Estilo de VidaHistorias

Casa Prada: estilos sencillos y muy bien pensados

Prada es una casa de alta costura destacada por su exclusividad, cada temporada impone tendencias.

31-03-2009, 4:00:00 PM
Casa Prada: estilos sencillos y muy bien pensados
Estilo Hoy

Nadie puede imaginar que la exclusiva marca italiana reconocida por sus elegantes trajes de alta costura, Casa Prada, en sus principios sólo se dedicó a la confección y venta de baúles, bolsos, maletas y zapatos.  Fundada por Mario Prada en 1913, comenzó con tan sólo dos tiendas en Milán, pero más tarde la casa conseguiría disponer en poco tiempo de una cartera de clientes en Europa y Estados Unidos.


Gracias al aumento de los viajes aéreos, las maletas Prada, confeccionadas a menudo con una resistente pero voluminosa y pesada piel de morsa, no parecían ajustarse a las necesidades de los viajeros.


Pero es en 1978 cuando la firma responde a esta difilcultad y da un giro radical gracias a la incorporación de Miuccia Prada, nieta del fundador de la prestigiosa casa. Y aunque su preparación no parecía la apropiada, tenía un sentido estético novedoso y, según algunos, infalible.


Por aquel entonces, la marca seguía produciendo principalmente artículos de cuero, y sobrevivía a varios años de dificultades económicas. La competencia con otras firmas de moda similares, como Gucci, la había perjudicado bastante.


Pero Miuccia dio un vuelco a la situación, cambiando la trayectoria de la casa, llevándola al sector del prêt àporter de lujo.


En 1985, se conoce lo que sería el clásico bolso Prada: negro, liso y sencillo. Un primer ícono de la marca en su nueva etapa. Era un bolso robusto y funcional, pero con estilo propio, dirigido para gustos refinados.


En los noventa, la casa Prada consigue situarse entre las principales marcas de moda a través de prendas de irreprochable atractivo y con accesorios un tanto osados, sofisticados y de calidad. Telas lujosas, estilos pensados pero simples; dominio de tonos propios de la naturaleza, como negros, marrones, grises, verdes y cremas; todo ello fue conformando la imagen de Prada.


En casi un siglo de trayectoria, Prada ha conseguido algo muy difícil de alcanzar: ser una marca de fama mundial y al mismo tiempo emanar exclusividad que no proviene tan sólo de sus altos precios; reúne de forma emblemática los resbaladizos conceptos de “ultrachic”, “alternativo”, “intelectual” y “marca-tendencias” al mismo tiempo, temporada tras temporada.


 


 

Relacionadas

Comentarios