HistoriasNegocios

Carlos Slim, de amigo a enemigo del Estado: New York Times

Un reportaje del periódico estadounidense recogió declaraciones de Slim, en las que señala que la regulación a América Móvil corresponde más a reacciones políticas que con un asunto de competencia.

09-08-2016, 3:33:22 PM
Carlos Slim, de amigo a enemigo del Estado: New York Times
Altonivel

Este año es crucial para el multimillonario mexicano Carlos Slim, pues el regulador de las telecomunicaciones (IFT) dictaminará si América Móvil cumplió con las reglas asimétricas y deje de ser considerado como un agente preponderante.

Décadas atrás marcó el ritmo de la industria de las telecomunicaciones, pero ahora el magnate se enfrenta a un nuevo enemigo: el mismo Estado que lo ayudó a enriquecerse, dijo el New York Times en un reportaje publicado hoy.

“Aun así, los cambios han hecho poca mella en la porción de mercado que pertenece a Slim, quien retiene casi el 70 por ciento del mercado de telefonía móvil y cerca del 65 por ciento en telefonía fija”, indicó el diario estadounidense sobre la regulación asimétrica a la que fue sometido el gigante de las telecomunicaciones en México.

En 2013 fue aprobada una reforma en el sector de telecomunicaciones como parte de una batería de cambios constitucionales promovida por el gobierno de Enrique Peña Nieto. La reforma creó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), un nuevo ente regulador, que declaró preponderante a América Móvil y lo sujetó a reglas diferentes del resto de la competencia.

El New York Times recogió declaraciones de Slim, quien tiene una fortuna de 51,000 millones de dólares, según Forbes, en las que señala que la regulación a América Móvil corresponde más a reacciones políticas que con un asunto de competencia.

“Ve todas las regulaciones que nos han puesto. Velas”, dijo. “Cada vez que se quejan de algo, hacen gestiones para que pongan una regulación”.

El New York Times resaltó que, por primera vez, las tres principales fuerzas políticas del país hicieron a un lado sus diferencias y sostuvieron reuniones secretas para enfrentar a Slim y a su imperio.

Slim también habló de la competencia entrante e ironizó sobre el tamaño de la misma, que presume ser grande y a la vez pide las prebendas que da la regulación sobre América Móvil.

“Creían que iban a arrasar por llamarse AT&T. Por un lado dicen ser ‘la red más grande de Norteamérica’ y, por otro, dicen que como aquí son una red chiquita, quieren que les demos subsidio”,  espetó el empresario, quien tiene una participación accionaria mayoritaria en el Times, pero con poder de decisión limitado .

El rotativo estadounidense también habló de la historia de cómo Slim se hizo de Telmex en 1990, empresa del gobierno con bastantes deficiencias y conocida porque sus técnicos pedían “sobornos” para instalar o reparar una línea.

“Poco después de ganar la licitación de Telmex, Slim se puso a trabajar para mejorar el servicio con sus socios originales, Southwestern Bell y France Télécom; ambas luego vendieron sus acciones en la sociedad. Instaló millones de líneas telefónicas por todo el país y acabó con la práctica habitual de los reparadores de pedir sobornos”.

También el Times señala la larga serie de historias que ponen a Slim Helú como alguien que obstaculizó la regulación y que tejió una red de amistades entre ricos y políticos que ayudaron a erigir su imperio.

Cuando el IFT declaró preponderante a Grupo Carso y sus empresas en 2014, el regulador dio 24 meses para que cumpliera con sus obligaciones y determinar si eran suficientes, o si era necesario aplicar multas económicas o hasta ordenar la escisión de sus compañías.

Puedes leer el reportaje completo del New York Times aquí.

También te puede interesar: ¿Es verdad que, tras las reformas, pagas menos en telefonía? 

Relacionadas

Comentarios