A Fondo

CDMX, la ciudad del caos

Vivienda, contaminación, transporte, movilidad y la nueva Constitución son los temas que aborda Alto Nivel en su edición de agosto.

01-08-2016, 7:15:57 PM
CDMX, la ciudad del caos
Altonivel

Los riesgos de más burocracia en la ‘nueva’ Ciudad de México, la inversión en movilidad en transporte público, la alta demanda de vivienda en la urbe y la contaminación del aire son los temas que aborda la edición 336 de la revista Alto Nivel, con una serie de reportajes y artículos de opinión.

Coinversión en el transporte público

El transporte público en México es muy barato en comparación con cualquier ciudad importante. No pagamos ni 20% de lo tendría que ser. Incrementar un poco las tarifas haría que la iniciativa privada se interesara en invertir y, sobre todo, se mantendría un servicio eficiente, explica Manuel Nieblas en su artículo.

“Sin embargo, nos enfrentamos a una ecuación complicada porque la población de bajos recursos es enorme y esta gente no puede pagar más. ¿La propuesta? Que el gobierno ofrezca un subsidio exclusivo a quienes realmente lo necesiten.”

El especialista señala que es necesaria la inversión en transporte público, pero el gobierno no puede asumir todo el peso “Pensemos en lo siguiente: un transporte público insuficiente e ineficiente trae consigo pérdida de calidad de vida y productividad de la gente, dos cosas que no podemos darnos el lujo de perder.

 

Constitución: Más costos, más riesgos

La creación de una Constitución de la Ciudad de México “no es una transformación o una reforma que vaya a beneficiar a los capitalinos; en mi opinión, tiene muchos más riesgos que posibles ventajas esa Constitución”, advierte  María Marván Laborde, politóloga y socióloga de la UNAM y ex consejera del entonces Instituto Federal Electoral (IFE).

“Me preocupa que se incremente de manera desproporcionada la burocracia en las alcaldías (hoy delegaciones políticas), con la creación de concejales… Es más, ni siquiera quisieron hacer municipios en la ciudad de México, sobre todo porque el jefe de Gobierno no quiere perder el control de las finanzas”, dijo la especialista en entrevista con Alto Nivel.

Le inquieta también el que pueda generarse una “balcanización de Ciudad de México”, en la que “cada delegación piense que puede hacer una política propia; por ejemplo, de transporte colectivo o de seguridad pública, cuando se tiene que pensar en la ciudad como un todo. El gran reto es pensar en términos de una megalópolis y no pensar en islas internas”.

 

Salvar la vivienda: ¿Misión imposible?

El déficit de vivienda en Ciudad de México (CDMX) ha provocado la expansión de la urbe a dimensiones que la alejan de la escala humana. La corrupción, la indecisión legal sobre el tema de la redensificación y la especulación encarecen la construcción en la capital.

Cada año crece el número de construcciones en el Valle de México. Entre 1980 y 2010, la zona se expandió a una tasa anual de 8.5% en hectáreas construidas, mientras que su población creció 1.4% anual, menciona la periodista Orquídea Soto en su reportaje.

Una de las soluciones para la ciudad en materia inmobiliaria, según Dunia Ludlow, presidenta de la Comisión de Vivienda de la ALDF, es “redensificar la ciudad y aprovechar todos los lotes baldíos y las casas deshabitadas”. Redensificar significa transformar o adaptar un espacio urbano para albergar nuevas viviendas.

De acuerdo con información del INEGI, en 2010 había 211,245 viviendas deshabitadas; es decir, 8.6% del total de las casas particulares. La diputada Ludlow considera que la redensificación permitiría también establecer nuevos esquemas de cobro de predial.

 

¿Qué pasa con la contaminación?

Al transcurrir los días en plena Fase 1 y no disminuir los índices de contaminación en la Ciudad de México, se desató una lucha mediática entre las autoridades ambientales de Ciudad de México y las del Estado de México: las primeras acusan al segundo de que la contaminación que sufrimos los ciudadanos provenía primordialmente de los municipios de Ecatepec y Neza.

El Edomex responde, en boca de su gobernador Eruviel Ávila Villegas, que a partir de ese momento ya no recibirán la basura proveniente de la capital, porque es causa fundamental de la contaminación.

Pero pese a todo este caos, la Ciudad de México fue alguna vez un ejemplo en el combate a la contaminación del aire. ¿Entonces qué pasó? Luis Manuel Guerra explica en su artículo de opinión los últimos errores en política pública.

Este es un extracto del texto que el autor escribió para Alto Nivel y que podrás consultar completo en la edición impresa de agosto. Busca tu ejemplar en los principales puntos de venta, suscríbete en línea o descarga la revista digital. Sigue nuestra conversación en Twitter y Facebook.

Relacionadas

Comentarios