Economía y FinanzasPara Entender

¿Por qué el boicot a empresas de EU es una pésima idea?

Las empresas norteamericanas se han vuelto empleadores cada vez más relevantes. De 2009 a 2014, el número de trabajos creció 33.2 por ciento.

30-01-2017, 6:30:48 AM

En los últimos días circuló en redes sociales una campaña llamada #AdiósStarbucks, como una forma de boicotear los productos y marcas estadounidenses en protesta por las amenazas de Donald Trump, que sugirió poner impuestos a las exportaciones mexicanas para pagar el muro fronterizo que quiere construir.

¿Por qué es una pésima idea tratar de boicotear empresas estadounidenses en México? Hay muchas razones, pero la más poderosa es que estas compañías emplean a 1.29 millones de personas en el país, de acuerdo con el Buró de Análisis Económico del Departamento de Comercio de EU, con datos de 2014.

Las empresas norteamericanas se han vuelto empleadores cada vez más relevantes. De 2009 a 2014, el número de trabajos creció 33.2 por ciento.

Fuente: BEA

Sí, la animadversión de los mexicanos hacia Donald Trump es grande y es producto de su retórica agresiva contra el país. Pero si se boicotean las empresas de Estados Unidos en realidad pasaría lo que Trump quiere, que los empleos salgan de México.

Entonces, ¿qué se puede hacer? Lo que necesita el país es crear más empresas, atraer más capital y que exporten cada vez más. Aquí te explicamos por qué.

Dependencia en trabajos y productos

Las compañías norteamericanas representan una fuente importante de empleo formal en el país. Estos equivalían al 7.4 por ciento total de los 17.2 millones de trabajos registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en 2014.

Las ventas de estas multinacionales en México también van a la alza. En seis años han subido de 51.2 por ciento, de 167,483 millones de dólares (mdd) a 253,399 mdd.

Fuente: BEA

En 2014, estas empresas pagaron 21,342 millones de dólares en sueldos y compensaciones. Después de pagar impuestos, sus utilidades fueron de 21,874 mdd.

Además, boicotear los productos y servicios estadounidenses es casi imposible, debido a la alta dependencia de México en estos, desde energéticos hasta alimentos.

Pemex importa más de la mitad de los combustibles que se consumen en México, de acuerdo con datos de la compañía, mientras que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) también usa buena parte de gas natural de EU para producir energía electrica.

México es el tercer destino de las exportaciones agrícolas de Estados Unidos, que entre 2009 y 2016 totalizaron 137,000 millones de dólares (mdd), de acuerdo con datos del Departamento de Agricultura estadounidense.

Te puede interesar: Maseca subirá precio de harina de maíz por dólar y gasolinazo

Cuidar los empleos

Algunas empresas y organismos han respondido a estos mensajes que alentan un boicot, alertando de la potencial pérdida de empleos en México.

Grupo Alsea, empresa mexicana y operadora de la marca Starbucks, dijo en un comunicado que tienen 560 tiendas en 60 ciudades de México, lo que representa una inversión de alrededor de 5,000 millones de pesos (mdd) y 7,000 empleos.

Además, resaltó que sus tiendas ayudan al consumo de productos mexicanos en todo el mundo. “Gracias a la alta calidad del café mexicano, en las tiendas Starbucks alrededor del mundo se consumen granos de café arábica provenientes de Chiapas.”

Por su parte, la Cámara de Comercio de Estados Unidos en México (American Chamber), dijo que es necesario proteger los empleos que generan las empresas estadounidenses para las familias mexicanas.

“Estas empresas cumplen con la ley, brindan seguridad social, pagan impuestos e invierten en desarrollo de talento, investigación e innovación en nuestro país, lo que se traduce en mejores condiciones de vida para millones de mexicanos y sus familias”, dijo en un comunicado el organismo que agrupa a 1,400 empresas de EU con operaciones en México.

Crear más empresas, la solución

Tratar de boicotear empresas foráneas que generan empleos, pago de impuestos y flujo de efectivo sólo empeoraría la situación en el país. ¿Entonces qué se puede hacer? Hay una solución que lleva más tiempo que una protesta, pero a largo plazo trae más beneficios: crear más empresas.

“El universo de empresas mexicanas que exportan es muy limitado si lo comparamos con las 5 millones de unidades económicas que hay en el país, muchas microempresas, varias de ellas informales”, dice José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), como una forma de depender menos de la inversión extranjera.

México es un mercado atractivo y con la creación de empresas, aumenta la competencia y la oferta de productos y servicios para las personas e inclusive aumentar las exportaciones de productos mexicanos.

“Las trasnacionales han venido a México para usarlo de plataforma exportadora. Eso tiene que cambiar”, dice el directivo.

 

Relacionadas

Comentarios