Blogs + OpiniónNegocios

China aprovecha en México el vacío de inversión provocado por Trump

La llegada a México de la firma China, Jac Motors, muestra las intenciones del país asiático de convertirse en un aliado de América Latina ante el desdén del presidente de EU.

01-02-2017, 11:12:07 AM
Mexico_China
Depositphotos.com

Ante el retiro de inversiones de marcas estadounidenses en México, tras las políticas implementadas por Donald Trump, la segunda potencia comercial, China, ve y tiene realmente en México un amplio campo de oportunidades que se abren cada vez más ahora que nuestra nación ha empezado a analizar una posible salida del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Como buen estratega de negocios que es, el país asiático se ha posicionado desde hace algunos meses para aprovechar este “vacío” de capitales en México que anunciaba Trump desde su campaña hacia la Casa Blanca y que parece decidido a llevar a cabo.

En noviembre pasado, el presidente chino Xi Jinping realizó un recorrido por América Latina en busca de diferentes tratados sobre inversiones en la región, como parte de una estrategia para consolidar su posicionamiento como líder global en comercio. Con esto, las acciones proteccionistas de Trump estarán abonando a la economía que el nuevo presidente estadounidense describió como enemiga.

¿Qué necesita China para consolidarse en la región y ocupar el lugar vacío de Trump?

Una estrategia basada no sólo en la cantidad de inversiones, sino en utilizar a su favor las marcas y productos que le han valido para posicionarse en todo el mundo, aquellas firmas que con su calidad e innovación han logrado contrarrestar la idea de que los productos de origen chino son de baja calidad y corto tiempo de vida.

Esto incluso podría significar mayor diversificación a favor del consumidor final. Un ejemplo de esto es el reciente anuncio de la marca china JAC Motors, sobre el lanzamiento de sus automóviles en México. Una firma multipremiada tanto por sus diseños, como por su tecnología, como es el caso de su modelo JAC Tojoy que ganó numerosos premios incluyendo el galardón J.D. Power China Automotive Performance, Execution and Layout (APEAL).

Además esta marca -que es la fabricante del segundo vehículo de propulsión eléctrica más vendido en su país- no sólo está a punto de lanzar a la venta sus modelos de coches, sino de ampliar su manufactura en territorio mexicano, como un paso hacia la consolidación de la marca en el país.

JAC Motors no sólo le apuesta a la estrategia de convertirse en una marca valiosa y querida en México, valiéndose de las características de sus productos su avanzado diseño y la presencia que ya tienen en otras zonas del mundo, sino del discurso que tienen a su favor: el de la calidad y el reconocimiento que reivindica a los productos chinos.

Tiene también a su favor, que esta marca asiática no sería la primera en convencer no sólo a los mexicanos, sino incluso a los propios estadounidenses, que lo chino no es sinónimo de barato y de mala calidad. Ejemplos hay varios, es el caso de Huawei, Lenovo y Alibaba, esta última que irónicamente recién anunció la creación de un millón de puestos de trabajo en Estados Unidos.

Si bien, son necesarias una serie de estrategias de marketing, el caso de las mencionadas firmas chinas, entre muchas otras, han demostrado que es posible colocarse en el top of mind del consumidor final, e incluso posicionarse como parte de las marcas más valiosas del mundo, esto habla de credibilidad y reputación, un requisito en el posicionamiento de cualquier organización.

Otro de los casos es Xiaomi, fabricante de smartphones, quien llegó a México a finales de 2015, siendo nuestra nación el tercer mercado latinoamericano en el que se colocaba. Con un antecedente en ventas por más de 13 millones de unidades vendidas en su país ese año, la marca llegó a México para competir incluso con firmas al nivel de Samsung y Sony.

En el más reciente Top 10 de las marcas chinas con impacto global, realizado por WPP y Kantar Millward Brown, en asociación con Google, demostró que la idea de asociar los productos con baja calidad está quedando atrás. Sin duda esta percepción cambiará aún más si los productos de marcas originarias de China empiezan a ser producidos en México.

¿Por qué auto optarán los mexicanos? ¿Los que son fabricados en otros países, o los de aquellas marcas que apoyan la economía nacional, generando empleos e instalando sus plantas armadoras en nuestro territorio?

*La autora es Directora General y fundadora de Comunicación Spread. Publirrelacionista y experta en manejo de crisis.

Relacionadas

Comentarios