Empleo y talentoPara Entender

De becarios a promesas: Así es como Carlos Slim crece a sus talentos

Trabajar para el hombre más rico de México puede ser más sencillo de lo que se piensa, y uno de los caminos es su Fundación, que tiene un proceso para hacer crecer a sus integrantes.

11-08-2017, 11:35:22 AM
carlos slim fundacion

MediPrint y Bussi Mobility son dos empresas que estuvieron en el Centro de Tecnología e Innovación (CTIN) de la Fundación Carlos Slim. Ahora han sido seleccionadas para la segunda generación de MassChallenge México. MediPrint desarrolla dispositivos médicos personalizados con tecnología de impresión 3D y Bussi Mobility es una app que ofrece un servicio ejecutivo de camionetas para trasladar a personas de casa al trabajo.

El Centro de Tecnología e Innovación (CTIN) abrió en 2011 y surge a raíz de Aldea Digital, un evento de tres semanas que se realiza cada año en el Zócalo de la Ciudad de México y en donde se imparten talleres y conferencias sobre tecnología e innovación de manera gratuita.

Lorena Guevara, coordinadora del Centro de Tecnología e Innovación (CTIN), comenta que fueron detectando la gran fortaleza del centro.

“Más allá de ser un espacio donde los chicos puedan convivir para crear proyectos de emprendedurismo, nuestro enfoque es generar talento”.

Por ejemplo, han tenido muchos casos de diseñadores que salen del centro sabiendo programar o programadores que aprenden a diseñar. O mercadólogos que se ponen a hacer mecatrónica y mecatrónicos que conocen cosas de Ciencias de la Comunicación. “Algunos encuentran su verdadera vocación o simplemente forman perfiles integrales que resultan muy interesantes para el ámbito laboral o de emprendimiento”.

De becarios a ejecutivos

Hilda Marmolejo entró al Centro de Tecnología e Innovación (CTIN) en 2014 como becaria y después de un año fue contratada por Fundación Carlos Slim. Hilda se encargaba de la estrategia de marketing digital. Actualmente, es productora de videos de historia, arte y cultura para la plataforma educativa aprende.org de la misma fundación. “Les recomiendo involucrarse en lo que hace el CTIN. Es una experiencia muy buena, tanto a nivel personal como profesional”, comparte Hilda.

El CTIN es una gran oportunidad para que mientras estás estudiando puedas participar en proyectos y poner a prueba tus habilidades; así como construir un perfil mucho más completo porque los becarios se involucran en todos los aspectos de un emprendimiento. “Realmente estar aquí equivalente a dos años de experiencia en una empresa”, asegura la coordinadora del CTIN.

Del 95 al 98% de los CTINEROS vienen de escuelas públicas, la mayoría del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Uno de cada cinco becarios hoy trabajan en empresas de Grupo Carso como América Móvil, Fundación Telmex, Uno TV, Claro Shop, Sanborns e Inmuebles Carso. En áreas como redes sociales, ventas, diseño web, creación de software y hardware, etc. En total Grupo Carso ha contratado a 140 becarios.

Cómo es el proceso

El CTIN tiene una convocatoria que está abierta todo el año. En este momento, solamente reciben estudiantes de carreras relacionadas a programación (ingenierías) y también diseño gráfico, industrial o web enfocado a experiencia de usuario. Estas son los dos perfiles que ahora están reclutando.

Entra a la página oficial y llena la convocatoria. Tienes que hacer unas pruebas psicométricas en línea y si las pasas te llamarán para una entrevista con Lorena Guevara, coordinadora del CTIN y Madai Millán, encargada de Recursos Humanos. Después de esa cita se decide si ingresas o no. Al ser aceptado te integras de manera inmediata.

Todos los meses se evalúa el desempeño de los becarios. Tienen que cumplir 30 horas semanales de lunes a viernes, mismas que pueden distribuirlas como quieran. ¿Por qué piden 30 horas? “El espacio se creó para que haya convivencia. Así se enriquece el talento de cada uno de los chicos”, expresa Guevara. Por eso, les piden que estén en el centro para que ellos compartan su conocimiento y también lo puedan absorber.

La formación que reciben los becarios es la siguiente. Por un lado, el centro ha sido visitado por speakers como Carlos Slim Domit, presidente de América Móvil, Evan Spiegel, fundador de Snapchat, Lila Ibrahim, CEO de Coursera, Salman Khan, creador de Khan Academy, Noam Bardin, CEO de Waze o Arturo Elías Ayub, uno de los tiburones de Shark Tank México. Por otro lado, los chicos tienen mentores en diferentes disciplinas. Aunque la mayor capacitación es colaborativa. Entre ellos mismos se enseñan y dan clases en los temas que dominan.

Eso es parte de lo que evalúan en CTIN. ¿Cuál ha sido tu desempeño? ¿Has estado presente en el centro? ¿Has enseñado a otros? Todo esto es importante para ver si renuevan la beca o no. La estancia promedio es de un año, aunque puede prolongarse hasta dos años que es lo máximo que tenemos recomendado.

Los chicos que tienen excelente desempeño son contratados por las empresas del Grupo en cuanto terminan su carrera. Siempre les dicen en CTIN: “Tú tienes que destacar, ya sea porque enseñas mucho a los demás o porque eres el mejor en algo”. Si no estás brillando es mala señal. Así que, si no quieres preocuparte porque te van a dar de baja la beca, participa y comparte lo que sabes.

“Si nosotros identificamos quién eres, significa que estás sobresaliendo. Porque cuando eres bueno le llegas a los oídos de las personas, aunque seas muy serio o calladito”, dice Lorena Guevara, coordinadora del Centro de Tecnología e Innovación (CTIN), que abre los 365 días al año, las 24 horas.

Este texto fue escrito originalmente en Entrepreneur, con quien Alto Nivel tiene una alianza de intercambio de contenidos.

Relacionadas

Comentarios