Estilo de VidaHistorias

Belem Do Pará, puerta de la amazonia

Las calles y plazas públicas de esta atractiva y recién renovada ciudad sudamericana se extienden hasta el límite de la selva.

05-01-2009, 5:00:00 PM
Belem Do Pará, puerta de la amazonia
Estilo Hoy

Cerca del río Guamá, decenas barcos cargados de pescado, açaí, bacuri, cupuaçu y otras frutas típicas de la tierra abastecen de colores el Ver-o-Peso, el mercado al aire libre más grande de toda América Latina, donde predomina el comercio informal de hierbas medicinales y condimentos. En una especie de renacimiento cultural, Belém brilla con sus museos, iglesias y pequeños palacios restaurados recientemente.


Aires de renovación 
Estação das Docas es un enorme complejo dedicado a la cultura y el entretenimiento, donde hay cines, tiendas, galerías de arte, heladerías y la cervecería Amazon Beer, cuya estrella principal es la cerveza de bacuri, fruta de la región amazónica.


No lejos de ahí, museos, una iglesia y una inmensa plaza revitalizan un conjunto de edificios de los siglos XVII y XVIII; destaca el museo de arte sacro, el más importante del país en piezas religiosas. En la misma área, está un centro dedicado al arte contemporáneo brasileño; ahí queda también el restaurante Bar das 11, punto de encuentro de la élite de Belém. La boletería del teatro de la Paz, se transformó en el Bar do Parque, abierto las 24 horas al día.


Vale la pena recorrer los senderos del Parque Zoobotânico Emílio Goeldi, donde encuentran protección más de 800 especies de plantas amazónicas nativas y 600 especies de animales.


Marajó
En las calles de Marajó, se escucha música mientras la gente baila carimbó, brega y otros ritmos locales. La Playa del Pesqueiro, es ideal para pasear por la temperatura tibia del agua y sus grandes olas; aquí los productos de cuero de búfalo seducen a los visitantes. A partir de Soure, un trayecto en balsa sobre el río Paracauari conduce hasta un poblado llamado Salvaterra, donde se encuentran otras dos hermosas playas: Praia Grande y Água Boa.


La mayor belleza de Marajó está fuera de sus áreas urbanizadas, en las múltiples rutas de los ríos y brazos de mar que llegan hasta algunos manglares y partes de la selva que no han sido tocadas por el hombre.


En los restaurantes de Marajó se sirve carne de búfalo con queso marajoara, blanco y suave; los animales tiran las carretas donde se transporta la gente; en las haciendas son montados por los turistas… Marajó está lleno de sorpresas.


Restaurantes


DOM GIUSEPPE
www.domgiuseppe.com.br


RESTAURANTE LÁ EM CASA
www.laemcasa.com


REMANSO DO PEIXE
Travessa Barão do Triunfo, 2590, casa 64, Marco, Belém

Relacionadas

Comentarios