Economía y FinanzasLo Último

Banxico aún guarda una última bala para defender al peso

El banco central aún puede hacer otro incremento de tasas para mantener la recuperación del peso mexicano frente al dólar desde que Trump asumió la presidencia.

26-02-2017, 8:10:54 AM
agustin_carstens-3
Notimex Agustín Carstens dejará su cargo en el Banco de México hasta noviembre de 2017.

 

El jefe del banco central de México, Agustín Carstens, dijo que las coberturas cambiarias, recientemente anunciadas para respaldar al peso, no son suficientes para saber si la entidad va a tomar alguna decisión de política monetaria, como otro incremento de tasas de interés.

El pasado 9 de febrero, el banco central subió la tasa de interés 50 puntos base hasta 6.25 por cient. Fue la sexta vez que Banxico sube los tipos de interés desde 2016. En febrero del año pasado estaba en 3.25 por ciento y ahora se encuentra 300 puntos base más alta.

Esta semana, el banco central anunció que ofrecerá coberturas cambiarias liquidables en moneda nacional, en un programa de hasta 20,000 millones de dólares que busca propiciar un funcionamiento más ordenado del mercado tras la fuerte depreciación del peso, pese a que la moneda mexicana se había recuperado de las pérdidas tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales.

Te puede interesar: Banxico saca la artillería pesada para proteger al peso

Carstens dijo que mayor estabilidad y un mejor comportamiento de los mercados cambiarios pueden restar presiones inflacionarias a la economía.

El banco central de México publicó el viernes en el Diario Oficial las reglas para las subastas de coberturas cambiarias liquidables en moneda nacional, un programa que busca propiciar un funcionamiento más ordenado del mercado tras la fuerte depreciación del peso.

El anuncio, hecho esta semana por la Comisión de Cambios, derivó en una apreciación del peso, que perfilaba un ganancia semanal acumulada de más de 3.0 por ciento tras haber tocado su mejor nivel desde el día posterior al triunfo de las elecciones presidenciales de Donald Trump en noviembre

Las coberturas tendrán un plazo no mayor a 12 meses y la primera subasta se llevará a cabo el 6 de marzo por un monto de hasta 1,000 millones de dólares.

La ventaja de este instrumento, poco usual en la política monetaria de Banxico, es que pagará sólo la diferencia en pesos a los bancos que hayan comprado coberturas al tipo de cambio pactado, por lo que este mecanismo no tendría que impactar en las reservas internacionales del banco central.

Relacionadas

Comentarios