Lo ÚltimoNegocios

Así es como Wall Street financia al gobierno de Maduro en Venezuela

Goldman Sachs y Nomura compraron bonos por 2,900 millones de dólares respaldados en la petrolera estatal venezolana. El gobierno de Maduro busca vender 5,000 millones más a fondos de inversión.

06-06-2017, 2:42:52 PM
Reuters. Pancarta en protesta contra Goldman Sachs por financiar a gobierno de Venezuela.

 

El gobierno socialista de Nicolás Maduro busca financiamiento en bancos y fondos de Wall Street para sostener a su gobierno y economía, sumida en una profunda crisis y con una inflación galopante que rebasa los tres dígitos.

El banco estadounidense Goldman Sachs y el grupo financiero japonés Nomura compraron en mayo 2,900 millones de bonos respaldados en Petróleos de Venezuela (PDVSA), un movimiento que fue criticado por la oposición venezolana, que acusan a estas entidades de financiar a una dictadura.

Este hecho es motivo de preocupación para el gobierno de Estados Unidos, incluido el presidente Donald Trump. “Estamos preocupados por cualquier acción que provea oxígeno al status quo”, dijo a Reuters uno de los funcionarios hablando bajo condición de anonimato. “Preferiría que no se hiciera”, agregó.

El Banco de Venezuela, controlado por el Estado, estaría ofreciendo 5,000 millones de dólares en bonos al 2036 entre fondos de Wall Street con un descuento de hasta un 80 por ciento, dijeron el martes a Reuters un diputado opositor y un operador financiero.

La oferta es parte de las negociaciones de funcionarios del gobierno socialista para levantar dinero fresco que sostenga a una economía en crisis, con la venta de bonos, lingotes de oro y participación accionaria en proyectos petroleros.

Los títulos, que están en manos del banco estatal desde su emisión a fines de 2016, se habían ofrecido a principios de mayo al banco estadounidense Goldman Sachs, pero la entidad rechazó la operación, dijeron a Reuters fuentes del sector financiero.

“En Nueva York ahora se los están ofreciendo a fondos y no a grandes bancos, con un descuento de hasta 80 por ciento”, dijo el diputado opositor Ángel Alvarado, parte de un equipo que busca frenar el financiamiento extranjero al Gobierno socialista.

“Siguen rematando los activos”, agregó.

Goldman Sachs y Nomura compraron en mayo -con un descuento de hasta un 70 por ciento- unos 2,900 millones de dólares en bonos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) a través de intermediarios, confirmó la entidad estadounidense y fuentes cercanas al banco japonés.

Las operaciones recibieron críticas del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, que acusa a los bancos de financiar a un “dictador”, y de elevar los riesgos reputacionales y legales del país petrolero.

Incluso la Casa Blanca estaría preocupada por la decisión de las entidades de dar “oxígeno” al gobierno venezolano.

El Banco de Venezuela también busca vender los papeles que posee a través de intermediarios, entre ellos la firma Haitong Securities, con sede en Hong Kong, que coordinó la emisión de los títulos en 2016, dijo una fuente financiera en Nueva York, familiarizada con las ofertas.

Analistas y operadores creen que Venezuela no ha conseguido colocar los papeles hasta ahora, porque fueron emitidos en físico y no se pueden intercambiar de forma electrónica.

“Bonos similares al 2036 cotizan en el mercado entre 35 y 38 por ciento”, apuntó la fuente. “Pero los están ofreciendo a 20 por ciento porque los títulos no han sido desmaterializados y requieren de un banco con la infraestructura para ese proceso”.

 

Ayuda a un gobierno “dictatorial”

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela -liderada por la oposición-, acusó a Goldman Sachs de estar ayudando al régimen “dictatorial” que existe en el país.

En una carta al presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, Borges dijo que el Congreso abrirá una investigación sobre la operación y que recomendará evaluar si un próximo Gobierno debe “reconocer o pagar” esos bonos.

Eliot Engel, un demócrata de alto rango en la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, instó a Trump el viernes a condenar la compra de bonos por parte de Goldman Sachs.

La administración Trump, que tiene a varios exejecutivos de Goldman Sachs en posiciones de alto rango, no ha hecho comentarios oficialmente sobre el asunto.

El Gobierno de Maduro asegura que Estados Unidos y la oposición venezolana están intentando derrocarlo.

La estrechez de la economía venezolana, acentuada por los bajos precios del petróleo, ha vuelto al Gobierno más dependiente de acuerdos financieros o ventas de activos.

Venezuela, atrapado entre la crisis y la violencia en las calles

Relacionadas

Comentarios