México a replegarse para salvar su principal mercado, quedándose cuatro empresas con la mayor parte del mercado: Organización Ramírez, uno de los precursores de los complejos multisalas en el país, que después cambiaría de nombre a Cinépolis; Cinemex, que en 2008 fue adquirida por Grupo México, una firma minera, propiedad del magnate mexicano Germán Larrea; la estadounidense Cinemark y MM Cinemas, creada por Grupo Multimedios y con base en Monterrey, que fue vendida a Grupo México.

En noviembre de 2009, Cinemark, la última cadena extranjera importante en México, salió del país. La compañía estadounidense vendió sus 31 salas, con 290 pantallas, a Grupo México, que a través de adquisiciones buscaba acercarse a Cinépolis,.

Con la retirada de Cinemark, la industria de salas de cine quedó nuevamente en manos de mexicanos. Bueno, en manos de dos grupos mexicanos: Cinépolis, que hasta 2016 tenía una participación de mercado del 68%; y Cinemex, cuya participación en el mismo año fue del 29%. El restante 7% estaba repartido entre las también mexicanas Cinemas Henry, Cinemagic, Citicinemas y otros pequeños jugadores locales que, poco a poco, han ido creciendo.

Peso completo

Si comparamos hoy la industria de salas de exhibición de cine en México con una película, sin duda se trata de un blockbuster: un éxito de taquilla. En tan solo ocho años, sus ingresos se duplicaron, al pasar de 7,172 millones de pesos en 2008 a 15,018 mdp el año pasado, de acuerdo con cifras de la Cámara Nacional de la Industria del Cine (Canacine).

En el mismo lapso de tiempo, la venta de boletos pasó de 182 a 327 millones: casi el doble, lo que coloca a México frente al mundo como el cuarto país con mayor número de boletos vendidos, tan solo debajo de Estados Unidos (1,193 millones), China (1,245 millones) e India (2,263 millones).

La asistencia promedio anual en México es de 2.5 veces por persona, mayor a la de muchos países de América Latina y Europa, como Brasil (0.8 veces), Colombia (0.9), Perú (1.1), Argentina (1.1), Italia (1.5) y Alemania (1.7 veces), lo que lo convierte en un mercado muy atractivo para invertir.

México también es uno de los países que más salas de cine construye en el mundo. El año pasado se edificaron un total de 297, tan solo debajo de China, que construyó 8,700 salas; y por arriba de EU (218 salas), Indonesia (212), Turquía (159) y Brasil (147). Actualmente, nuestro país cuenta con un total de 6,308 salas de cine. Tan solo en el periodo 2008-2016 se edificaron 1,805 salas en total.

De acuerdo con PWC, se espera que el sector en México goce de un periodo de crecimiento sostenido, por la creación de nuevos productos y por la apertura de salas de cine, así como el alza del costo de los boletos. La consultora estima que los ingresos de esta industria en el país aumentarán a 999 millones de dólares en 2020, alrededor de 20,000 mdp.

A pesar de ser un mercado maduro, México tiene gran potencial de crecimiento, pues actualmente existe una sala de cine por cada 19,000 habitantes. Sí, supera a países como Colombia, Chile y Perú, que tienen una sala por cada 50,000 habitantes, pero está muy por debajo de EU, que tiene una sala por cada 8,000 habitantes, aunque año con año se reduce la brecha, pues en los últimos cinco años se han abierto en promedio 239 salas, señala en entrevista José Leonardo Martí, director general de Cinemex.

Este año, se estima la apertura de cerca de 400 nuevas salas de cine en el país, de las cuales un número importante se ubicará en ciudades pequeñas, de entre 50,000 y 100,000 habitantes.

¿Duopolio o monopolio?

Este año, el dominio de Cinépolis podría incrementar aún más su participación de mercado. Miguel Mier, director de Operaciones Globales de Cinépolis, estima que podrían cerrar 2017 con una participación de mercado del 70%. “Nuestro plan de expansión contempla la apertura de 210 salas de cine en el país, principalmente en estados como Oaxaca, Tlaxcala y Chiapas, en ciudades con una población de entre 50,000 y 100,000 habitantes; pero también vamos a remodelar cines, como el de Plaza Satélite, que ahora tendrá 22 salas (cuatro más), con todos los formatos que manejamos: IMAX, 4DX, Macro XE, Real D 3D, VIP, Circuito de Arte y Sala Junior. Abriremos también salas en el norte y sur de Ciudad de México”.

