Estilo de VidaHistorias

Barton Seaver, cuida el medio ambiente

El chef estadounidense no sólo se encarga de deleitar a sus comensales, también participa activamente en campañas para proteger el ecosistema. Conócelo.

08-02-2010, 5:00:00 PM
Barton Seaver, cuida el medio ambiente
Estilo Hoy

La vida del chef Barton Seaver se asemeja más bien a una novela de aventuras que a las experiencias clásicas que rodean la existencia de un cocinero de fama mundial. En su loca y amplia trayectoria, que contrasta con su juventud, Seaver ha estado al frente de los más importantes restaurantes de Washington, entre ellos el Blue Ridge, con el que ganó el premio al chef del año 2009 en Estados Unidos.


Entre sus principales platillos destaca el pastel de pollo salpicado con galletas y dulces buñuelos de papas fritas con mostaza de miel, que se pueden degustar en el Blue Ridge, excelente y vanguardista restaurante, acorde con las capacidades de Barton.


Pero no sólo por sus delicias es reconocido este aventurero de la cocina. Sus trabajos en apoyo a la sustentabilidad en la cocina, en especial con los productos del mar y la pesca, que dio a conocer en el restaurante Hook en Georgetown, le han valido el reconocimiento internacional y un prestigio para competir con los mejores.


Este esfuerzo lo llevo dirigir la Seafood Choinces Alliance, programa que apoya la preservación de los océanos y actualmente es socio del Instituto Océano Azul. Esta organización busca vincular a la comunidad que apoya el respeto por el medio ambiente, con los problemas reales, en busca de aplicaciones y sofisticados platos que además tengan el valor agregado de una ética ecológica.


Como si no fuera suficiente, el incansable y complejo chef se da tiempo para desempeñar actividades en el programa Océano Ahora, de la National Geographic Society, con la intención de influir en las prácticas de las grandes corporaciones y los consumidores hacia un mundo más responsable y sostenible. En Washington es miembro del Consejo de Alcaldes sobre la nutrición, donde diseña una política de bienestar para los residentes del distrito.


Un hecho que lo marcó fue el viaje que realizó a Marruecos, país en el que aprendió los métodos de pesca sustentables y aprendió de las comunidades cuyo progreso está directamente ligado al mar, llegando a la conclusión de que la sustentabilidad no sólo es un tema ecológico, sino una cuestión humanitaria.


Todos quienes lo conocen coinciden en que su trabajo va más allá de la cocina y la sustentabilidad y que comprende cuestiones socieconómicoas y culturales. Es por ello que a nadie asombra que participe entusiastamente en la DC Central Kitchen una organización que lucha contra el hambre a través de la capacitación de quienes la padecen.


En sus horas de descanso comparte con su esposa y sus dos gatos. Todo un maestro, que no piensa sólo en el deleite de sus comensales, sino que agrega la preocupación por temas que pueden marcar la diferencia entre progreso y fracaso y que convierten a Barton en un modelo a imitar.

Relacionadas

Comentarios