HistoriasNegocios

AT&T-Time Warner: nuevo dolor de cabeza de Azcárraga y Slim

La compra de Time Warner por parte de AT&T mete en severos problemas a Televisa y a América Móvil, ya que contaría con ofertas en varias plataformas y sería el nuevo gran competidor de medios y telecomunicaciones.

04-11-2016, 9:03:50 PM
AT&T-Time Warner: nuevo dolor de cabeza de Azcárraga y Slim
Darinka Rodríguez

Un nuevo gigante de las telecomunicaciones y medios viene a darle un nuevo dolor de cabeza a multimillonarios mexicanos: Carlos Slim, propietario de América Móvil y Emilio Azcárraga, dueño de Televisa observan el nacimiento del nuevo AT&T-Time Warner, pues su consolidación podría afectar sus negocios en México y América Latina.

El acuerdo fue cerrado el pasado 22 de octubre entre ambas empresas por un monto de 85,400 millones de dólares, una de las transacciones más grandes entre empresas. Esta operación aún está pendiente de la aprobación del Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) donde evaluarían su impacto en términos de competencia o lesiones a los intereses de los consumidores.

Este acuerdo podría no llevarse a cabo, sin embargo, cuando Donald Trump asuma la presidencia de Estados Unidos. En un acto de campaña el pasado 22 de octubre, el aún candidato dijo que no permitirá esta fusión porque “es mucha concentración de poder en muy pocas manos”, señaló.

Los expertos indican que esta fusión sí se daría debido a que implica un gran impulso a una empresa estadounidense. “Las autoridades norteamericanas lo van a autorizar pues le dará a una empresa norteamericana un liderazgo ejemplar con presencia en varios mercados”, señala en entrevista Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy & Law para América Latina.

Son varias las implicaciones de esta transacción, que eventualmente tendrían un impacto en el mercado mexicano por la presencia de AT&T en México.

El tamaño del negocio

Por el volumen, número de marcas y medios involucrados, se trata del nacimiento de un nuevo gigante en la industria de telecomunicaciones y producción de contenidos.

Time Warner posee varios canales de televisión, como CNN, HBO y TNT, por mencionar algunos, revistas como TIME y Fortune además de varias divisiones de producción de cine como Warner Bros y New Line Cinema.

Por su parte, AT&T es uno de los principales operadores móviles de Estados Unidos y en 2014 adquirió a Nextel y Iusacell para convertirse en el tercer operador móvil de México.

Según su reporte de resultados al tercer trimestre de este año, ya cuenta con 10.7 millones de líneas, siendo el operador que más ha crecido desde la reforma en telecomunicaciones, aumentando sus ingresos un 13 por ciento comparado con el año anterior.

Adicionalmente, AT&T adquirió en 2014 a DirecTV, con lo que tiene presencia en el mercado de televisión de paga en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, Venezuela y posee el 41 por ciento de Sky México, cuya participación mayoritaria es de Grupo Televisa, de Azcárraga.

Televisa y América Móvil vs AT&T

América Móvil, propiedad de Carlos Slim espera pacientemente la posibilidad de brindar contenidos, tal como lo haría AT&T con Time Warner si las autoridades americanas aprueban la fusión.

Durante la llamada con inversionistas para dar a conocer los resultados del tercer trimestre en 2016, Daniel Hajj, CEO de América Móvil, reconoció que esta compra va a ser muy importante en el futuro, por lo que buscarán la posibilidad de brindar contenidos en México. Las medidas impuestas a la empresa de Carlos Slim tras la reforma en telecomunicaciones, actualmente le impiden dar este servicio.

“En México creemos que el contenido es importante, tenemos algunas cosas en Colombia, estamos haciendo algunas cosas en Brasil. También tenemos Uno TV en México. Así que creemos que el contenido va a ser muy importante”, dijo Hajj a sus inversionistas.

De acuerdo con especialistas, la entrada de AT&T y Time Warner en el terreno de contenidos pondría en aprietos a Televisa y América Móvil. En el primer caso por la participación con la que cuentan en Sky y la competencia que implicaría y en el segundo caso por el impedimento que cuentan en materia regulatoria.

En principio se ve que puede generar nuevas ofertas para los consumidores en México y que pueda disminuir la preponderancia de las dos empresas declaradas por el regulador (Televisa y América Móvil), es positiva la llegada de este jugador”, indica Miguel Flores Bernés, abogado experto en competencia y ex comisionado de la Comisión Federal de Competencia.

Según un análisis de The Competitive Intelligence Unit (CIU), la inversión que AT&T ya realiza en infraestructura para brindar internet de Quinta Generación (5G) lo colocarían a la cabeza de la competencia y siguiendo la pelea que ya tienen empresas como Netflix y Televisa por el mercado de contenidos en México.

“Esta integración basa su lógica en que el rey es contenido y la reina es la infraestructura y ambos constituyen el maridaje perfecto. Asimismo, reconoce que en la actualidad la distribución de contenidos, especialmente de video, obtiene un mayor alcance a través del móvil, al igual que identifica que el futuro de las telecomunicaciones está basado en la provisión de servicios móviles óptimos y de calidad”, comenta Ernesto Piedras de The CIU.

Por su parte, Negrete comenta que los efectos de esta fusión, una vez aprobada por las autoridades estadounidenses llegarían a México entre seis y diez meses, lo cual crearía una nueva competencia en contenidos, en primera instancia con Televisa.

“Sabremos si AT&T continúa siendo socio de Televisa o crea su propia infraestructura de competencia, yo creo que será el segundo caso y que daría pie a que América Móvil pueda defenderse y que Telefónica Movistar pueda participar, pues no tiene presión competitiva para dar valor adicional a sus redes”, indica.

Presión a otras empresas

En ese sentido, Telefónica Movistar adquiere una presión adicional para brindar contenidos o mayor velocidad a sus redes. De acuerdo con su tercer informe de resultados financieros, en México han tenido pérdidas por alrededor de 30 por ciento en ingresos, mientras que en materia de velocidad de redes, el informe de Open Signal los ubica en último lugar.

“Nos debería de preocupar si otras empresas no pueden reproducir ese modelo, Telefónica es una empresa multinacional que podría también innovar y subirse al tren de la convergencia, si no lo hace, habrá otras que sí lo harán siempre y cuando no haya protección regulatoria para algún jugador en el mercado”, comenta Flores Bernés.

Hasta mediados de este año, Telcel de América Móvil sigue siendo el principal operador móvil con 66.4 por ciento de las líneas y AT&T ya cuenta con el 9.1 por ciento del mercado, creciendo 0.7 por ciento en tres meses, según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT)

De aprobarse la fusión entre AT&T y Time Warner, la competencia en el sector sería no sólo por ver quién brinda el mejor contenido, sino también quién provee la red más rápida para acceder a ellos, lo que colocaría el mercado en una nueva etapa de competencia a los tres principales operadores en el país.  

Relacionadas

Comentarios