HistoriasNegocios

El CEO más odiado es culpable: Decía tener 40 mdd y solo tenía 300

Martin Shkreli, el CEO más odiado del mundo, fue declarado culpable de tres de los ocho cargos federales que enfrenta, por lo que puede alcanzar hasta 20 años de prisión.

09-08-2017, 4:47:46 PM
martin shkreli

Un jurado declaró culpable de fraude a Martin Shkreli, un exadministrador de fondos de inversión y empresario del sector farmacéutico, que alguna vez fue calificado como “el CEO más odiado en Estados Unidos”.

Un jurado encontró a Shkreli culpable de tres de los ocho cargos federales que enfrentaba, relacionados con fraude cometido contra inversionistas que depositaron dinero en fondos de cobertura que manejó en violación a la ley. La sentencia que recibirá podría alcanzar los 20 años de prisión.

De acuerdo con la fiscalía, Shkreli expresó “mentiras sobre mentiras” en torno a sus fondos de inversión, como por ejemplo su afirmación de que uno de ellos contaba con 40 millones de dólares cuando en realidad sus recursos sumaban apenas 300 dólares.

Lee De niño prodigio a ser el CEO más odiado del mundo

Los fiscales aseguraron que Shkreli, de 34 años, engañó a sus clientes sobre la operación de fondos de riesgo, utilizó en secreto su dinero para comenzar la empresa Retrophin y después tomó 11 millones de dólares de esa compañía para pagar a sus inversionistas.

Pese a los repetidos fraudes en los que se involucró en su manejo de dos fondos de inversión, Shkreli alcanzó la fama en Estados Unidos luego de que como director de una empresa farmacéutica aumentara el precio de un medicamento vital para personas con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

El medicamento Daraprim aumentó de precio en 500 por ciento de la noche a la mañana, lo que generó una oleada de críticas. Entonces, el canal BBC lo calificó como “el hombre más odiado de Estados Unidos”.

Su comportamiento causaba rechazo además debido su acoso a mujeres y reporteras. Simpatizante del presidente Donald Trump, las opiniones emitidas por Shkreli llevaron a la red social de mensajes cortos Twitter a suspender su cuenta de manera definitiva.

Asimismo, Shkreli alzanzó notoriedad tras divulgar que había adquirido por dos millones de dólares la única copia del disco “Once Upon a Time in Shaolin”, que vendiera en 2015 el grupo de culto del hip-hop, Wu-Tang Clan.

Relacionadas

Comentarios