En 1994, hace 22 años, Cinépolis, antes Organización Ramírez, contaba con 280 salas de cine. Hoy, tiene un total de 3,215 salas y da empleo a más de 38,000 personas. “Este año vamos a crecer en alrededor de 9%, muy bueno para una economía que apenas va a crecer 1.5%”, subraya Mier.

Cinemex, su más cercano rival, cerró el 2016 con 2,671 salas. Muy lejos, le siguen las cadenas Cinemas Henry con 80 salas, Citicinemas con 48 y Cinemagic con 57 en total. El resto de las cadenas locales tienen en conjunto 305 salas de cine.

Pero no le será fácil a Cinépolis crecer su participación, pues Cinemex también abrirá este año un número importante de salas de cine. “Estimamos superar las 155 salas del año pasado”, subraya José Leonardo Martí, director general de la compañía, cuyos ingresos de taquilla en 2016 alcanzaron 4,435 mdp y que este año se espera crezcan entre 8 y 10%. Ha sido tan feroz la competencia entre estas dos empresas, que ha logrado incluso bajar el precio promedio del boleto, que el año pasado se situó en tres dólares, lo que ubica a México en la sexta posición a nivel mundial, debajo de Colombia (3.1 dólares), Malasia (3.4), y Croacia (4 dólares). India es el país con el precio promedio de boleto más bajo del mundo, 0.8 dólares, de acuerdo con cifras de Canacine.

“Claro que existe una guerra. México es un país que sigue creciendo y competimos en cada centro comercial, en cada nueva ubicación. Competimos todo el tiempo. Donde hay un Cinépolis hay un Cinemex, y si no lo hay están viendo la forma de abrirlo. Este año, la guerra será más feroz que nunca por las ubicaciones y por el mercado en general; ambas seguiremos innovando, desarrollando nuevos formatos, trayendo nueva tecnología; todo ello en beneficio del consumidor, por lo que el tema de la falta de competencia del que tanto se ha hablado es mentira: el que quiera venir y abrir uno o 100 cines puede hacerlo; ya sucedió, pero el nivel de salas que tenemos y el bajo precio del boleto no es muy atractivo para las empresas extranjeras”, asegura Mier.

Internacionalización

La llegada de las grandes cadenas de salas de cine internacionales fue buena para México, pues obligó a empresas como Cinépolis y Cinemex a innovar y ser más creativos para poder competirles. Y lo lograron. Hoy, las salas de cine en México están entre las mejores del mundo. Dichas cadenas invierten año con año en nuevas tecnologías y formatos de salas para atraer a más clientes.

Cinépolis fue la primera en salir de su mercado madre. Hoy tiene salas de cine en EU, España, India, Brasil, Colombia, Chile, Guatemala, Costa Rica y Panamá, convirtiéndose así en una empresa internacional. “Tras la salida de las cadenas extranjeras, nos dimos cuenta que éramos igual o más competitivas que ellas, así que decidimos salir y fuimos aprendiendo de los diferentes mercados a los que llegamos. Hoy somos la segunda cadena en Brasil y nuestro crecimiento en el resto de los territorios es muy bueno. Estamos contentos con el resultado”.

En 2017, la compañía abrirá 200 salas de cine en los mercados en los que participa, sobretodo en India, Estados Unidos, Brasil, España, Chile y Colombia. Por su parte, Cinemex iniciará este año su primera aventura de inversión fuera de México, mediante la inauguración de su primer complejo en Estados Unidos, así como la construcción de tres más. Además, menciona José Leonardo Martí, se está evaluando la posibilidad de comprar una cadena de cines en ese mismo país, lo que significa que utilizará la misma estrategia que llevaron a cabo en México: crecer rápidamente a través de adquisiciones.

Este es un extracto del texto que el autor escribió para Alto Nivel y que podrás consultar completo en la edición impresa de mayo. Busca tu revista en los principales puntos de venta, suscríbete en línea o descarga la revista digital. Sigue nuestra conversación en Twitter y Facebook.

Relacionadas

Comentarios