Economía y FinanzasLo Último

Banxico gastó 2,000 mdd para mitigar (sin éxito) caída del peso

El peso mexicano inició el 2017 con una pérdida de 2.3 por ciento; depreciación es inevitable, dice la OCDE.

10-01-2017, 1:12:13 PM
banxico-gobierno
Reuters Fachada del edificio de Banxico.

El Banco de México (Banxico) usó 2,000 millones de dólares (mdd) de las reservas internacionales durante la primera semana de 2017, para tratar de contrarrestar la depreciación del peso frente al dólar, aunque no evitó que la moneda mexicana se devaluara 2.3 por ciento frente al billete verde.

Del 2 al 6 de enero, el banco central vendió 2,000 mdd directamente al mercado, conforme a la determinación de la Comisión de Cambios, según el estado de cuenta de Banxico, publicado hoy martes.

El peso mexicano inició el 2017 con una pérdida de 2.3 por ciento, en una semana en la que Ford canceló una inversión de 1,600 millones de dólares en el país, el ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, fue nombrado canciller y el Banco de México subastó dólares para tratar de contener el avance de la divisa norteamericana.

Como resultado de estas ventas, las reservas internacionales bajaron a 174,726 millones de dólares, lo que significó una reducción semanal de 1,816 mdd, según el Banco de México.

El peso mexicano se hundía el martes a un nuevo mínimo histórico de 21.67 por dólar ante una persistente incertidumbre en torno las políticas que emprendería el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ofrecerá el miércoles una conferencia.

En ventanillas bancarias, el billete verde se vendía a 22.15 en Scotiabank, 21.98 en BBVA Bancomer, 21.95 en Citibanamex y Santander.

Depreciación es inevitable: OCDE

Consultado sobre la depreciación del peso y las intervenciones que hizo la semana pasada Banxico, por 2,000 millones de dólares para frenar la caída de la moneda, el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría opinó que la actuación de la entidad ha sido responsable.

No obstante enfatizó que el país no puede gastarse las reservas internacionales en combatir la depreciación del peso, la cual atribuyó a la caída de los precios internacionales del petróleo, a la incertidumbre mundial y a la que ha generado la próxima administración en Estados Unidos.

Es previsible e inevitable que se vaya depreciando (el peso) en virtud de estas presiones”, dijo en una conferencia conjunta con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

El peso mexicano cayó un 20 por ciento en 2016 y un cuatro por ciento frente al dólar en lo que va del 2017.

Con información de Reuters.

Relacionadas

Comentarios