A FondoPolítica y Sociedad

Candidatos no saben (ni les interesa) cómo parar violencia en Edomex

Uno de cada dos mexiquenses ha sido víctima de la delincuencia, y la tasa de homicidios creció de 7 a 12 por cada 100,000 habitantes con Eruviel Ávila. Los candidatos no tienen respuestas a la inseguridad, y tampoco muestran mucho interés en encontrarlas.

23-05-2017, 6:30:38 AM
candidatos estado de mexico

A bordo de un camión que transita sobre la carretera México-Toluca, un hombre dispara contra cuatro personas que intentaron asaltar a los pasajeros. El homicida devuelve las pertenencias y huye. Es noviembre de 2016 y el Estado de México reporta el primero de 20 casos más, al menos, de “justicieros” que actuaron en el transporte público entre 2016 y 2017, de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de la entidad.

Homicidios precedidos por un intento de robo en las calles y el transporte público. No es casual. El robo es el delito de mayor incidencia en la entidad, con una tasa de prevalencia de 23,000 víctimas por cada 100,000 habitantes, muy superior a la tasa nacional de 8,082 por cada 100,000 habitantes.

Pero no es el único delito en el que destaca la entidad. El Estado de México abarca todo en inseguridad: además de robos, homicidios, feminicidios, extorsión, fraude, secuestro, desapariciones de mujeres, violencia de género… En todos desataca entre los primeros lugares del país. No obstante, es la entidad que más gasto per cápita destina a combatir la delincuencia (650 pesos por habitante, cuando la media nacional es de 328) y, también, la que más recursos recibe de la Federación para enfrentarla y prevenirla (866 millones de pesos en los últimos dos años).

En esta entidad, donde siempre ha gobernado el PRI, 90.6% de la población se siente insegura, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2016, que cada año elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tienen sus razones: el Estado de México reporta la tasa de prevalencia delictiva más alta del país, con 45,795 personas víctimas de delito por cada 100,000 habitantes. En comparación, la media nacional es de 28,202 por cada 100,000 habitantes. Esto significa que 1 de cada 2 mexiquenses ha sido víctima de algún delito.

Lee Edomex, la entidad corrupta y pobre busca una oportunidad

El estado además concentra 7 de los 50 municipios que reportan el mayor número de homicidios en el país, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación. Estos son: Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla de Baz, Chimalhuacán, Naucalpan de Juárez, Tultitlán y Tecamac.

La inseguridad, por lo tanto, es el tema que más preocupa a 76.6% de los mexiquenses, quienes atravesarán un cambio de gobierno más, esperando que el próximo gobernador o gobernadora cumpla sus promesas en materia de seguridad y revierta las condiciones que deja el gobernador Eruviel Ávila.

El priista, que aumentó 82% el presupuesto para seguridad y procuración de justicia durante los 6 años de su gobierno, heredará en la entidad una tasa de 12 homicidios por cada 100,000 habitantes, en comparación con los 7 por cada 100,000 que había en 2010, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Propuestas tocan sólo la superficie

Las cifras de delitos en el Estado de México deberían colocar la seguridad como un tema prioritario en la agenda de los candidatos y las candidatas a la gubernatura. Pero no es así, afirman expertos en seguridad pública.

“Sus propuestas son muy generales, tal vez deseables, pero no explican el cómo y ni siquiera creo que saben el para qué”, dice Jonathan Furszhyser, coordinador del Programa de Seguridad, de la organización civil México Evalúa.

Furszhyser asegura que las propuestas de Alfredo del Mazo, candidato del PRI; Josefina Vázquez Mota, del PAN; Juan Zepeda, del PRD, y Delfina Gómez, de Morena, atacan sólo la superficie del problema, pero no van al corazón.

Esto, aun cuando el Estado de México es uno de los que enfrenta mayores retos en materia de seguridad, dice.

Principales propuestas de los candidatos en materia de seguridad


Sin embargo, el tema que más preocupa en la entidad son los feminicidios y la violencia de género, dice el investigador de México Evalúa.El especialista advierte que los candidatos han hecho énfasis en “limpiar” y fortalecer a las policías, colocar más cámaras y mejorar sistemas de vigilancia, pero ninguno ha hablado de la procuración de justicia, de mejorar la actuación del Ministerio Público y tampoco han dicho mucho de la prevención de la violencia.

En ese rubro, la deuda de Eruviel Ávila es enorme. Su estado ocupa el primer lugar nacional en feminicidios y Ecatepec –que gobernó dos veces Eruviel Ávila como alcalde antes de ser gobernador– es el municipio más peligroso para las mujeres, de los 11 que tienen activada la alerta de género en la entidad. Estos son: Chalco, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ixtapaluca, Naucalpan, Nezahualcoyótl, Tlalnepantla, Toluca, Tultitlán y Valle de Chalco Solidaridad.

Además de los feminicidios, el estado reportó 4,281 desapariciones de mujeres, de las cuales 1,554 siguen desaparecidas, y 26,079 violaciones, de acuerdo con cifras del Observatorio Ciudadano en contra de la Violencia de Género.

No saben, ni quieren saber

Los saldos delictivos en la entidad hacen prever que la inseguridad y la violencia no cederán en el Estado de México en los próximos seis años porque los candidatos “no saben, no quieren saber y no necesitan saber” del tema, afirma el experto en seguridad Ernesto López Portillo.

A propósito de las propuestas que han ofrecido los candidatos de PRI, PAN, PRD y Morena para combatir el delito, López Portillo augura que en la entidad no habrá cambios importantes en el combate a la delincuencia porque no hay propuestas de calidad y los ciudadanos tampoco las exigen.

“Es una responsabilidad compartida”, dice, en la que el candidato no ofrece una propuesta de calidad, pero el ciudadano tampoco la pide. Su previsión tiene tres bases:

1. No saben. López Portillo advierte que las ofertas electorales de los candidatos no están fundadas en conocimiento científico y técnico sobre seguridad y, por lo tanto, ni siquiera consideran o hacen referencia a las propuestas que surgen de foros especializados en la materia.

“Las violencias denotan múltiples dolencias, enfermedades que requieren cura, y la cura se tiene que buscar en los laboratorios donde se ha diseñado la cura y donde esta ha funcionado”, dice. Pero “hay una decisión política de no saber”.

2. No quieren saber. El especialista asegura que hay “una explícita y consciente decisión política” de no invertir en la construcción de conocimiento sobre temas de seguridad. Esto quiere decir, explica, que no hay inversión productiva en materia de seguridad para ampliar las alternativas.

“Invertir en cajas de herramientas renovadas para las cuales se contrató a expertos o se enviaron expertos a algún lugar del mundo”, dice.

3. No necesitar saber. López Portillo explica que esto quiere decir que su resultado electoral parece que no crece o disminuye en función de su oferta en seguridad, aunque éste sea el problema más importante.

“Si el número de votos dependiera de la calidad de su oferta, no tengo duda de que los candidatos invertirían en ella”, afirma.

Pero no es así. “Los candidatos no hacen propuesta en seguridad porque no quieren, porque no lo necesitan y porque nunca ha habido un incentivo de calidad en la discusión de esas propuestas”.

Al parecer, los mexiquenses tendrán que esperar un sexenio más para esperar y exigir mejores ofertas en seguridad.

Relacionadas

Comentarios