'; Alto Nivel
HistoriasProtagonistas

Carlos Bremer: el empresario amigo de Slim, Clinton y Jordan

Es uno de los hombres de negocios más importantes de México. Le apasiona el deporte. Es amigo de deportistas famosos y de varios ex presidentes de EU. Aquí nos cuenta sobre sus valores y las enseñanzas de su padre.

06-06-2016, 5:51:30 PM
José Roberto Arteaga

Foto y video de Arturo Luna

Carlos Bremer Gutiérrez siempre quiso viajar y practicar todos los deportes que llenaban su mente, pero nunca aceptó la idea de que sus pasiones fueran pagadas desde la economía familiar.

A los 12 años de edad, Carlos Bremer comenzó a hacer sus primeros negocios al venderle calculadoras a los grandes corporativos regios cada fin de año, y a los 14 años inició la organización de viajes para los niños más pequeños.

Así fue como definió su carrera como hombre de negocios. “Un día, en mi cuenta de ahorro, decidí depositar el dinero de esos viajes que organizaba y un mes después ocurrió una devaluación en el país, en la década de 1970, que hizo que recibiera mucho dinero extra y era un capital que nunca entendí como había ganado”, comenta el hoy presidente y director general de Value Grupo Financiero.

El pequeño Bremer no gastó ni un centavo de aquél dinero que se había multiplicado, ya que la semilla que su padre le había sembrado como filosofía de vida fructificó: el dinero sería utilizado para la beneficencia.

Hoy los hombres que integran sus negocios son los amigos de su infancia, así como los padres de aquéllos infantes que decidieron confiar a Bremer un nuevo viaje hacia el mundo de las grandes empresas.

“Yo trato de que a la gente le vaya muy bien y puedo decirte que a mis 13,000 clientes nunca les ha ido mal. Nadie ha perdido y cada vez va creciendo la bola de nieve (de las ganancias). Para mí, el dinero de mis clientes es sagrado.”

Dentro del deporte, el empresario regiomontano ha apoyado a los boxeadores Saúl Álvarez, El Canelo, y Juan Manuel Márquez, así como al beisbolista Adrián González, por mencionar algunos.

Los amigos y los negocios

El interés del regiomontano en el deporte también lo ha convertido en amigo de grandes deportistas, como el basquetbolista Michael Jordan, quien le presentó al entonces presidente Bill Clinton. “Soy íntimo amigo de los últimos tres presidentes de Estados Unidos, porque hago cosas a favor de ambos países”, confiesa.

Dadas sus dos pasiones, los negocios y los deportes, Carlos Bremer, ha apostado por ambas a través del apoyo a deportistas y su asesoría a los grandes empresarios de México. En Nuevo León, su estado natal, aprendió desde muy pequeño a valorar ambas pasiones. “Desde los siete años me iba a la tienda de deportes de mi papá que era la más grande en Monterrey”, recuerda.

Guillermo Bremer, padre de Carlos, le vendía uniformes deportivos a todas las ligas pequeñas de béisbol, más de 50 en aquel tiempo, pero solo le cobraba a dos equipos los uniformes, y fue en ese momento que Carlos descubrió que, para su padre, los negocios eran una forma de ayudar a quienes no tenían los recursos para seguir su pasión.

“Yo le decía a mi papá: ‘Ese negocio no sale’ y me decía: ‘Tienes que entender que a los dos equipos que les cobro son los únicos que pueden pagar’. Esa enseñanza de mi padre es muy importante. Yo soy más numérico y más comerciante”, dice el hombre que también ha sido directivo independiente de América Móvil, de Carlos Slim, de quien, además, es amigo cercano.

El ‘payaso’ de Donald Trump

Hoy, Carlos Bremer se encuentra preocupado por el futuro de México, ya que sabe que Donald Trump, virtual candidato republicano a la Presidencia estadounidense, es un hombre “peligroso” que puede empañar las relaciones económicas con EU y no duda en expresar sus ideas al respecto: “No vamos a permitir que cualquier payaso como Donald Trump insulte a los mexicanos.”

Está confiado en que, independientemente de lo que suceda con el vecino país del norte, a México le esperan los mejores 10 años de su historia cuando la crisis actual haya llegado a su fin.

La humildad y disciplina de los emprendedores son las virtudes que él cree serán más valiosas para lograr la apuesta por el país. “Veo en todas las crisis oportunidades y muchos de nuestros éxitos han sido en medio de las crisis”.

Relacionadas

Comentarios